Stories

Estrategia de productores y expertos para el sector del ñame ghanés

1 mayo 2013
ITC Noticias

Cuando Salama Tulari vendía ñame en su tenderete junto a una carretera de Tamale y se preguntaba si algún día conseguiría dinero para ampliar su negocio, nunca imaginó que su voz contribuiría a formular la futura estrategia ghanesa para fomentar el sector del ñame.

Ahora, como participante de la estrategia ghanesa del ñame para el desarrollo rural, la Sra. Tulari ha unido su voz a las de centenares de otros agricultores y personas del medio rural que han dicho exactamente qué hace falta para mejorar la producción y comercialización del ñame y otros cultivos relacionados. El proyecto, que lleva a cabo el Gobierno ghanés en asociación con el ITC y el Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA), está elaborando la primera estrategia nacional de desarrollo sectorial en África Occidental para sistemas de producción de ñame y otros cultivos relacionados, con la implicación y el liderazgo de los interesados El Gobierno se propone dar un fuerte impulso a la comercialización y el valor añadido de la producción nacional. Ghana es el segundo productor mundial de ñame, después de Nigeria, pero solo exporta 30.000 toneladas de su producción total de 7 millones.

“Lo que más nos interesa es el valor añadido,” afirma Sarkodie Osei, exportador de ñame y miembro del Comité Coordinador, una plataforma público-privada responsable de la gestión y la implementación de la estrategia. Y añade que la amplia variedad de productos derivados conquistarán nuevos mercados en diferentes partes del mundo, a los que jamás pensamos que llegaría nuestro ñame fresco tradicional que exportamos actualmente.

La agricultura representa una tercera parte del PIB ghanés y da trabajo a más de la mitad de la población activa del país – de la que en el sector del ñame, el 70% son mujeres. El gobierno y representantes del sector privado pidieron al ITC y el IITA que diseñaran un plan, bajo la dirección de los interesados, que apoyara los esfuerzos para impulsar las exportaciones de ñame y abrir nuevos mercados.

El ñame es un ingrediente básico en la dieta de ghaneses y otros africanos de la región, que consumen el tubérculo cocido, frito o asado. También se utiliza en productos como helados, pasta, harina fina, cerveza, vino y cosméticos, y su almidón puede sustituir otros almidones modificados en procesos industriales La estrategia del ñame se centra no solo en la inocuidad alimentaria, sino también en la búsqueda de soluciones que permitan a la industria alimentaria de transformación incrementar sus ingresos y mejorar los medios de vida de las personas que intervienen en las distintas fases de la cadena de valor, añadiendo valor a este cultivo, en palabras de Antonio López, productor de ñame y miembro del IITA, con amplia experiencia en investigación agrícola para el desarrollo.

El enfoque que adopta el ITC en la elaboración de estrategias sectoriales consiste en involucrar al sector privado, no solo en la fase de consultas, sino también en la toma de decisiones, para asegurarse de que la estrategia aborda las necesidades reales, según afirma Hernán Manson, asesor del ITC en elaboración de estrategias y cadenas de valor. La estrategia del ñame se basa en la convicción de que es necesario escuchar a los agricultores, inversores y empresarios. Porque los integrantes del sector privado solo querrán asumir riesgos – financieros o de otro tipo – si creen tener buenas probabilidades de éxito, y el mejor modo de convencerles es pedir su participación en la formulación de las políticas, explica el Sr. Manson. En 2012, el Centro trabajó en la preparación de estrategias nacionales y/o sectoriales de nueve países, y aplicó esta metodología participativa.

Anthony Sikpa, Director Ejecutivo en funciones de la Federación de Asociaciones de Exportadores Ghaneses y Presidente del Comité Coordinador de la estrategia del ñame, dijo: “El sector público y el sector privado no siempre hacen buenas migas. En un comienzo hubo cierto recelo ante el temor a adentrarse en terreno conocido, pero la desconfianza desaparece poco a poco.”

En 2012 se organizaron en Ghana varios talleres que convocaron a agricultores, exportadores, compradores locales e internacionales, empresas transformadoras, IAC, agentes de aduanas, donantes, banqueros, representantes gubernamentales y centros de investigación. El principal objetivo era conocer los problemas que aquejan al sector del ñame y establecer prioridades, teniendo en cuenta aspectos como igualdad de género, medio ambiente y desarrollo rural. Los participantes marcaron objetivos, como profesionalizar la gestión de las asociaciones agrícolas, mejorar las estrategias de comercialización, explorar posibles vías para diversificar productos y mejorar el acceso a la financiación.

La dificultad de conseguir financiación es uno de los mayores obstáculos que impiden a los productores y comerciantes de ñame desarrollar todo su potencial, según afirma la Sra. Tulari, Y si bien es cierto que a todos los pequeños agricultores y comerciantes les cuesta obtener financiación, cree que los bancos se muestran especialmente estrictos con las mujeres.

La estrategia del ñame ghanesa pretende buscar una solución a estos y otros retos. Partiendo de las decisiones de los interesados adoptadas en los primeros talleres participativos, el Gobierno, el ITC, el IITA y el Comité Coordinador iniciaron estudios de viabilidad detallados basados en los mercados destinatarios reconocidos como prioritarios, y una investigación que examina el valor añadido, la logística, las zonas de producción y zonas piloto. Otras medidas posteriores a los talleres incluyen ensayos industriales y adaptación de posibles nuevos productos, movilización de recursos y negociaciones con asociados,y la formulación de un acuerdo con los socios sobre las modalidades y plazos de ejecución, y resultados.

“Hay un elemento humano incrustado en toda la estrategia,” afirmó el Sr. Manson. “No se trata solamente de conseguir buenas estadísticas, sino de crear la plataforma idónea, es decir, una auténtica asociación público-privada. Esto ayudará a asegurar la sostenibilidad, y su futuro estará en sus manos.”