Stories

Empoderamiento de las mujeres agricultoras a través del conocimiento medioambiental

18 marzo 2015
ITC Noticias
La mejora del conocimiento sobre medio ambiente y normativas está ayudando a promover la igualdad de género en Kenya y el Perú.

¿Existe alguna relación entre el empoderamiento económico de las mujeres y el comercio sostenible y respetuoso con el medio ambiente? En el Centro de Comercio Internacional (ITC) pensamos que sí existe. Es por ello que el Programa de Comercio y Medio Ambiente del ITC busca empoderar a las mujeres en cuestiones relacionadas con las cadenas de valor de productos naturales y agrícolas.

Las mujeres productoras y recolectoras son particularmente vulnerables debido a las disparidades que existen entre hombres y mujeres en términos de propiedad de la tierra, educación y acceso a crédito. A través de la capacitación de microempresas, pymes (pequeñas y medianas empresas) y sus proveedores en temas de sostenibilidad y acceso a mercados, se refuerza la posición de las mujeres en las cadenas de valor de las exportaciones.

Por ejemplo, en Kenya y Uganda el ITC ha estado trabajando con el sector del té para medir y reducir sus costos energéticos y encontrar maneras de adaptarse al cambio climático. En Kenya, el sector del té es el principal empleador de mujeres: las mujeres representan el 60 % de los empleados. El aumento de las temperaturas está afectando considerablemente la productividad y aumentando los costos de los productores al necesitarse más fumigación y mano de obra.

Joyce Njeri Muchina es una de las 5.600 agricultoras que se han beneficiado de los programas de formación del Programa de Comercio y Medio Ambiente. Una cultivadora de té de Makomboki, a 90 km al norte de Nairobi, comenta que el proyecto del ITC le ha permitido aumentar sus ingresos anuales de té más de un 20 % y que también ha podido reducir sus gastos en combustible. "Mis hijos pueden seguir yendo a la escuela, puedo comprar ropa más seguido que antes y he comprado una vaca", explica.

Entre las técnicas que ha aprendido Muchina se encuentran la identificación de nuevas plagas que migran a la zona como consecuencia de un clima más cálido y la cobertura del suelo con materia orgánica vegetal. Las participantes también recibieron formación sobre técnicas de riego por goteo, que requieren entre un 30 % y un 70 % menos de agua que los métodos tradicionales.

Mary Njenga, una científica especializada en medio ambiente y bioenergía que trabaja en el Centro Mundial de Agrosilvicultura (ICRAF) y cuya familia cultiva té en la zona, ha explicado que la formación que ofrece el ITC es eficaz para concienciar sobre el cambio climático y los beneficios medioambientales derivados del ahorro de energía. "[El ITC] está haciendo un gran trabajo al colaborar con fábricas de té para que usen la energía de modo más eficiente, lo que no solo contribuirá a mitigar el cambio climático y adaptarse a él, sino que también mejorará los beneficios de los agricultores", comenta Njenga.

Para obtener más información sobre Muchina y sobre cómo el ITC la ayuda a ella y a otros agricultores a solucionar los problemas relativos al cambio climático en el sector del té de Kenya, vea este vídeo. 

Criterios de selección de igualdad de género para los beneficiarios del Perú

Una proporción equilibrada de empleados y empleadas es uno de los principales criterios de clasificación para las microempresas y pymes que desean participar en el Programa de Comercio y Medio Ambiente del ITC. De este modo, se anima a las empresas a garantizar un salario equitativo e idénticas condiciones de trabajo a las mujeres.

En las zonas remotas de los Andes peruanos, los beneficiarios del ITC cultivan una gran variedad de granos y frutas, incluyendo cacao y quinoa. Sin embargo, es una región en la que a las mujeres se les asigna a menudo el papel tradicional de madres y amas de casa. La mayoría de las mujeres se casa a una edad temprana y tiene prohibido recibir educación secundaria y trabajar.

Gracias a los criterios de selección de género, el ITC está ampliando las oportunidades de las mujeres para acceder a trabajos en empresas agroalimentarias.

Las empresas que trabajan con el ITC también reconocen la importancia de empoderar a las mujeres en sus lugares de trabajo. "En general, las mujeres comerciantes y los capacitadores de las empresas suelen interactuar más con ellas en las explotaciones agrícolas. Como consecuencia, ahora los maridos alientan a sus mujeres a trabajar en el campo durante la cosecha", comenta el jefe de uno de los exportadores de grano andino que trabaja con el ITC. Y eso es importante. No solo tienen la oportunidad de trabajar, sino que también se las respeta más porque demuestran que ellas también pueden aportar ingresos y hacer un trabajo al menos tan bien como sus maridos.

Obtenga más información sobre el Programa de Comercio y Medio Ambiente del ITC.