Stories

Suecia se compromete a destinar más de 21 millones de dólares a apoyar al ITC (en)

19 mars 2018
ITC Nouvelles
La Ministra de Comercio y Asuntos de la UE de Suecia, Ann Linde, ha anunciado una dotación de fondos para el ITC durante cuatro años

El Gobierno de Suecia ha anunciado que aportará más de 21 millones de dólares (182,5 millones de coronas suecas) de ayuda para el Centro de Comercio Internacional (ITC) durante un período de cuatro años.

La Ministra de Comercio y Asuntos de la Unión Europea de Suecia, Ann Linde, hizo el anuncio durante una reunión mantenida con la Directora Ejecutiva del ITC, Arancha González, con ocasión de la Undécima Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio, celebrada en Buenos Aires (Argentina).

«Para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 tenemos que colaborar con las empresas de un modo que promueva la sostenibilidad, la reducción de la pobreza y la igualdad de género», afirmó la Ministra Linde.

«El ITC es un actor importante de ámbito mundial que conecta instituciones, organizaciones y pymes para generar un crecimiento económico inclusivo. Además, el ITC es también una institución precursora a la hora de conectar cuestiones relacionadas con el comercio, el género y la migración. Esperamos mantener una constante y fructífera cooperación en los años venideros».

Uno de los componentes de la financiación de Suecia se destinará a respaldar la economía verde en los países en desarrollo y el apoyo se dirigirá también a los programas y proyectos del ITC orientados al empoderamiento económico de las mujeres (SheTrades), a la transparencia comercial y a otras intervenciones encaminadas a fomentar el crecimiento inclusivo y reducir la pobreza.

Arancha González acogió el anuncio con satisfacción y declaró: «Suecia es un asociado tradicional del ITC y nos complace enormemente que siga confiando en la organización. Este apoyo nos permitirá garantizar la estabilidad a largo plazo de nuestras operaciones y lograr que nuestro impacto en los países en desarrollo sea aún mayor con el fin de ayudarles a utilizar mejor el comercio como herramienta para el crecimiento, para la creación de empleo y para sacar a más gente de la pobreza, en un esfuerzo conjunto por que nadie se quede atrás».