Stories

I+D como clave para potenciar la competitividad comercial en Asia

3 octubre 2013
ITC Noticias

Los ponentes del Foro Público de la OMC declaran que las economías asiáticas deben potenciar el gasto en la investigación y el desarrollo tecnológico, a fin de ser competitivos en los mercados mundiales

Según los ponentes del Foro Público (en inglés) de la Organización Mundial del Comercio, los países en desarrollo de Asia deben invertir más en investigación y desarrollo (I+D), con el fin de estimular la creación de empresas y mejorar la competitividad comercial.


El mensaje clave durante el debate titulado "Fomento de la capacitación tecnológica y mejora de la competitividad comercial en las economías asiáticas" (en inglés), que tuvo lugar el día 3 de octubre en la sede de la OMC en Ginebra, era aumentar el gasto en el desarrollo de las nuevas tecnologías y reforzar la colaboración entre la comunidad empresarial, los formuladores de políticas y las instituciones de investigación, a fin de crear un entorno propicio para la innovación.

El debate fue moderado por Vijay Kalantri, Vicepresidente del World Trade Centre (WTC) de Mumbai.

Según Jayant Dasgupta, Embajador y Representante Permanente de la India ante la OMC, y ponente del debate, los países en desarrollo más grandes, entre los que encontramos a Brasil, China, la India, México y Sudáfrica, están aumentando su gasto en I+D. En China, por ejemplo, el gasto interior bruto en I+D como proporción del producto interior bruto (PIB) había aumentado un 50% desde 2002.

Invertir en I+D es una forma de "crear un entorno propicio para la innovación", señaló el Sr. Dasgupta. "Para hacerlo de la mejor forma posible, debe existir un vínculo muy estrecho y sinérgico entre las industrias y las instituciones de investigación".

Otra manera de equipar un país con nuevas tecnologías es a través de las inversiones extranjeras directas, en forma de fábricas o franquicias, o directamente mediante la compra de tecnología, apuntó el Sr. Dasgupta. Para que la nueva tecnología se utilice de forma eficiente, los gobiernos deben garantizar que sus políticas comerciales y de inversión respalden la creación de empresas y la innovación.

Innovación tecnológica

La innovación tecnológica es de vital importancia para las pequeñas y medianas empresas (PYME), ya que utilizan las tecnologías, como por ejemplo los dispositivos móviles, los sitios web o los sistemas de pago en línea, para acceder a nuevos mercados y vender sus productos y servicios, declaró Arancha González (en inglés), Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional (ITC), durante el debate.

El ITC está facilitando el acceso de las PYME a nuevos mercados utilizando diferentes tipos de tecnología, añadió la Sra. González. Los agricultores de Liberia y Benin, por ejemplo, utilizan una aplicación para teléfonos móviles para vender sus productos a los vendedores cuando el precio es favorable para ellos. El ITC también ha trabajado con empresas de tecnología de la información (TI) de Bangladesh, con el fin de crear mercados virtuales que les permitan trabajar con clientes de todo el mundo.

"Nuestra experiencia muestra que la innovación consiste un 10% en tener una idea genial y un 90% en convertir esa idea en una solución duradera", explicó la Sra. González. "La parte difícil es el 90% restante: convertir la idea en una solución duradera, y nosotros nos encargamos de este 90%. Nuestra filosofía es asegurar que las soluciones permanezcan activas una vez que nuestro trabajo en la PYME o en el sector haya concluido".

Norhalim Yunus, Director General de Malaysian Technology Development Corporation (MTDC), destacó que los países deben encontrar nichos y desarrollar tecnologías innovadoras que se ajusten a estos nichos en concreto.

"¿Cómo podemos ser innovadores y abordar nuestros propios problemas sin imitar a otros países con los que no podemos competir?", preguntó el Sr. Yunus durante el debate. "Lo primero, y más importante, es que no podemos imitar a los demás. Nuestras innovaciones serán distintas a las del resto porque todos nos encontramos en una fase distinta de desarrollo".

El Sr. Yunus explicó que debe existir una colaboración entre los formuladores de políticas y los miembros de la comunidad empresarial, a fin de crear un entorno que favorezca la creación de empresas. Asimismo, añadió que las universidades y los institutos de investigación tienen la capacidad para determinar las necesidades tecnológicas de su país y que, una vez esta tecnología esté disponible, los empresarios podrán utilizarla para optimizar su competitividad empresarial.

Según Jason Munyan, Funcionario Asociado de Asuntos Económicos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), esta colaboración entre las distintas partes interesadas es la clave para crear una "ciudad innovadora". Los consumidores y productores entran en contacto con las empresas, instituciones de apoyo y miembros del mundo académico, y cuentan con el respaldo de los bancos e inversionistas de capital de riesgo para desarrollar soluciones tecnológicas que les permitan acceder a las cadenas de valor mundiales, concluyó.