Features

La facilitación del comercio en el trabajo en Hong Kong

13 diciembre 2013
ITC Noticias
Cómo el entorno favorable a los negocios de Hong Kong ha convertido a la ciudad en la novena economía comercial más grande del mundo, por Simon Galpin de Invest Hong Kong.

Hong Kong (China), constituye, sin duda, uno de los principales centros financieros y logísticos del mundo. Una política económica de libre empresa y comercio, un estado de derecho y la importancia otorgada a la inversión en educación, así como en infraestructura comercial, son factores que han contribuido a su éxito. La apertura del amplio mercado continental tras la adhesión de China a la OMC en 2011 ha potenciado aún más el papel de Hong Kong como centro internacional de servicios y comercio, y ha convertido a la ciudad en la novena potencia comercial y en el undécimo exportador de servicios comerciales del mundo. De hecho, durante las últimas dos décadas, Hong Kong ha experimentado una extraordinaria transformación estructural. En 2011, el sector de servicios generó el 93,1% del PIB y, en 2012, el 88,4% del empleo total.

A pesar de que facilita infraestructura tanto a través de servicios directos como en cooperación con agencias públicas, el papel principal del gobierno es ofrecer un marco adecuado y estable para el comercio y la industria, que funcione de manera eficaz y eficiente con una interferencia mínima. En Hong Kong no existe ningún tipo de protección o subvención para los fabricantes. En pocas palabras, dentro del contexto económico de libre mercado y empresa, el Gobierno de Hong Kong se esfuerza por proporcionar un entorno favorable para las empresas basado en la estabilidad macroeconómica; un régimen simple de impuestos bajos; excelentes infraestructuras; inversión en educación, formación y recursos humanos; y una protección eficiente de los derechos individuales y de propiedad a través del sólido sistema jurídico de Hong Kong.

Hong Kong es un miembro pleno de la OMC y acoge a la comunidad de proveedores de servicios de transporte, transitorios y logísticos más grande de Asia. La ciudad cuenta con uno de los puertos de contenedores de mayor tráfico del mundo, formado por nueve terminales y 24 atraques, con una multitud de soluciones logísticas plurimodales, prácticas y fiables. Cada vez aparecen más centros de almacenaje y distribución cerca del puerto que tienen conexiones directas al aeropuerto internacional y, a través de autovías, a China continental.

El cruce de fronteras las 24 horas y el despacho por una ventanilla única permiten la transferencia eficiente de mercancía hacia y desde China continental. Además, la eficiencia ha mejorado gracias a la introducción de medidas clave para la facilitación del comercio: una plataforma de liberación de aduana electrónica, un régimen de despacho de aduanas mejorado, y el programa Operador Económico Autorizado (OEA) de Hong Kong, una asociación entre las aduanas y las empresas destinada a mejorar la seguridad de la cadena de suministro internacional y facilitar el movimiento de bienes legítimos.

Desde una perspectiva comercial, la financiación es primordial para esta actividad. Hong Kong da sede a 71 de los 100 bancos más grandes del mundo. Muchos de ellos proporcionan financiación comercial; este entorno es competitivo, ya que múltiples instituciones ofrecen soluciones completas de financiación comercial, que incluyen préstamos para las importaciones y exportaciones, anticipos en efectivo, financiación para transacciones de cuenta abierta, créditos de empaque, negociaciones de créditos documentarios para las exportaciones y financiación de exportaciones. Se trata, en definitiva, de soluciones integrales que permiten que las PYME puedan capitalizar nuevas oportunidades de negocio y negociar mejores acuerdos con los proveedores.

Facilitar el comercio intra-asiático

El impacto ejercido sobre el comercio intrarregional ha sido inmenso. A medida que los fuertes y estables mercados del Oeste han ido decayendo, los mercados regionales en Asia se han hecho más atractivos, resaltando la importancia de una integración mejorada. Actualmente, más de la mitad del comercio mundial se lleva acabo entre miembros de acuerdos de comercio regionales, y Asia no es ninguna excepción. El Sudeste de Asia está reforzando sus esfuerzos de integración económica para 2015 a través de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN). Hong Kong tiene un gran interés en formar parte de este crecimiento comercial y económico. El acuerdo de libre comercio entre la ciudad y la ASEAN se firmará a principios de 2014. La ASEAN, en su conjunto, contabilizó el 10,2% del comercio total de Hong Kong en 2011, superando las transacciones comerciales con la UE. Asimismo, Hong Kong es una puerta de entrada importante para el comercio entre China continental y la ASEAN, con una media de crecimiento anual para la reexportación de bienes de un 12% en 2011.

El atractivo de Hong Kong para el comercio es infinito: además de ser una ciudad dinámica con grandes perspectivas de crecimiento, la capital financiera internacional de China y un centro de comercio, de envíos y de gestión internacional de activos, actúa como portal para las oportunidades que ofrece China continental, base regional para la expansión en Asia y primer peldaño para que las empresas de China continental se internacionalicen.

En Invest Hong Kong, ayudamos a un gran abanico de empresas, desde empresarios involucrados con el desarrollo de soluciones tecnológicas para la industria de la gestión de las cadenas de suministro, hasta las multinacionales más grandes que se dedican a envíos internacionales o la aviación. Para los minoristas y mayoristas involucrados en el abastecimiento, la compra o el comercio, Hong Kong ofrece dos ventajas: proximidad a la fuente y acceso a los consumidores. Ir de compras es el entretenimiento preferido de los siete millones de habitantes de Hong Kong, y muchos de los 48,6 millones de visitantes que la ciudad recibe cada año acuden con el mismo fin. Sin impuestos sobre las ventas ni tasas de importación, no sorprende que los compradores gasten más de $EE.UU. 3.800 millones mensuales en sus tiendas.