Features

Fomentar el crecimiento económico a través del comercio mundial

1 octubre 2013
ITC Noticias
Ayudar a los PED y los PMA a lograr un mayor acceso a los mercados mundiales gracias a mejoras logísticas.

La empresa de logística DHL, considerada como la más grande del mundo, conecta a proveedores con consumidores de todo el mundo. Nuestra experiencia empresarial nos ha demostrado la importancia de estas conexiones para el crecimiento económico, especialmente en los mercados emergentes. Pero, ¿cómo pueden acceder los PED y los PMA a las cadenas de valor mundiales? ¿Cuáles son las condiciones necesarias para que puedan beneficiarse de ellas? Y una vez que se han integrado en dichas cadenas de valor, ¿cuáles son las consecuencias para el futuro del comercio mundial?

El transporte y la logística son las principales ventajas competitivas, así como los facilitadores centrales del comercio internacional, ya que abarcan desde el transporte hasta la gestión de los almacenes, las aduanas y la seguridad. De ahí que la eficacia de las actividades de logística determine el nivel competitivo de las empresas individuales, y por tanto, de economías enteras, a nivel mundial. Los resultados del Índice de Conectividad Mundial de DHL de 2012 mostraron claramente que el rendimiento logístico de un país es un indicador clave de la intensidad con la que un país lleva a cabo las operaciones comerciales con el resto del mundo; esto se conoce como 'profundidad comercial': un aumento en la profundidad comercial da lugar a un aumento en el nivel de prosperidad del país.

La importancia del papel que desempeña el comercio en el desarrollo económico de un país resulta evidente en países como Viet Nam. Entre 1989 y 2011, el PIB per cápita pasó de $EE.UU. 94 a $EE.UU. 1.400. Este aumento se debe principalmente a la liberalización de políticas comerciales, como la eliminación de las restricciones sobre los productos básicos que las empresas pueden exportar, así como a la supresión de las cuotas de importación. La adopción de una serie de acuerdos comerciales multilaterales, como el que tiene con la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental, y una cooperación más estrecha con la OMC, han contribuido al crecimiento económico de Viet Nam y ayudado a atraer inversiones extranjeras.

Sin embargo, para fomentar el crecimiento económico a través del comercio, los países necesitan una logística eficiente, lo que depende de las políticas, las inversiones y los servicios públicos. Los gobiernos desempeñan un papel decisivo para crear una infraestructura fiable y desarrollar un régimen regulador para los servicios de transporte, así como diseñar y aplicar procedimientos de despacho de aduana eficaces. Los gobiernos nacionales pueden facilitar el comercio a través de las inversiones en infraestructuras materiales, como puentes, carreteras y redes de comunicación; y en infraestructura de servicios, como la legislación, el sistema financiero, la sanidad o el bienestar social. Acciones como la aplicación de intervenciones estratégicas y sostenibles, la movilización de todos los actores en los sectores tradicionales y la participación del sector privado ayudan a los países a mejorar su rendimiento logístico. Si el gobierno realiza inversiones de acuerdo con ciertas prioridades y apoya la colaboración entre distintos países, los costes son más bajos; y las cadenas de abastecimiento mundiales, más eficientes, lo que beneficia a los consumidores.

El futuro parece prometedor: mientras que las multinacionales continúan expandiendo sus redes de producción internacionales, los PED y los PMA gozan de nuevas oportunidades para unirse al sistema de comercio mundial y obtener beneficios del mismo. A día de hoy, aplicar nuevas formas de cooperación multilateral con un objetivo más amplio podría ayudar a los PED y los PMA a conectar mejor con las cadenas de valor logísticas.