Features

La evolución del papel de la promoción del comercio

14 enero 2015
ITC Noticias

Dirigir una empresa exitosa es el sueño de cualquier empresario. A pesar de que solo una minoría consigue crear imperios mundiales, encontrar y recibir la ayuda adecuada puede hacer que el éxito esté al alcance de muchos.
En las últimas décadas han comenzado a aparecer por todo el mundo organizaciones de promoción del comercio (OPC), que son vitales para las PYME. Las OPC son casi indispensables para aquellas PYME que quieran traspasar sus fronteras e integrarse en las cadenas de valor mundiales.

Son el instrumento principal de implantación de estrategias nacionales de exportación de muchos gobiernos y, asimismo, actúan como defensores de los intereses del sector de la exportación y ofrecen asesoramiento sobre políticas apropiadas para promover el comercio. Para otras instituciones de apoyo al comercio (IAC), normalmente más pequeñas y centradas en sectores particulares, las OPC nacionales pueden desempeñar un importante papel de coordinación y liderazgo. Además, las OPC pueden servir como un buen punto de entrada para negocios e inversores extranjeros que estén interesados en establecer relaciones con proveedores y exportadores locales en un país en particular.

El apoyo que las PYME que quieren exportar bienes y servicios reciben de las OPC a menudo llega en fases y niveles distintos dependiendo de la capacidad de cada empresa.
Veamos el ejemplo de un proveedor nacional que tiene el potencial de exportar o de una empresa en busca de oportunidades de exportación. En estos casos, la OPC proporcionaría servicios como la concienciación, la información o la formación en exportación. Otras podrían ofrecer un conjunto completo de servicios que integre la capacitación, la formación y el asesoramiento sobre cómo exportar y cómo preparar a la empresa para que pueda competir en el mercado internacional.

A medida que la PYME madura, estará lista para exportar o expandir sus exportaciones. En este punto, la OPC seguirá aconsejando y apoyando a la PYME para garantizar que entre en el mercado o aumente sus exportaciones.

Nuevas tendencias, Nuevas funciones

Para que las PYME puedan competir en los mercados extranjeros es esencial que se adapten rápidamente a las nuevas condiciones. Con la rápida evolución del entorno comercial internacional actual, la dificultad de seguir el ritmo del cambio añade presión adicional no solo a las empresas sino también a las OPC, que tienen que estar preparadas para ofrecer nuevas formas de apoyo a sus clientes.

Las modernas y globales cadenas de valor de hoy en día han llevado a procesos de producción de bienes o servicios que, a menudo, se llevan a cabo en fases independientes en distintos países o continentes. El proceso de producción del iPhone de Apple Inc., por ejemplo, abarca 30 países. Aunque esto no siempre ocurre, el iPhone refleja cómo desaparece la línea entre los exportadores y los importadores.

Las empresas con redes y capacidad de producción más pequeñas que quieren operar en los mercados extranjeros a menudo acuden a las OPC, ya que les pueden ayudar a encontrar el acceso adecuado al mercado y socios locales. Como consecuencia del lento crecimiento de las economías desarrolladas, en comparación con los mercados emergentes y en desarrollo, las OPC animan a las PYME de los PED a diversificarse, alejarse de los mercados tradicionales y centrarse en las áreas de crecimiento más rápido. Esta búsqueda de mercados alternativos ha generado que se demanden nuevos servicios a las OPC, especialmente porque las empresas se han encontrado con nuevas barreras a sus exportaciones.

Esto se hizo evidente con la reciente crisis financiera: aunque los obstáculos arancelarios no aumentaron, ascendió el número de países que solicitaban medidas no arancelarias (MNA) y, por tanto, se complicaron las exportaciones. Esto fue realmente problemático para las PYME con menos recursos. En respuesta, las OPC tienen que mejorar su habilidad de recolectar información para poder asesorar sobre las MNA y demás disposiciones reglamentarias.

La emergente y creciente importancia del comercio de servicios, actividad de muchas PYME de los PED, también ha hecho que las OPC tengan que ofrecer servicios personalizados para cumplir con las necesidades de los exportadores de servicios.

Las restricciones fiscales experimentadas por la mayoría de los gobiernos han obligado a las organizaciones del sector público, incluidas las OPC, a tener que demostrar su rentabilidad. Esto, a menudo, significa recortar costes pero aumentar el rendimiento con los mismos o incluso menos recursos. Como resultado, las OPC tienen que medir mejor sus resultados, demostrar su impacto y poner en marcha programas de mejora de rendimiento.

Major impacto

Con las condiciones y el apoyo financiero adecuados queda claro que las OPC tienen un impacto importante sobre el rendimiento comercial de su país.

Daniel Lederman, Marcelo Olarreaga y Lucy Payton (Export Promotion Agencies: Do they work? Journal of Development Economics 91 [2011]), por ejemplo, midieron el impacto que tendría aumentar el presupuesto para la promoción de las exportaciones utilizando datos de más de 80 agencias de promoción del comercio de economías desarrolladas y emergentes. El estudió reveló que aumentar el presupuesto de las agencias en un 1% generaba un 0,05% de aumento en las exportaciones nacionales. Esto sugiere que la inversión en la promoción del comercio puede producir una ganancia de más de $EE.UU. 40 por cada dólar invertido en una OPC.

Esta conclusión se respalda con los hallazgos en los países desarrollados que también sugerían altas ganancias para los clientes. UK Trade and Investment (UKTI), que cuenta con uno de los sistemas de medición de resultados más avanzados de la comunidad de OPC, entre marzo de 2013 y 2014 ayudó a más de 30.000 empresas, generando ganancias agregadas de más de $EE.UU. 8.600 millones o, lo que es lo mismo, unos $EE.UU. 285.000 por empresa. En conclusión, esto sugiere que debemos esforzarnos más por internacionalizar las PYME.

Aumenta el reclamo para que las OPC ocupen un puesto más importante a la hora de ofrecer apoyo a los exportadores, existentes o potenciales, que piden ayuda a las OPC para expandir sus operaciones e invertir en nuevos mercados. Esto no solo es el caso de las empresas como tal, sino también de las nuevas líneas de producto o de los nuevos servicios. Las pruebas hablan por sí solas, en general, las OPC generan altas ganancias de las inversiones que se hacen en ellas.