Stories

Las pymes pueden dinamizar las exportaciones, frenar las emisiones de carbono y adaptarse al cambio climático, pero necesitan ayuda

2 octubre 2017
ITC Noticias
El evento paralelo celebrado en COP22 arroja luz sobre el desempeño fundamental de la ayuda para el comercio

Marrakech — La asistencia al desarrollo específica puede ayudar a las pymes de los países en desarrollo a aumentar su competitividad en la economía global a la vez que fomenta la resiliencia ante el cambio climático, según los participantes del evento organizado por el Centro de Comercio Internacional (ITC) de forma paralela a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP22) en Marrakech, Marruecos.

La reunión del 16 de noviembre examinó los desafíos y las oportunidades a los que se enfrentan las pymes.

Said Maghraoui, del Ministerio de Comercio Exterior de Marruecos inauguró la reunión haciendo hincapié en que «la liberalización del comercio no debería desembocar el patrones de producción y consumo que dañen el medio ambiente ni el clima. No debería sacrificarse el medio ambiente a cambio de una ventaja comparativa».

No obstante, advirtió que «las pymes en los países en desarrollo necesitan recibir una cantidad considerable de asistencia para adquirir las capacidades técnicas y de gestión que les permitirían adaptarse a este paradigma».

Un panel de expertos internacionales en promoción comercial, tecnologías limpias y etiquetado de carbono de las empresas, gobiernos e instituciones financieras internacionales presentó puntos de vista sobre cómo las prácticas comerciales de las pymes pueden contribuir a frenar las emisiones de gases con efecto invernadero y adaptarse a los efectos del cambio climático.

Por ejemplo, programas de certificación y normas bien diseñados podrían ayudar a afianzar las prácticas de producción sostenible en la agricultura, a la vez que ayudarían a los pequeños productores a obtener suplementos de precios por una agricultura sostenible sin deforestación. Por otro lado, las empresas internacionales que se proveen de estos agricultores podrían beneficiarse de una mayor confianza del mercado —reduciendo así los riesgos por una mala reputación— en cuanto a la sostenibilidad de sus cadenas de suministro.

Otra oportunidad clave de las pymes consistiría en la actualización tecnológica: si adquirieran y desarrollaran nuevas tecnologías limpias, las pymes podrían aumentar su competitividad tanto a escala local como internacional. Los miembros del panel enfatizaron la importancia del apoyo financiero a la innovación tecnológica. Las iniciativas de ayuda para el comercio y otras medidas para apoyar la investigación y el desarrollo ayudarán a las pymes a generar nuevos productos y servicios a fin de introducirse en posibles mercados.

Un tema recurrente de la reunión fue la necesidad de que las pymes comprendan mejor los debates sobre política climática: el Acuerdo de 2015 contra el cambio climático en París, con sus objetivos de reducción de las emisiones y apoyo a la adaptación, presentó oportunidades para varios sectores de la economía; sin embargo, las empresas deben comprender estas oportunidades a fin de aprovecharlas.

Lilia Naas, de ITC, dijo que «el Acuerdo de París ofrece un nuevo marco y una serie de compromisos para combatir el cambio climático El Acuerdo tiene implicaciones para el comercio tanto a escala política como empresarial. El ITC cuenta con las herramientas para asistir en materia de ecologismo a las pymes en sus exportaciones y aprovechar la demanda creciente de productos respetuosos con el medio ambiente».

Explicó que la función del ITC en la cumbre COP22 era presentar soluciones prácticas para usar el comercio como un motor del crecimiento sostenible y respetuoso con el medio ambiente, y de esta manera contribuir al éxito de la conferencia. «El cambio climático es un importante desafío, pero puede ofrecer oportunidades para las pymes en términos de innovación ecológica, creación de empleos verdes y diversificación de productos», añadió.