Stories

El empoderamiento de las mujeres en el sector del karité de Burkina Faso

13 marzo 2015
ITC Noticias

El ITC está ayudado a desarrollar una estrategia que permita reforzar el papel de la mujer en el sector del karité de Burkina Faso

¿Acaso es posible que las nueces de karité permitan empoderar económicamente a las mujeres? Es posible, al menos en Burkina Faso, donde el Gobierno está colaborando con el Centro de Comercio Internacional (ITC) para fortalecer el papel que desempeñan las nueces de karité en el empoderamiento de las mujeres de su país.

Burkina Faso es el mayor productor, consumidor y exportador de nueces de karité del África Oriental, pero más importante aun es el hecho de que el sector representa la principal fuente de ingresos, directa o indirecta, de medio millón de personas. El sector del karité ha experimentado un crecimiento extraordinario en los últimos cinco años y actualmente crea alrededor de 200.000 trabajos permanentes y estacionales de producción, procesamiento, distribución y venta. A pesar de que el 90 % de las mujeres están relacionadas de un modo u otro con el sector del karité, el papel económico de la mujer no ha recibido un amplio reconocimiento.

El árbol de karité tiene una gran importancia medioambiental y está protegido por el código forestal nacional. La manteca de karité, como es bien sabido, es muy conocida en los mercados internacionales, pero en Burkina Faso se aprovechan todas las partes del árbol: las hojas, el tronco y las raíces se utilizan para fabricar medicamentos tradicionales; las flores y la pulpa de la fruta se comen; y las nueces se utilizan para elaborar manteca de karité. No cabe duda, entonces, de la razón por la que al árbol de karité se lo describe a menudo como el "oro verde de las mujeres".

El ITC colabora desde enero de 2014 con el Ministerio de Industria, Comercio y Artesanías de Burkina Faso para establecer una estrategia para el sector del karité. La estrategia, que se dará a conocer en abril, pretende crear un sector más competitivo y sostenible que favorezca el crecimiento económico de Burkina Faso.

Como el sector del karité atañe a diversas industrias y políticas, para diseñar la estrategia se ha consultado a otros ministerios, incluido el Ministerio de Asuntos de Género, el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, y el Ministerio de Investigación Científica. Asimismo, se realizaron consultas extensivas con partes interesadas del sector privado, cooperativas de mujeres, asociaciones y empresas independientes, así como con representantes de empresas multinacionales.

Hasta ahora, la estrategia ha identificado numerosas dificultades que impiden que el sector alcance su potencial. Como ejemplo cabe citar la deforestación y, más importante aun, el hecho de que los recolectores —principalmente mujeres— tengan que desplazarse más lejos para recoger nueces de karité y satisfacer las crecientes necesidades de producción. Otro problema al que se enfrentan las mujeres en el sector del karité es el acceso a financiación para poder crear una empresa propia y la falta de recursos y formación adecuados para mejorar sus aptitudes.

Profesionalización de las organizaciones de mujeres Ante esta situación, la estrategia pretende profesionalizar la participación de las mujeres en el sector y garantizar que se le otorgue más valor al trabajo que desempeñan, y proporcionar consejos al respecto. Este hecho también les ayuda a ganar confianza en sí mismas y dignidad. Además, supone concienciarlas más acerca de las aptitudes necesarias en la recolección de las nueces de karité, lo que determina la calidad de los productos de valor añadido como la manteca de karité.

La estrategia también se interesa por los objetivos a largo plazo del sector del karité: el objetivo principal es aumentar paulatinamente el valor añadido de las nueces en Burkina Faso. Sin embargo, como la industrialización puede perjudicar la participación de las mujeres en el sector, la estrategia insiste en la necesidad de fortalecer las cooperativas de mujeres.

De hecho, algo tan simple como aumentar la capacidad de las mujeres para captar nuevos miembros y mejorar sus aptitudes de comercialización puede garantizar que las mujeres sigan siendo el motor principal del sector del karité. Aun así, es necesario que exista una participación y un compromiso político continuos para que las mujeres conserven su papel en todos los niveles de la cadena de valor del karité y para que Burkina Faso pueda aprovechar el potencial del sector. La estrategia servirá de guía para alcanzar esos objetivos.

Obtenga más información sobre el trabajo del ITC relativo a las estrategias de exportación.