Stories

Story: Un sueño cumplido en Sri Lanka en tiempos difíciles

12 mayo 2020
ITC Noticias
Las empresas de Sri Lanka se mantienen firmes y se dan la mano para ayudar a luchar contra la COVID-19

 

Sahan, aún en la treintena, ya cosecha grandes logros. Tras licenciarse como ingeniero en una prestigiosa universidad de Sri Lanka, decidió quedarse en su ciudad natal, Galle, el lugar de trasladarse a Colombo, la capital y núcleo comercial del país.

Esto no impidió que se aferrara a su sueño de llegar a ser empresario. Fundó y puso en marcha su empresa en 2010 y actualmente tiene a ocho empleados que trabajan para él.

Su empresa, Sanota (Private) Limited, ofrece soluciones innovadoras para los sectores de la automoción, la biomedicina y el desarrollo de software.

Siempre soñó que su empresa le aportara mucho más que meros beneficios. A comienzos de este año, cuando el coronavirus provocó una situación potencialmente mortal para todo el mundo, aprovechó la oportunidad para lograr lo que siempre había querido: devolverle algo a la sociedad.

Fabricó varios tipos de productos médicos. Con sus amigos de la universidad fabricó cinco respiradores y se los ofreció al Ministerio de Sanidad para que los utilizasen en los hospitales públicos.

La empresa no patentó el diseño con el fin de evitar los costos de la investigación y el desarrollo a todas aquellas personas que pudieran utilizarlo para fabricar más aparatos durante la crisis.

“Decidimos no patentar el respirador porque queremos animar a todas las personas que tengan capacidad a que los fabriquen y se sumen a este esfuerzo nacional para salvar vidas”, afirmó Sahan.

Pero las innovaciones no terminan aquí. La empresa también desarrolló el diseño patentado de una cámara de desinfección y pronto va a fabricar ocho unidades para los hospitales y el sector privado. En colaboración con otras dos empresas se van a fabricar también cámaras para la toma de muestras y un robot que ayudará a reducir al mínimo el contacto físico entre pacientes y personal sanitario.

El siguiente paso para Sanota (Private) Limited es empezar a exportar. Sahan cree que la capacitación sobre planificación del marketing para la exportación y prácticas de gestión de la exportación que ha recibido del Centro de Comercio Internacional le han ayudado a tomar una buena dirección.

Fomentar un contexto institucional para la política comercial y la facilitación del comercio

El Centro de Comercio Internacional, junto con el Departamento de Comercio, en Sri Lanka está participando activamente en el desarrollo de capacidades relacionadas con la política comercial y la facilitación del comercio con el fin de evitar problemas económicos provocados por la COVID-19. Esto incluye una evaluación normativa del sector del turismo, gravemente afectado, la promoción de la inversión y las reformas, y la promoción empresarial ante los impactos de la crisis en el sector privado.

También se van a realizar estudios sobre el impacto de la COVID-19 en la política comercial, las zonas rurales y las pequeñas empresas del país.

El proyecto financiado por la Unión Europea, en colaboración con el Instituto Nacional de Exportadores, también está organizando una nueva edición de su plan de estudios electrónico sobre planificación del comercio dirigido a estudiantes, funcionarios públicos y representantes del sector privado. Esto permitirá a los comerciantes acceder a nuevas oportunidades de aprendizaje durante este período de incertidumbre.

Por otra parte, dentro de su iniciativa de coaching sobre exportación para pequeñas y medianas empresas (pymes), el Centro de Comercio Internacional va a trabajar con las pymes más afectadas.

El proyecto Asistencia Técnica Relacionada con el Comercio UE-Sri Lanka contribuye al crecimiento impulsado por el comercio y a la integración regional. Respalda la competitividad de exportación de las pymes y la agregación de valor en sectores con alto potencial de crecimiento económico y desarrollo.