Features

Laos sin salida al mar, salida por tierra - Estudio de caso sobre los beneficios del comercio Sur-Sur para un país menos adelantado

11 julio 2011
ITC Noticias

Al replantearse su política comercial, Laos demostró que los países en desarrollo, sobre todo los menos adelantados (PMA), deben reposicionarse para sacar ventaja de los mercados emergentes. País sin salida al mar, el potencial de comercio internacional de Laos se vio obstaculizado por la falta de integración con los sistemas de comercio regionales y mundiales. Pero gracias a un nuevo interés por el comercio con otros países de la subregión, ahora puede prosperar transformándose en un país con salida por tierra. 

Laos adoptó una economía orientada a los mercados y antes de la crisis económica mundial registró tasas de crecimiento satisfactoriamente altas, pues logró atraer inversión extranjera y aumentar las exportaciones a mercados regionales y lejanos. Mientras que otros países tendieron a concentrarse en asociaciones comerciales con países desarrollados e ignorar los mercados regionales y emergentes, Laos se percató de su buena posición para aprovechar su proximidad geográfica con los mercados emergentes.

Ahora bien, a fin de impulsar y sostener un alto crecimiento es imperativo que Laos se integre en los sistemas de comercio regionales y mundiales. Además de ser miembro de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN) y la Zona de Libre Comercio de esta última, ya solicitó la adhesión a la OMC. Poniendo el énfasis en la necesidad de desarrollar el sector privado para estimular las inversiones y aumentar las exportaciones, Laos aplica una estrategia de integración regional de país con salida por tierra para crear un mercado y una base de producción favorables a los demás países miembros.

En el contexto de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y su imperativo estratégico para dejar de ser un PMA en 2020, la estrategia ya benefició a la economía del país mediante el aumento de las exportaciones, la inversión extranjera directa, la asistencia oficial al desarrollo, el desarrollo del sector privado y el turismo. También adoptó los conceptos de cadenas de suministro regionales y mundiales, pero a pesar de todos esos esfuerzos, la realidad empresarial sigue siendo difícil. El impacto de la crisis financiera mundial, las barreras al comercio y la competencia acrecentada forman parte de las dificultades con que tropiezan los empresarios locales. El debilitamiento del dólar y el relativo fortalecimiento de la moneda nacional también supusieron cierto riesgo financiero para los exportadores y en particular para las pequeñas y medianas empresas (PYME).

A la luz de esta situación, es preciso que las instituciones de apoyo al comercio y las comunidades de desarrollo respalden a las PYME para que se integren en las cadenas de valor regionales y mundiales. Puesto que todavía quedan por establecer la red empresarial y la cadena de suministro, facilitamos y promovimos las inversiones de países vecinos. También aplicamos una política de creación y retención de valor porque en el ámbito del desarrollo de las exportaciones es preciso pasar del nivel cuantitativo al cualitativo. Laos no puede seguir dependiendo de la explotación y exportación de sus recursos naturales y debe industrializar a partir de los mismos.

Desde la perspectiva de la macrogestión, es más fácil hablar de esa política que aplicarla. Los inversores extranjeros buscan ampliar sus negocios en términos de integración vertical. De ahí que materias primas de Laos, sobre todo minerales y madera, se exporten a países vecinos para industrias de procesamiento. En el caso de la madera, el problema se complica porque países como China, Tailandia y Viet Nam son grandes importadores a raíz de sus avanzadas industrias de procesamiento de la misma. En Laos, los esfuerzos para prohibir la exportación de madera son objeto de controversia entre el argumento de que lo mejor es adoptar prohibiciones y forzar el desarrollo de la industria nacional de procesamiento de la madera y el argumento de que más vale sacar ventaja de los ingresos de exportación, especialmente en la fase inicial de acumulación de capital del país. La constante exportación de madera con escasa creación de valor perjudicó al sector local de procesamiento de la misma que se resiente de la insuficiencia de materia prima y cuya capacidad de aserrado supera el suministro de madera. En dicho sector también preocupa la falta de fuentes de financiación, mano de obra especializada y mercados para los productos de madera procesada.

Las oportunidades de ayudar a las PYME para que asciendan en la cadena de valor exigen que las instituciones de apoyo al comercio, las comunidades de desarrollo y las empresas piensen y actúen diferentemente. Sobre todo en lo que se refiere al mejor uso de los recursos naturales locales. Laos adoptó un método holístico creando un clima de inversión más favorable en términos de infraestructuras, marcos jurídicos e incentivos económicos y financieros. Es preciso que las organizaciones de promoción y apoyo al comercio elaboren programas más centrados y especializados en ayudar a las PYME exportadoras. Una forma de reducir el riesgo consiste en diversificar productos y mercados. El desarrollo de mercados regionales, principalmente a través del comercio Sur-Sur, ofrece el potencial de explotar la proximidad geográfica; además, las normas de producción son menos estrictas y los obs- táculos comerciales menores. La región asiática demostró su resiliencia y rápida emergencia en términos de crecimiento económico a pesar de la reciente recesión económica mundial. Laos tiene la ventaja de ser una economía pequeña rodeada de un inmenso y creciente mercado, pero aún tiene que abordar asuntos tales como el acceso a la financiación del comercio y la información sobre marketing.