Speeches

WEDF 2015 - Discurso de apertura de la Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional

20 octubre 2015
ITC Noticias
Discurso de apertura de la Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional, Arancha González, durante el Foro Mundial para el Desarrollo de las Exportaciones.
20 de octubre de 2015, Doha (Qatar)

Su Excelencia Sheikh Abdullah Bin Nasser Bin Khalifa Al-Thani, Primer Ministro y Ministro del Interior del Estado de Qatar,
Su Excelencia Sheikh Ahmed Bin Jassim Al Thani, Ministro de Economía y Comercio,
Su Excelencia Ali Sharif Al Emadi, Ministro de Finanzas,
Su Excelencia Sheikh Abdullah Bin Saud Al Thani, Director del Banco Central de Qatar y Presidente del Banco de Desarrollo de Qatar,
Sr. Abdulaziz Bin Nasser Al-Khalifa, Director General del Banco de Desarrollo de Qatar:

Assalam Aleikum.

Ya sea que hayan venido a la dinámica ciudad de Doha desde un país lejano o desde un país vecino, quisiera dar la bienvenida a todos los presentes al Foro Mundial para el Desarrollo de las Exportaciones.

En nombre del Centro de Comercio Internacional quisiera dar las gracias al Gobierno y a los ciudadanos del Estado de Qatar, y especialmente al Ministerio de Finanzas y al Banco de Desarrollo de Qatar, por colaborar con nosotros para poder llevar a cabo esta decimoquinta edición del WEDF, el primero celebrado en Oriente Medio.

Este Foro tiene lugar tan solo tres semanas después de que las Naciones Unidas adoptaran la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, cuyo objetivo es promover el crecimiento sostenible e inclusivo para todos.

Por otra parte, se celebra a dos meses de la Conferencia sobre el Cambio Climático de París y antes de que la Organización Mundial del Comercio se reúna en Nairobi para dar un nuevo impulso a la apertura del comercio multilateral.

La ciudad de Doha está estrechamente vinculada a la historia de la OMC. Fue aquí donde se lanzó la Ronda de Doha y donde China se convirtió en Miembro de la OMC en 2001.

El mensaje que queremos enviar hoy desde Doha es claro: una mayor apertura del comercio y las inversiones, así como el desarrollo de pymes más competitivas, pueden ayudar al mundo a lograr un crecimiento sostenible e inclusivo y alcanzar los Objetivos Mundiales de las Naciones Unidas.

Sostenible, porque el crecimiento tiene que ser compatible con nuestro planeta, e inclusivo, porque el crecimiento tiene que funcionar para todos, jóvenes y mujeres incluidos. Este crecimiento debe anclarse en las pymes, que representan el 90% de las empresas del mundo y generan siete de cada diez puestos de trabajo.

Es fundamental apoyar a las pymes en su internacionalización —lo que hoy en día significa comercio e inversión, conexión con los mercados y acceso a las cadenas de valor— para fomentar así economías más dinámicas e innovadoras y garantizar un crecimiento sostenido y sostenible.

Por esta razón, el tema del WEDF de este año es: "Innove, invierta, internacionalice". Y por esta razón, es más que oportuno que nos encontremos en Qatar, que es un ejemplo de una economía abierta que apuesta por estas tres "i" para su futuro.

El WEDF para hablar de negocios y para hacer negocios

Venimos al Foro Mundial para el Desarrollo de las Exportaciones porque queremos "hablar de negocios y hacer negocios". El ITC creó este Foro para ofrecer a los formuladores de políticas, a las instituciones de apoyo al comercio y la inversión, y a los líderes empresariales un espacio donde pudieran compartir experiencias, comprender las necesidades del otro y descubrir qué más se puede hacer, en términos prácticos, para promover la competitividad comercial.

Con los años, hemos añadido otro componente importante, el de las reuniones entre empresas, a fin de que las empresas puedan establecer conexiones con posibles asociados. Estoy encantada de poder anunciar que este año más de la mitad de los participantes del WEDF proceden del sector privado; todo un récord. Estamos deseando conocer los acuerdos y las conexiones a largo plazo que se forjarán aquí en Doha. Necesitamos conocer su opinión sobre cómo conseguir que el entorno del comercio y la inversión sea más propicio para llevar a cabo actividades comerciales a nivel internacional.

Competir, conectar y cambiar

La semana pasada, el ITC publicó la primera edición de su emblemático informe anual "Perspectivas de competitividad de las pymes". Nuestro objetivo es ofrecer a la familia del comercio y la inversión una herramienta práctica que ayude mejorar la competitividad de las pymes.

Los desafíos a los que se enfrentan las pymes varían. El acceso a financiación se esfuma en cuanto las empresas alcanzan un tamaño demasiado grande para los microprestamistas. El elevado precio de los transportes y los largos retrasos en las aduanas pueden frustrar toda intención de realizar operaciones comerciales transfronterizas.
También puede ser que las propias empresas tengan problemas para comprender las oportunidades de mercado. O es posible que no dispongan de una estructura de apoyo institucional para cumplir con las normas internacionales de salud y seguridad.

No obstante, no podemos actuar de forma eficaz hasta que no comprendamos las limitaciones más importantes a las que se enfrenta un determinado país. El informe Perspectivas de competitividad de las pymes nos proporciona las herramientas para hacerlo. En él se analizan los determinantes clave de la competitividad de las PYME: la propia empresa, su entorno empresarial inmediato y la política nacional. Estos determinantes clave se presentan en la forma de tres pilares: la capacidad de las pymes para competir, conectar y cambiar.

La habilidad de una pyme para "competir" se refiere a que ofrecer productos de calidad a tiempo y al mejor precio no solo depende de los talentos de la propia empresa. También depende del acceso a un sistema de certificación de la calidad de los productos que sea funcional, así como de las consideraciones a nivel macro, como unos trámites aduaneros rápidos o un entorno comercial abierto.

De forma similar, la capacidad de las pymes de "conectar", es decir, la forma en la que absorben y aprovechan la información para comprender mejor a los consumidores y dirigirse a ellos, no solo depende de su habilidad para utilizar el correo electrónico o Internet. Depende de la fuerza de los grupos y las asociaciones empresariales locales, así como de la penetración y calidad de Internet a nivel nacional.

Por último, la habilidad de las pymes para "cambiar", es decir, adaptarse a los constantes cambios de las fuerzas de los mercados, depende en gran medida del nivel de formación de la fuerza laboral, o del acceso a crédito, y no solo del dinamismo interno de la empresa en sí.

Quizá, un lema más preciso para este foro podría haber sido "competir, conectar y cambiar para ayudar a las pymes a innovar, invertir e internacionalizarse".

Trabajo del ITC sobre el terreno: ayudar a las pymes a integrarse en las cadenas de valor

La investigación práctica es tan solo una parte del trabajo del ITC. También trabajamos directamente sobre el terreno para ayudar a las pymes a aprovechar las oportunidades que ofrecen las cadenas de valor, que hacen posible que estas se conecten con los mercados mundiales a través de la producción de componentes o el procesamiento de productos intermedios importados, y no necesariamente de la fabricación de productos finales. Sin embargo, para poder hacer esto, las pymes necesitan poder contar con procedimientos aduaneros que sean rápidos y predecibles, que son cruciales para una logística eficiente. Esta es la razón por la que el ITC trabaja con los países y con el sector privado para ayudarles a poner en práctica el Acuerdo de Facilitación del Comercio de la OMC.

Para poder conectarse a las cadenas de valor, las pymes necesitan cumplir con las normas de calidad de los productos. El ITC les ayuda a conseguirlo. Mañana daremos a conocer una publicación muy útil sobre las normas de los productos halal. Se trata de un mercado lucrativo y en crecimiento, y comprender las normas de este sector es esencial para facilitar la participación de las pymes.

Nuestro trabajo más amplio sobre medidas no arancelarias y obstáculos no arancelarios, una barrera al comercio del siglo XXI, ayuda a las pymes y a los formuladores de políticas a navegar por este nuevo entorno comercial.

Nuestro trabajo en el campo del comercio electrónico pretende ayudar a las pymes a aprovechar todo el potencial que ofrecen los mercados virtuales, a fin de que mejoren su conectividad con los clientes y compradores, y aumenten sus ventas internacionales.

Y cuando hablamos de las cadenas de valor, no se nos puede olvidar el sector de los servicios. Pensemos en una pyme que ofrece banca electrónica, música o arte a un establecimiento local de una cadena hotelera internacional: esto es conectarse a una cadena de valor de servicios. Los servicios son esenciales para la economía de una región, también aquí en Qatar.

La Visión Nacional de Qatar 2030 establece una dirección clara para la transformación económica, que se basa en el desarrollo de capital humano, la diversificación económica y la sostenibilidad ambiental. El ITC está preparado para respaldar a Qatar en esta búsqueda generacional. A principios de este mes, firmamos un acuerdo con el Banco de Desarrollo de Qatar, una institución que admiramos y respetamos, donde nos comprometimos a trabajar juntos para ayudar a aprovechar el potencial de las pymes de Qatar. Estamos encantados de que nos hayan elegido como asociados.

Para concluir me gustaría desearles a todos un WEDF muy fructífero que genere ideas y sugerencias para la próxima edición.

Muchas gracias por su atención.