Features

Desarrollo sostenible

30 junio 2013
ITC Noticias

Durante estos últimos siete años como Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional (ITC) he tenido el privilegio de viajar alrededor del mundo para fomentar el comercio y el desarrollo. Además, he podido observar cómo países, empresas y personas han mejorado su entendimiento del sistema mundial de comercio y han sabido aprovechar las oportunidades que brindan las exportaciones.
A día de hoy, hay más personas conectadas a las cadenas de valor mundiales en África, Asia y América Latina que en 2006. Y esto ha ocurrido a pesar de la crisis mundial, que comenzó en 2008 y todavía sigue afectando a muchas zonas del mundo. Con todo, es cierto que, aunque muchas economías se esfuerzan por desarrollar un comercio sostenible, todavía existen muchas otras a las que parece no importarles la huella que el comercio deja en sus sociedades.

El desarrollo sostenible en el comercio es una batalla que no se puede ganar de forma inmediata. Se mire como se mire, el comercio y sus implicaciones están destinados a dejar su sello en el medio ambiente. A pesar de que el comercio haya contribuido a que millones de personas salgan de la pobreza, sin duda ha acarreado también consecuencias sociales.

Ello no significa, por supuesto, que simplemente debamos aceptarlo y no hacer nada para remediar los efectos negativos del comercio. De hecho, es posible conseguir un crecimiento del comercio en los PED (así como en los países desarrollados) a la vez que se reduce el impacto ambiental y social. Esto último constituye uno de los objetivos principales del ITC, y algunas de las labores que hemos desempeñado para conseguirlo se pueden encontrar en este número de Forum de Comercio Internacional. Otras agencias de las Naciones Unidas, como el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (p.14), la Comisión Económica de las Naciones Unidas para África (p. 20) y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (p. 9) también apoyan dichos objetivos. Tal y como ha declarado Pascal Lamy, Director General de la OMC, el programa de Ayuda para el Comercio (APC) es otra herramienta cuya meta principal consiste en lograr un desarrollo sostenible (p. 6).

No obstante, lo que hemos podido observar en materia de debates climáticos y medioambientales durante estos últimos diez años es que, en cierta medida, las naciones han llevado a cabo un gran esfuerzo por defender sus propios intereses. Esto puede aplicarse tanto a los países desarrollados como a los PED. De hecho, la mayoría de los ciudadanos del mundo pueden ver o incluso experimentar los efectos del cambio climático, y reconocen que es probable que estén vinculados con la actividad humana. Desafortunadamente, y a pesar de ello, muchos líderes siguen sin hacer frente a este problema cada vez mayor.

Y es una lástima, ya que precisamente ellos son la clave para conseguir un futuro mucho más verde, sostenible, que vaya de la mano del comercio y el desarrollo.

Cuando lean este número de Forum de Comercio Internacional, yo ya no ocuparé el cargo de Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional. Durante estos siete años se ha conseguido mucho, a pesar de los desafíos adicionales que la crisis económica mundial ha impuesto sobre el ITC y sus asociados. Aunque todavía queda mucho trabajo por hacer en materia de comercio y desarrollo, creo firmemente que nos encontramos en una mejor situación con respecto a siete años atrás.

Quisiera aprovechar esta oportunidad para dar las gracias a todas aquellas personas con las que he trabajado durante mi mandato como Directora Ejecutiva por habernos apoyado y ayudado a asegurar que el ITC esté mejor posicionado para lograr exportaciones para un desarrollo sostenible.