Stories

Identificación de obstáculos al comercio a los que se enfrentan las mujeres

12 marzo 2015
ITC Noticias
En todo el mundo, las mujeres propietarias de empresas se enfrentan a medidas no arancelarias que les impiden expandir sus negocios. Las mujeres palestinas no son una excepción.

Durante muchos años, el Centro de Comercio Internacional (ITC) ha llevado a cabo encuestas sobre medidas no arancelarias (MNA) para averiguar cómo y por qué algunas empresas no pueden alcanzar su potencial comercial. Además, estas encuestas proporcionan información sobre las diferencias de género en términos de propiedad de la empresa, empleo en el sector de las exportaciones, e incidencia y tipo de obstáculos al comercio a los que se enfrentan las empresas que pertenecen a mujeres en comparación con las que dirigen los hombres.

Un ejemplo reciente de un país en el que el ITC ha realizado una encuesta sobre MNA es el Estado de Palestina. En él se observan algunas de las disparidades de género que este tipo de encuestas pone de manifiesto.

Propiedad de la empresa y género

En todos los países en los que el ITC ha llevado a cabo encuestas, las empresas exportadores que pertenecen a mujeres representan una minoría. En Palestina ocurre exactamente eso: el 86 % de las 239 empresas encuestadas pertenecen a hombres. Las empresas que son propiedad de una mujer escasean, pero se distribuyen entre sectores diferentes.

Sin embargo, el número medio de empleados en una empresa que pertenece a una mujer es ligeramente superior al de las empresas que dirigen los hombres (42 frente a 40). Esto se debe en gran medida a tres empresas excepcionalmente grandes que pertenecen a mujeres. De hecho, solo cinco empresas tienen más de 45 empleados. Si dejamos de lado las tres grandes empresas que pertenecen a mujeres, el número medio de empleados en empresas dirigidas por mujeres cae a 21.

Los datos de la encuesta también proporcionan información sobre la composición de la mano de obra de las empresas de exportación y permite determinar cuál es el porcentaje de mano de obra femenina en estas empresas. En Palestina, el porcentaje de mujeres respecto del total de empleados de una empresa de exportación es muy bajo: las mujeres representan una media del 11,1 %. El porcentaje es ligeramente superior en el caso de las empresas que pertenecen a mujeres (16,6 %) que en las dirigidas por hombres (10,2 %), lo que proporciona una base provisional para afirmar que las mujeres son más propensas que los hombres a contratar mujeres. En cambio, el hecho de que la empresa sea extranjera o de propiedad familiar no parece afectar al porcentaje de mujeres que trabajan empresas exportadoras de Palestina.

La mayoría de las empresas exportadoras del país —que representan un 54 % del total de empresas— no emplea a ninguna mujer. Esto resulta sorprendente porque contrasta con la realidad del resto de países que participan en las encuestas del ITC. Al mismo tiempo, se trata de un mero reflejo del porcentaje global de participación de las mujeres en la mano de obra de Palestina, que en 2011 se situó en un 16,6 % y fue la más baja de todos los países árabes.

Esto explica que el 84 % de las empresas encuestadas señalara que el porcentaje de mujeres en sus empresas es inferior al 20 %. Solo en un 6 % de las empresas, las mujeres representan más del 50 % de los empleados. La mayoría de estas empresas pertenecen al sector de los textiles y la confección, aunque también encontramos ejemplos en el sector de la madera, el mobiliario, el papel y los agronegocios, y algunos casos aislados en la industria química y el sector artesanal.

Por lo general, las diferencias entre sectores son muy marcadas. En la industria metalúrgica y la ingeniería, así como en la industria del plástico, todas las empresas han indicado que la mano de obra femenina representa menos del 10 % del total, aunque también debe tenerse en cuenta que la mayoría de estas empresas no emplea a ninguna mujer. En el sector de la piedra y el mármol, el porcentaje de mujeres no supera el 15 %. La industria farmacéutica, los agronegocios y el sector de los textiles y la confección son los únicos tres casos en los que la mayoría de las empresas contratan a mujeres (en el caso de la industria farmacéutica, las cuatro empresas encuestadas lo hacen).

Empresas de mujeres y medidas no arancelarias

La encuesta revela que el 56,5 % de los exportadores palestinos se ven afectados por MNA onerosas u obstáculos al comercio. En líneas generales, este porcentaje se corresponde con el promedio de los países que han participado hasta la fecha en el programa del ITC sobre MNA.

El grado en el que las MNA afectan a una empresa varía según la empresa pertenezca o no a una mujer. Aunque el número de empresas que pertenecen a una mujer y que han participado en la encuesta es muy bajo para poder hacer inferencias estadísticas sobre el alcance de las MNA y la propiedad de la empresa, los datos obtenidos sugieren que las empresas que pertenecen a mujeres son más proclives a verse afectadas por MNA onerosas que otras empresas: el 73,5 % de las empresas que pertenecen a mujeres afirma tener que enfrentarse a MNA difíciles, frente al 53,6 % de las empresas dirigidas por hombres. Dicho de otro modo el porcentaje de empresas afectadas por MNA y que además son propiedad de una mujer es del 18,5 %, más del doble que en el caso de las empresas que no señalan dificultades relacionadas con MNA (8,7 %).

Si examinamos de cerca la cuestión, observaremos que el porcentaje medio de empleadas mujeres es ligeramente superior en el caso de las empresas que se ven afectadas por MNA (11,7 %) que en el de las empresas que no consideran que las MNA existentes planteen dificultades (10,3 %).

Obtenga más información acerca de las encuestas del ITC sobre medidas no arancelarias.