Stories

Refuerzo de la capacidad institucional en el pakistán(1)

26 noviembre 2013
ITC Noticias

Los funcionarios pakistaníes que atienden al sector empresarial reciben formación en cursillos que se organizan por todo el país sobre medidas comerciales correctivas, propiedad intelectual, MNA y otros temas relacionados con el comercio. Los encargados de impartir esta formación son los capacitadores oficiales del instituto PITAD. Los cursos forman parte de un proyecto de cuatro años y medio, de €10 millones financiados por la UE, y su objetivo es capacitar al PITAD como instituto de investigación, formación y fomento de las exportaciones, además de punto de coordinación para consultas al sector privado sobre política comercial.

"Antes de asistir al curso de capacitación creía que las MNA eran instrumentos normativos en manos del gobierno, pero después del primer día creo que son un arma de doble filo, y que el gobierno debe decidir si su uso indebido favorece o perjudica a una economía en desarrollo" Junaid Usman Akram, Segundo Secretario de la Junta Federal de Ingresos Fiscales

Normativos en manos del gobierno, pero después del primer día creo que son un arma de doble filo, y que el gobierno debe decidir si el uso indebido de estas medidas favorece o perjudica a una economía en desarrollo,” afirmó. Seema Raza Bokhai, Jefa de la Oficina de la OMC en el Ministerio de Industria, dijo refiriéndose a su experiencia: “Mejorará mi aportación a la definición de la política industrial.”

El programa no solo forma a los capacitadores oficiales en el WTI, sino que también elabora módulos de formación a cargo de los participantes del PITAD bajo tutoría de expertos internacionales. En 2011 y 2012 obtuvieron acreditación del WTI diez cursos elaborados por los participantes, y se espera que en los próximos meses se completen otros tres. “El PITAD prevé ofrecer en su momento un programa oficial plenamente acreditado,” afirma Syed Kausar Ali Zaidi, Director de Formación y Política Comercial.

“El personal del PITAD ha formado hasta la fecha a más de 100 funcionarios, y en lo sucesivo espera formar a entre 250 y 300 más al año,” dijo el Sr. Zaidi. Otros 35 funcionarios obtuvieron un certificado conjunto del PITAD y el WTI en derecho mercantil internacional y diplomacia comercial. El PITAD tiene previsto además ofrecer en un futuro cursos a funcionarios de otros países de la región, como Sri Lanka y Tayikistán. Anirudh Shingal, investigador superior del WTI, explica: “La elaboración de los cursos consiste en tomar los módulos actuales del WTI y adaptarlos al contexto y al público pakistaníes.”

El WTI lleva a cabo programas similares en otros países, pero los capacitadores oficiales de los programas son profesores universitarios, que probablemente ejercen menos influencia en las políticas gubernamentales y la formación del funcionariado que en el caso del PITAD, que es un instituto del Gobierno. “Es un concepto muy interesante y un modo excelente de crear capacidad,” dijo el Sr. Shingal refiriéndose al enfoque del ITC.

De las salas de juntas a la política gubernamental: diálogo público-privado en la formulación de políticas comerciales

Sin una participación suficiente del sector privado, la formulación de la política comercial suele ser una cuestión incierta. La clave de la propuesta del ITC sobre formulación de políticas radica en el concepto de diálogo público-privado (DPP). “La participación en el proceso de DPP brinda a la patronal la valiosa oportunidad de informar en la formulación de la política. En cada diálogo se busca la representación inclusiva y la aportación del sector privado,” afirma Mohammad Owais Khan, Oficial de Programas de Política Comercial en el ITC.

El proyecto del ITC sobre política comercial en el Pakistán incluye la institucionalización de un diálogo exhaustivo, regular y bien documentado entre los representantes del Gobierno, por un lado, y de la patronal, por otro, sobre la formulación e implementación de las políticas comerciales. La iniciativa brinda al sector privado una mayor participación en la formulación de las políticas nacionales y demás legislación sobre comercio. Muchas de las recomendaciones presentadas por el sector privado han prosperado y están contempladas en las propuestas que esperan la aprobación del Gobierno. “Las recomendaciones que emanan de estos diálogos han supuesto una aportación muy valiosa al proceso de formulación de políticas comerciales… El mecanismo brinda una excelente plataforma para escuchar los puntos de vista de los representantes del sector privado, que de otra forma pasarían desapercibidos,” afirma Tahir Maqsood, Director General del PITAD.

Mirza Abdul Rehman, Vicepresidente de la Federación de Cámaras de Comercio e Industria del Pakistán dijo: “El diálogo participativo y las interrelaciones brindan la valiosa oportunidad de sortear problemas y peligros que acechan al país. Algunos de los problemas que lastran la buena marcha de las empresas y del sector industrial pakistaní son puramente locales u operativos, y el resultado de la negligencia y apatía de los funcionarios, pero otros se deben a la falta de comunicación, diálogo y compromiso entre los sectores público y privado… En este sentido, esta iniciativa sobre el DPP es inestimable.”

El proceso incluyó la creación de un comité directivo con representación equitativa de los sectores público y privado. Su función es supervisar la planificación, implementación y vigilancia del DPP en cuestiones clave, como la promoción de los profesionales, los servicios de TI y de transporte, y la mejora de la competitividad de los sectores de productos lácteos y la ganadería.