Features

Ayuda para el Comercio como estrategia en el Pacífico

7 diciembre 2011
ITC Noticias

En la República de Kiribati, situada al sur del Pacífico y con una extensión de 3,5 millones de kilómetros cuadrados, tan sólo viven 100.000 personas. Kiribati es uno de los países más remotos del mundo, a miles de kilómetros de algunos de los principales puertos como Shanghai, Sidney y Tokio. La distancia es, por tanto, uno de los mayores obstáculos para el desarrollo de las exportaciones.

Sin embargo, desde 2008, la agencia regional de promoción del comercio y las inversiones del Foro de las Islas del Pacífico, Comercio e Inversiones de las Islas del Pacífico, ha ayudado a la empresa Kiricraft Central Pacific, con sede en Kiribati, en la promoción de sus catamaranes a motor en Australia y Nueva Zelandia. El negocio ha contribuido a ofrecer puestos de trabajo a los habitantes de Kiribati, y en tan sólo dos años, la empresa ha obtenido más de $AUD 1,78 millones ($EE.UU. 1,85 millones) gracias a las ventas en Australia.

El dueño de Kiricraft, Michael Savins, reconoce que la agencia ha sido importante para el desarrollo de su empresa. ‘Las recomendaciones de los expertos, los contactos y los consejos en materia de promoción que hemos recibido han sido cruciales para obtener nuestros canales de distribución en el mercado australiano.’ Estos servicios no hubieran sido posibles sin la financiación de APC proporcionada por asociados para el desarrollo clave; en particular, Australia, China, la Unión Europea, Japón y Nueva Zelandia.

Las islas pequeñas y las más remotas se enfrentan a numerosos desafíos en lo que se refiere a las exportaciones, y los 14 pequeños Estados insulares que son miembros del Foro de las Islas del Pacífico constituyen los entornos empresariales más difíciles del mundo. Esto implica que las compañías que operan en las islas del Pacífico deben ser creativas, dinámicas y resistentes. Asimismo, ello también significa que para lograr una aplicación adecuada la APC tiene el potencial de conseguir resultados a largo término que pueden mejorar el rendimiento económico del país. Las ventas de Kiricraft, por ejemplo, equivalen al 1% del PIB de Kiribati.

 

Coordinación del desarrollo de Ayuda para el Comercio

El valor de la ayuda al desarrollo para el sector privado ha recibido un reconocimiento significativo en los países del ACP (África, el Caribe y el Pacífico) desde hace varios años. Diferentes ministros de comercio de la región comenzaron un programa de trabajo en 2008, a fin de promover una mayor coordinación con los asociados para el desarrollo relacionada con la iniciativa APC. Los tres resultados principales del programa fueron los siguientes: el establecimiento de una mesa redonda regular sobre APC, que reúne a los asociados para el desarrollo, los asociados ejecutores y los representantes nacionales para debatir acerca de las necesidades relacionadas con la APC; el desarrollo de una Estrategia de APC en el Pacífico, a fin de guiar a los asociados para el desarrollo en la provisión de APC; y el establecimiento de una lista de necesidades urgentes que los asociados para el desarrollo puedan financiar. La primera mesa redonda sobre la iniciativa APC se celebró en 2008, y en 2009, los ministros de comercio de los países del ACP aprobaron la Estrategia de APC en el Pacífico.

Dicha Estrategia representa un marco político encaminado a ayudar a los países insulares
del Pacífico a priorizar, ejecutar y coordinar iniciativas para el desarrollo que apoyen más actividades comerciales, así como una mayor inversión, y que den lugar a un desarrollo económico amplio y sostenible en beneficio de sus ciudadanos. La estrategia ayuda a los ministros a centrarse en los desafíos comerciales más importantes de la región, y les ofrece un mecanismo para poder hacerles frente.

En cuanto a las cuestiones relacionadas con el desarrollo de una política comercial, fue necesario hacer hincapié en la necesidad de emprender acciones nacionales y, por el momento, los proyectos emprendidos en el marco de la estrategia han cumplido dicha encomienda. Así, por ejemplo, la Organización de Aduanas de Oceanía ha comenzado un gran proyecto destinado a modernizar las prácticas aduaneras en los 23 países miembros; por otro lado, la Secretaría de la Comunidad del Pacífico está llevando a buen puerto un programa para la promoción del desarrollo de la cadena de valor en productos agrícolas esenciales. En los proyectos participan, respectivamente, agencias aduaneras y productores del sector privado nacionales, con el fin de contribuir a la consecución de los objetivos de la región.

 

Ayuda para el Comercio no sólo implica la firma de acuerdos comerciales

Debido a su asociación con la Ronda de Doha, se suele considerar que la iniciativa APC se centra principalmente en negociaciones relacionadas con el comercio y la puesta en marcha de acuerdos comerciales. Sin embargo, la Estrategia de APC en el Pacífico reconoce que no es suficiente con tan sólo mejorar el acceso al mercado; a los países les sigue resultando difícil y caro enfrentarse a los obstáculos no arancelarios.

Por ello, en la estrategia, se presta especial atención a la necesidad de una infraestructura comercial, unas instalaciones adecuadas para cumplir los requisitos sanitarios y fitosanitarios, y la promoción del desarrollo comercial. La región del Pacífico, en particular, no cuenta con una infraestructura económica de alta calidad en lo que se refiere a los puertos, los aeropuertos y los caminos secundarios que conectan el sector privado con los mercados. El coste tan alto que supone la mejora y el mantenimiento de una infraestructura como esa hace que la mayoría de los países necesiten ayuda a largo plazo para conseguirla.

Para la gran cantidad de pequeños productores agrícolas que trabajan en el Pacífico, resulta caro y extremadamente difícil superar los obstáculos sanitarios y fitosanitarios que se interponen en el desarrollo de las exportaciones, y hacer frente a dicha barrera continúa siendo un reto. La crisis económica mundial actual ha demostrado que es necesario diversificar los productos y mercados de exportación, a fin de que las economías de las islas del Pacífico se vuelvan más resistentes.

Debido a los importantes desafíos a los que se tiene que enfrentar el sector privado para entrar en nuevos mercados y crear nuevos productos, existe una fuerte demanda del tipo de asistencia que proporciona la agencia Comercio e Inversiones de las Islas del Pacífico. De hecho, son pocos los países que pueden permitirse apoyar sus propias agencias de promoción del comercio y las inversiones.

En 2011, la Secretaría del Foro de las Islas del Pacífico ha estado coordinando un proceso de actualización y renovación de la Estrategia de APC en el Pacífico; para ello, aprovecharon las lecciones aprendidas durante los últimos años y trataron de hacer frente a las deficiencias que no se habían recogido en la estrategia original. En la actualidad, la Secretaría está preparando un proceso de revisión consultivo para el año que viene, a fin de reforzar la Estrategia de APC en el Pacífico, así como de centrar su atención en conseguir una mayor eficacia en el proceso de definición de APC como una prioridad.

El Foro de las Islas del Pacífico también está analizando posibles vías de actuación para aumentar la parte de APC que se les asigna, especialmente a través de fondos mundiales. Los países insulares del Pacífico no han recibido su porcentaje de fondos correspondiente debido, entre otras cosas, a las dificultades a las que numerosos países (con recursos humanos limitados) se tienen que enfrentar para solicitarlos y obtenerlos. Con el fin de ayudarles a superar dicho desafío, la Secretaría del Foro de las Islas del Pacífico ha establecido un programa de trabajo en materia de APC; para ello, ha solicitado a miembros del personal que ayudan a los países a identificar y obtener financiación de APC para apoyar las prioridades fijadas a nivel nacional y regional.

En último término, el objetivo de la Estrategia de APC en el Pacífico consiste en ayudar a los países insulares de la región a conseguir que los asociados para el desarrollo les proporcionen la asistencia que tanto necesitan de forma estratégica y a largo plazo; ello les ayudará a emprender las reformas necesarias para ayudar a la región a expandir el comercio con el resto del mundo. La financiación de APC puede hacer que estos pequeños países mejoren su infraestructura, desarrollen su capacidad de producción y cumplan con los requisitos sanitarios y fitosanitarios para poder exportar. Será sólo entonces cuando puedan alcanzar su máximo potencial económico.