Stories

Story: Pequeñas empresas propiedad de mujeres de América Central apuestan por el comercio electrónico

8 julio 2020
ITC Noticias
Cómo aprovechan las mujeres empresarias la oportunidad para conectarse a Internet para hacer negocios en la era de la COVID-19

 

En estos momentos, pasarse al comercio electrónico resulta esencial para numerosas pequeñas y medianas empresas. Pero para vender en la red no basta con tener un sitio web. Es vital invertir en marketing digital para generar un tráfico de clientes significativo.

Para las mujeres empresarias ha sido una cuestión de supervivencia.

Las pequeñas y medianas empresas buscan opciones innovadoras para mantener su actividad en estos momentos tan complicados, y la pandemia de la COVID-19 ha supuesto un duro golpe económico para las mujeres empresarias en particular.

La buena noticia es que hay soluciones. Es cuestión de adoptarlas a tiempo y de forma eficaz.

América Central está dando un buen ejemplo con el apoyo del Centro de Comercio Internacional. Para que la compra de productos virtuales se asemeje más a la experiencia de comprar en una tienda física, las mujeres empresarias de América Central están utilizando material de alta calidad y recurriendo a tecnologías de realidad aumentada para sus productos. Están desarrollando nuevos productos, optimizando sus tiendas en línea y lanzando campañas en las redes sociales para mantener sus negocios a flote y aumentar su base de clientes.

En los últimos meses, algunas de estas empresas han recibido más de 170 pedidos en línea a través de sus propias tiendas web y de Etsy o eBay procedentes de clientes de Europa, los Estados Unidos de América, Puerto Rico, el Canadá, Rusia y Australia.

Garantizar la materia prima y los suministros en un momento en que existe riesgo de interrupción de sus fuentes tradicionales también es muy importante.

Además, para ayudar a las empresas centroamericanas a mantener su producción durante la pandemia, el Centro de Comercio Internacional (ITC) organizó una semana de encuentros virtuales entre empresas junto con la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA).

Estas reuniones, celebradas el mes pasado, conectaron a más de 150 proveedores de materias primas y empresas de artesanía a través de la Red Centroamericana de Comercio (RCAC). Más de 60 empresas de mujeres artesanas identificaron nuevas fuentes de suministro y obtuvieron información sobre las ofertas de insumos de la región. Los proveedores pudieron exhibir sus productos y servicios a través de la plataforma en línea. Se celebraron más de 300 reuniones empresariales virtuales.

A finales de año está previsto organizar un evento similar para la venta en línea de productos terminados.

El Centro de Comercio Internacional está ayudando a empresas de mujeres artesanas de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá a incrementar su presencia en Internet.

Las empresas de mujeres artesanas de América Central también están recibiendo ayuda remota a través de la plataforma de colaboración de la comunidad de comercio electrónico desarrollada por el programa del ITC “ecomConnect”, que les permite conectar con profesionales y empresas de comercio electrónico, acceder a recursos de aprendizaje gratuitos sobre comercio electrónico y conocer las últimas noticias sobre tecnología.

Esta iniciativa se inscribe en el proyecto, financiado por la Unión Europea, Vinculación de las Empresas de América Central Pertenecientes a Mujeres con el Mercado Mundial del Sector de la Decoración y los Regalos, ejecutado por el ITC en colaboración con la SIECA e instituciones locales asociadas.