Features

Defender el apoyo comercial para las mujeres empresarias

13 diciembre 2013
ITC Noticias
Una empresaria de Guyana comparte su experiencia sobre cómo ayudar a otras mujeres de su país a crear y mantener empresas prósperas.

Lucia-Loretta Desir es una empresaria de éxito en la industria del transporte marítimo en Guyana, donde predominan los hombres. Ocupa el puesto de Directora Gerente de D & J Shipping Service, una próspera empresa internacional. En 2001, la compañía daba trabajo a tan solo tres personas. A día de hoy, cuenta con 17 que trabajan a tiempo completo, siete de las cuales son mujeres. Además, en periodos de gran actividad, contrata a más personal.

Antes de montar su propio negocio, Desir trabajó como agente de transportes durante nueve años, y luego se asoció con un familiar. Comenzó como una empleada y fue escalando puestos, al mismo tiempo que estudiaba para reforzar sus conocimientos acerca de la industria del transporte marítimo.

En 1988, fundó D & J Shipping Service con otra socia. Entonces, en Guyana, apenas se apoya a las nuevas empresas. Desir asegura que 'al empezar, fue realmente una cuestión de ensayo y error. Sin duda alguna, toda la experiencia fue todavía más difícil porque mi socia y yo éramos mujeres'. Si bien las mujeres pueden contribuir de manera significativa a la economía, pues invierten más del dinero que ganan en la educación y la salud de la familia que los hombres, todavía existe una gran discriminación contra las mujeres en los negocios. En 2001, cuando su socia dejó la compañía para comenzar la suya propia, fueron tiempos difíciles para Desir: 'El mayor reto al que me tuve que enfrentar cuando me quedé sola fue conseguir financiación. Las empresas que se dedican a eso querían garantías y solían hacer preguntas impertinentes como "¿Le apoyará su marido en esto?". Al final, recibí el apoyo económico que necesitaba, pero tuve que luchar para ello.'

En 2003, descubrió el programa Empretec de la UNCTAD, que promueve la creación de PYME sostenibles, innovadoras y competitivas a nivel internacional, a través de formación, talleres y foros empresariales. Desir está convenida de que el programa cambió su vida: 'Uno cosecha lo que siembra, y la inversión que realicé en la formación de Empretec todavía da sus frutos a día de hoy, cuando el negocio resulta abrumador. En aquel entonces, el taller de Empretec fue como un salvavidas para alguien que se está ahogando. Me acababa de divorciar, estaba yo sola al frente de la empresa, y tenía tres hijos a los que criar con muy poco dinero.'

Ahora, Desir es una firme defensora de la formación como apoyo empresarial. Tanto es así, que su figura ha sido esencial en el establecimiento de una organización de apoyo empresarial para las mujeres en Guayana. Con ella, espera poder dar el salto de mujer emprendedora a empresaria de éxito y con experiencia.

'Es muy importante contar con asociaciones que apoyan a las mujeres empresarias. Tener una red de contactos nos permite aprender las unas de las otras y compartir experiencias sobre cómo hacer las cosas de forma diferente. Algunas sesiones pueden ser inspiradoras y dar a estas mujeres el impulso que necesitan para dejar de cerrar puertas. Además, creo que permite conocer de primera mano las experiencias vividas por las demás en el mundo empresarial.'

Su colaboración con Empretec la llevó al Foro de iniciativa empresarial para mujeres del Caribe, patrocinado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, celebrado en Washington, D.C. en marzo de 2012. Ella fue una de las dos mujeres de Guyana elegidas para asistir a este foro de tres días, junto con otras 18 mujeres empresarias de la región del Caribe que tenían y gestionaban sus propias PYME.

Desir dice que el foro perseguía apoyar a las mujeres del Caribe involucradas en el mundo empresarial, y sirvió como lugar para compartir experiencias y aprender a administrar un negocio de la mejor manera posible. Ella y las demás participantes se comprometieron a formar la sección del Caribe para la Red de mujeres empresarias, a fin de compartir las mejores prácticas para emprender y mantener negocios de éxito en la región. Parte del plan consistía en establecer una red regional, con divisiones en cada país del Caribe.

Mientras se preparaba la creación de la división de Guyana, Desir asistió a la Exhibición y Foro de Mujeres Empresarias en México, en noviembre de 2012. El evento, organizado por el ITC en colaboración con el Ministerio de Asuntos Exteriores de México, ProMéxico y WeConnect International, perseguía aumentar el porcentaje de contratos institucionales, gubernamentales y empresariales otorgados a negocios de mujeres. Desir considera que es importante que las mujeres empresarias se posicionen en los mercados internacionales; no obstante, para muchas de ellas es difícil asistir a este tipo de eventos por falta de financiación: 'Contar con apoyo económico para cubrir el viaje, el hotel y otros gastos permitiría que más mujeres pudiesen participar.'

Desir y otra empresaria de Guyana, Barbara Dublin-Peterkin, Directora General de B's Beauty & Naturopathic Center, así como de Visions of Excellence Personal Development Center, inauguró la división de Guyana de la Red de mujeres empresarias en marzo de 2013. La red todavía es incipiente, pero ya cuenta con un comité directivo de cinco mujeres y dos hombres, y está esperando a recibir financiación para estar operativa al 100%.

En palabras de Desir: 'Nuestro objectivo es dar voz, viabilidad y visibilidad a las mujeres, por medio de formación, redes de contactos y sensibilización, así como la identificación e intercambio de prácticas óptimas. Considero que si esto se consigue, las mujeres perderán menos tiempo y recibirán un asesoramiento directo. Queremos que las mujeres compartan sus experiencias y sus conocimientos para empoderar a otras empresarias de Guyana que deseen impulsar sus negocios.'