Stories

ITC Impact: Mauricio

4 febrero 2015
ITC Noticias
Aplicación exprés del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio: la clave para la competitividad

Mauricio fue uno de los primeros países en desarrollo en presentar una lista de compromisos vinculantes de facilitación del comercio ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Julio de 2014 tras recibir ayuda del ITC y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

"La facilitación del comercio reviste una importancia clave para los países que buscan aprovechar al máximo el acceso a los mercados, la liberalización del comercio y las oportunidades de desarrollo económico que ofrecen los acuerdo de comercio internacional", explica el embajador Israhyananda Dhalladoo, representantepermanente de Mauricio ante la OMC. "A pesar de la apertura comercial, nuestros exportadores siguen enfrentándose a dificultades en temas de procedimientos aduaneros, marcos logísticos y cumplimiento de las normas técnicas y de calidad en los mercados de destino", añade.

El Acuerdo sobre Facilitación del Comercio de la OMC, suscrito en diciembre de 2013, es una importante herramienta para ayudar a los países en desarrollo y a los países menos adelantados (PMA) a reducir los costos derivados del comercio internacional. Su importancia es crucial para las pequeñas y medianas empresas (pymes), que a menudo carecen de capacidad, personal o recursos suficientes para hacer frente a trámites aduaneros caros y complejos.

Cuando entre en vigor, el Acuerdo establecerá obligaciones vinculantes sobre procedimientos aduaneros, transparencia y eficiencia que deberán cumplir los miembros de la OMC. Por ejemplo, se pedirá a los Gobiernos que publiquen información relativa a la normativa de importación y exportación y los trámites fronterizos, las tasas comerciales, los derechos de importación y los procedimientos de apelación a disposición de comerciantes. Tendrán que simplificar los requisitos de documentación y limitar las cargas y tasas aduaneras para que se ajusten lo máximo posible a los gastos que entrañan para los Gobiernos. Como regla general, los organismos aduaneros tendrán que emitir las llamadas "resoluciones anticipadas" en las que se establecerá la clasificación arancelaria de la mercancía antes de su llegada a la frontera.

A pesar de que se pretende simplificar los trámites fronterizos y limitar el papeleo para reducir de manera sustancial los costos comerciales en todo el mundo, sobre todo entre países en desarrollo, la capacidad de los Gobiernos de los países en desarrollo para llevar a cabo estas reformas varía considerablemente. Durante las negociaciones previas a la firma del Acuerdo, los Gobiernos insistieron en que necesitarían tiempo y asistencia para cumplir sus obligaciones futuras.

Por esta razón, como primera medida para su aplicación, el Acuerdo exige a los países en desarrollo y a los PMA que clasifiquen sus obligaciones en virtud del acuerdo en una de las siguientes categorías de compromisos: la llamada Categoría A, que contiene los compromisos que cumplirán de inmediato, la Categoría B, que contiene solo aquellos que podrán cumplir más adelante, y la Categoría C, que agrupa aquellos para los que necesitarán pedir asistencia y apoyo.

Mauricio fue uno de los 19 países a los que el ITC ayudó a categorizar sus obligaciones adquiridas en virtud del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio. El proyecto conjunto ITC-UNCTAD comenzó con un taller nacional en abril de 2014 en el que las partes interesadas del sector público y privado presentaron el Acuerdo y debatieron acerca de su importancia y pertinencia para el sector privado. "Este acontecimiento generó un ímpetu nacional en torno al proceso de implementación y enfatizó la necesidad de contar con un foro colaborativo para consultas periódicas entre las partes interesadas, incluido el sector privado", explica Dhalladoo.

Tras solicitar la participación de las partes interesadas de todo el país, el Gobierno preparó un plan de implementación. Dhalladoo explica que el plan se revisó durante una segunda reunión, en la que participó la comunidad empresarial, antes de que se presentara ante la OMC. "La gran mayoría de las medidas de la Categoría A identificadas por la UNCTAD y el ITC se tomaron en cuenta cuando Mauricio informó a la OMC acerca de sus compromisos de la Categoría A", explica.

El diálogo público-privado

El diálogo público-privado es la piedra angular del enfoque del ITC relativo a la formulación de políticas comerciales. Para que las políticas comerciales produzcan los beneficios deseados en los exportadores, es necesario que los representantes de los sectores público y privado trabajen de manera coordinada. Según explica Mohammed Saeed, que dirige el área de prácticas del ITC sobre facilitación del comercio, el ITC ayuda a los países en desarrollo a crear plataformas para el diálogo público-privado y favorece la participación del sector privado en muchos ámbitos políticos, incluido el de la facilitación del comercio. "Mejorar el entorno empresarial es el primer paso hacia el aumento de la competitividad de las pymes", señala.

Dhalladoo explica que, en Mauricio, el ITC y la UNCTAD también ayudaron a establecer el Comité Nacional de Facilitación del Comercio de Mauricio, que servirá para supervisar el cumplimiento de los compromisos.

Es importante que el ITC ayude al mayor número posible de países porque esto favorecerá la aplicación exprés del Acuerdo en todo el mundo, según explica Dhalladoo. "Esperamos que el acuerdo se aplique plenamente no solo en Mauricio, sino también en los países de nuestros socios comerciales. Para una economía abierta como la nuestra, la existencia de fronteras uniformes es clave para que nuestras empresas sean competitivas a nivel internacional", comenta Dhalladoo. Añade que la reducción del papeleo, la mejora del procesamiento de la documentación y la liberación pronta de las mercancías perecederas son algunas de las medidas que ayudarán a los exportadores de la isla.

Mauricio ha solicitado más asistencia en la aplicación de las medidas contenidas en las categorías B y C y espera poder trabajar con el ITC en este sentido, según comenta Dhalladoo.