Stories

El ITC ayuda a una empresa de Bangladesh a cerrar un importante contrato en Suecia

9 enero 2018
ITC Noticias
Latitude-23 viajó a Estocolmo para asistir a una reunión entre empresas (B2B) y regresó a Bangladesh con un contrato de modelado de mobiliario en 3D para una de las marcas más prestigiosas del mundo.

Latitude-23, un estudio de visualización de Bangladesh, amplía su alcance internacional tras cerrar un lucrativo contrato con una multinacional del sector del mueble radicada en los Países Bajos. El contrato se firmó en una reunión B2B celebrada el año pasado en Estocolmo y organizada por el Centro de Comercio Internacional.

Con sede en Daca, Latitude-23 es el primer estudio de visualización de Bangladesh que desempeña su actividad a escala mundial. Crea modelos tridimensionales de alto nivel para clientes de todo el mundo que desean sentarse delante de un ordenador y mirar sus productos desde todos los ángulos.

En la reunión celebrada en Estocolmo, Latitude-23 firmó un contrato con la empresa radicada en los Países Bajos para el desarrollo de modelos de todo el mobiliario que esta vende. La superficie comercial de la empresa rebasa en la actualidad los 11 millones de metros cuadrados. En estos momentos, el valor del contrato representa entre 5 % y el 7 % del flujo de ingresos de Latitude-23, y se espera que llegue hasta el 25 %. La reunión B2B se enmarca en el proyecto del Fondo Fiduciario de los Países Bajos III (NTF III) del ITC en Bangladesh. Dicho proyecto, financiado por el Gobierno de los Países Bajos y ejecutado por su Centro de Fomento de las Importaciones de los Países en Desarrollo (CBI) y por el ITC, impulsa la competitividad en materia de exportación del sector de los servicios de tecnología de la información y los servicios informatizados de Bangladesh.

Dos contratos

De las seis empresas con las que se reunió Latitude-23 durante la sesión de B2B, dos contrataron sus servicios. Latitude-23 introdujo importantes cambios para poder iniciar su trabajo de modelado de mobiliario. «Teníamos que cumplir unas normas muy estrictas y abordar un montón de aspectos relativos al cumplimiento», afirmó Golam Mohammad Mohiuddin, Oficial Principal de Tecnología de Latitude-23. «Antes de iniciar el trabajo teníamos que actualizar nuestras oficinas, instalar extintores de incendios, asegurarnos de que todos los empleados tuvieran un seguro médico, y todo eso. Teníamos que cumplir 17 páginas de requisitos».

A la empresa le costó tres meses alcanzar el estándar requerido, pero obtuvo el visto bueno en diciembre de 2016 y empezó su actividad al mes siguiente. «El proyecto permite al cliente visualizar una gran variedad de aspectos de sus productos, incluidos el color de los muebles y cómo deben colocarse», afirmó Mohiuddin.

Esta empresa de Bangladesh cuenta ahora con un equipo de cinco personas que trabajan en el modelado de mobiliario en una oficina situada en Suecia, cerca de la frontera con Dinamarca. Es un proyecto abierto y la carga de trabajo aumenta constantemente, pues el cliente no deja de añadir mobiliario adicional a su gama.

Latitude-23 utiliza 3D Studio Max, Z Brush, Auto Cad, Photoshop y Varey para sus proyectos de modelado. Para la realidad virtual y la realidad aumentada utiliza plataformas como Unreal, Unity y ARKit.

Si bien no es la primera vez que la empresa trabaja en Escandinavia —firmó su primer contrato en Dinamarca en 2003—, este nuevo cliente goza de fama internacional y esperan que el contrato les abra las puertas de otros clientes del mismo sector en el futuro.

Tampoco es la primera vez que Latitude-23 trabaja en proyectos relacionados con el modelado de muebles, pero sí es la primera vez que trabaja con la propia empresa de mobiliario. También ha colaborado con arquitectos, promotores inmobiliarios, agencias de publicidad, desarrolladores de juegos, empresas farmacéuticas y profesionales de I+D.