Stories

Para las mujeres que se dedican al e-commerce, la colaboración lo es todo

26 agosto 2021
ITC Noticias

“La pandemia nos ha enseñado a las emprendedoras que juntas somos más fuertes. Si nos apoyamos, podemos lograr lo que queramos ”, dice Mónica Gamboa, fundadora de Burío, una empresa de moda sostenible en Costa Rica.

En 2020, Mónica decidió abrir una tienda online. Antes de la pandemia, su empresa daba empleo a siete mujeres y sus principales clientes eran escuelas e instituciones. Pero la crisis provocó una gran disminución de las ventas y Mónica tuvo que despedir a todo su equipo.

Fue entonces cuando decidió dar un giro a su modelo de negocio: investigó nuevas tendencias del mercado, desarrolló nuevos productos y le dio un nuevo nombre a su marca. La fundadora de Burío también trabajó en una estrategia de posicionamiento de marca con campañas promocionales estructuradas para definir su público objetivo. Gran parte de este cambio fue guiado por su mentora, Lucrecia de González, fundadora de Casa Cotzal, un negocio mayorista de decoración para el hogar en Guatemala.

El resultado del trabajo conjunto ha sido triple: una nueva web para la marca Burío, aumento de ventas y contratación de las siete mujeres con las que solía trabajar Mónica.

“Apoyar a alguien a distancia no es fácil. Nuestra colaboración ha sido una aventura, y la dedicación y la motivación han sido claves. Como tutora he aprendido tanto como la alumna. Sin duda, repetiría la experiencia de mentoring ”, dice Lucrecia.


Colaboración a través del Programa de liderazgo en e-commerce

Tanto Mónica como Lucrecia participaron en el Programa de liderazgo en e-commerce para empresas centroamericanas lideradas por mujeres, organizado por ecomConnect, el programa de e-commerce del Centro de Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en inglés). Esta ha permitido que las empresas centroamericanas más avanzadas orienten al resto de beneficiarias.

En julio de 2021, ITC celebró el evento final del programa, donde seis parejas finalistas presentaron su recorrido conjunto para abrir una tienda Etsy o un sitio web transaccional. Las empresas participantes fueron:

Las ganadores del concurso fueron Carmen de Rengifo, fundadora de Rengifo, y Luisa Villavicencio, fundadora de Algodones Mayas, quienes recibieron el apoyo del ITC para optimizar sus sitios web, con campañas publicitarias de pago y una mejora de la imagen de marca.

El evento contó con la participación de la Unión Europea y la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA). “Las mujeres tienden a apoyarse unas a otras”, dijo Kathrin Renner, Oficial de Cooperación de la Comisión Europea. "La solidaridad es clave para afrontar retos que seguramente no se creían posibles de alcanzar".

Para Carmen Romero, directora de Cooperación y Proyectos de SIECA, el e-commerce fue clave para superar la crisis actual: “Como centroamericanas, como mujeres, nos alegra ver que estamos dando a conocer nuestra cultura. El e-commerce nos ayuda a trascender fronteras y es clave en el proceso de reactivación económica, pes genera ventas y aumenta la oferta de empleo en la región”.


Sobre el proyecto de comercio electrónico en Centroamérica

Este programa se enmarca dentro del Proyecto “Vinculando Empresas de Mujeres Centroamericanas con el Mercado de Artesanías y Decoración de Interiores”, financiado por la Unión Europea (UE) y ejecutado por el Centro de Comercio Internacional (ITC por sus siglas en inglés) en colaboración con la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) y con socios implementadores nacionales en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.