Stories

La empresa palestina Meera Soap promociona sus ventas gracias a un mejor desarrollo de marca y acceso al mercado

28 septiembre 2017
ITC Noticias
La empresa palestina Meera Soap promociona sus ventas gracias a un mejor desarrollo de marca y acceso al mercado

Howayda Abuyacoub inició su empresa de pequeñas series de jabones en su cocina justo después del nacimiento de su hija Meera en 2012, y de ahí el nombre de la compañía. Tras recibir capacitación por parte del Centro de Comercio Internacional (ITC), mejoró la calidad de los productos para atraer a compradores de Alemania y de los Estados Unidos de América, lo cual se tradujo en un aumento exponencial de las ventas.

Las ventas aumentaron de 1 000 dólares de los Estados Unidos en 2014, antes de la intervención del ITC, a 13 000 dólares a finales de 2016.

«Había creado el empaquetado para el jabón según mi punto de vista, pero no resultaba atractivo para los clientes, sobre todo para los mercados internacionales», dijo Abuyacoub. «Después de desarrollar el nuevo logotipo y el empaquetado, y de haber logrado un mejor acceso a los mercados internacionales gracias a ITC, pude llegar a nuevos clientes y compradores internacionales».

Meera Soap utiliza leche de cabra de alta calidad, aceite de oliva y miel, y no añade colorantes ni conservantes artificiales. Abuyacoub cultiva esponjas vegetales, hierbas así como otros ingredientes, y compra en el mercado local aquello que no puede cultivar ella misma. Las esponjas están hechas a mano en el Estado de Palestina, usando técnicas modernas y un procesamiento en frío en el que las grasas derretidas se tratan con lejía sin volver a calentarlas, tal y como aprendió de su abuela.

Superar los desafíos

El camino para hacer crecer su propio negocio no siempre ha sido fácil. A causa de recursos financieros y oportunidades de comercialización limitados, Abuyacoub empezó su negocio fabricando pequeñas cantidades de jabón. Tuvo que enfrentarse a los desafíos que suponía la compra de materias primas porque no podía vender lo suficiente en los mercados locales. Las tiendas de cosmética y las farmacias se negaban a comprar sus productos por motivos de empaquetado y de certificación.

A fin de ayudar a Abuyacoub y a otras mujeres como ella, el Programa del ITC Mujeres y Comercio ha estado colaborando con el Foro de Mujeres Empresarias -Palestina desde 2014 para apoyar a las mujeres empresarias en el desarrollo de sus competencias comerciales y en la mejora de la oferta de sus productos.

Abuyacoub es una de las beneficiarias que recibieron capacitación a medida y asesoramiento en el desarrollo de productos a fin de mejorar la competitividad de sus empresas. Mediante el proyecto Aumento del Desarrollo de las Pymes propiedad de Mujeres en el Estado de Palestina, el ITC colaboró con ella para crear la marca y el logotipo de su empresa, resolviendo así uno de los principales problemas: la falta de calidad del empaquetado.

En 2015, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el ITC y ONU Mujeres lanzaron un programa complementario llamado Creación de una ventanilla única para negocios sostenibles, a través del cual el ITC continuó desarrollando la capacidad profesional de las mujeres empresarias, especialmente para ayudarlas a prosperar en los mercados internacionales. Al propiciar su participación en diversas exposiciones y ferias comerciales internacionales, las empresas dirigidas por mujeres pudieron establecer contactos comerciales y conectar con compradores internacionales potenciales.

Tener éxito en la exportación

Como muchas de las demás beneficiarias del proyecto, la empresa de Abuyacoub tuvo que superar varios obstáculos relacionados con el negocio.

En 2016, Meera Soap vendió productos a compradores locales e internacionales de Bahrein, Alemania, los Estados Unidos de América y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Gracias al Fondo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el ITC facilitó la participación de Abuyacoub en Bazaar Berlin en Alemania. Vendió 400 pastillas de jabón y recibió dos pedidos de compradores en Berlín. Como consecuencia de los esfuerzos de emparejamiento del ITC, recibió pedidos de un comprador de una estación de esquí de los Estados Unidos de América, que venderá sus jabones en una tienda de regalos y los usará en las habitaciones de los hoteles.

Abuyacoub afirma que la creciente demanda de sus productos le permitirá emplear a mujeres que la ayuden a aumentar la capacidad de producción e impulsar las ventas.