Features

Una estrategia para apoyar el desarrollo en el Pacífico

1 octubre 2013
ITC Noticias
Descripción de los retos y el potencial de las economías del Pacífico para lograr una mayor actividad comercial.

Treinta jóvenes aprendices de la isla de Moturiki utilizan técnicas tradicionales y materiales locales para construir 'bures' (casas locales) como destino ecoturístico. © Organización de Turismo del Pacífico Sur

El carácter aislado de las islas del Pacífico hace que les sea difícil llevar a cabo actividades comerciales con eficacia y, en consecuencia, limita los beneficios que estas islas pueden obtener a través de acuerdos comerciales regionales y mundiales.

Los países insulares del Pacífico no solo son pequeños, sino que también están aislados de los mercados principales. En términos de comercio, se trata de una difícil combinación, ya que la distancia y el tamaño del mercado determinan a menudo los costes y, a su vez, influyen en la competitividad del país. Para poder aprovechar las pocas oportunidades económicas que no se ven afectadas por el tamaño y el aislamiento, las economías del Pacífico deben contar con una capacidad comercial particularmente innovadora y resistente. En un tal contexto, donde existen pocos recursos, la APC puede contribuir a salvar la brecha entre la necesidad de capacidad y las nuevas inversiones, y ayudar a superar los obstáculos al comercio.

Aplicar un enfoque de APC coordinado puede lograr hacer frente a los problemas relacionados con el suministro, así como ayudar a aumentar la exportación de bienes y servicios; ello permitiría que las islas del Pacífico se integraran en las cadenas de valor regionales y mundiales.

La primera estrategia de APC para el Pacífico se desarrolló en 2009, y ha sido una herramienta muy útil para la movilización de recursos. Desde entonces, ha servido de guía para establecer prioridades teniendo en cuenta los recursos disponibles, así como para aplicar programas de APC regional.

En la actualidad, la región del Pacífico está revisando su estrategia en dicha materia y preparando otra para el periodo 2013-2017. En ella se incluirán las prioridades de la región, que se actualizarán periódicamente, a fin de reflejar nuevos mandatos, ajustes y el clima comercial, en constante cambio.

La estrategia contiene políticas sustanciales que recogen los retos existentes y subrayan el potencial de las economías del Pacífico de aumentar su actividad comercial. A través de la estrategia se busca llegar a un acuerdo sobre las prioridades necesarias para garantizar el crecimiento y una economía regional más diversificada. Su objetivo último es aportar un enfoque coherente para la movilización de recursos, que sea atractivo para los inversores y los asociados para el desarrollo internacionales, y que confirme que la región sabe lo que necesita y puede coordinar sus recursos (actuales y futuros) en pro del comercio y la inversión.

La nueva estrategia de APC para el Pacífico persigue facilitar la expansión del comercio en la región a través de cuatro objetivos: mejorar la infraestructura comercial; aumentar la capacidad productiva comercial; promover ajustes relacionados con el comercio; y mejorar la capacidad institucional en lo referente a políticas y regulaciones comerciales. Para hacer frente de una forma eficaz a los obstáculos que impiden a la región aumentar su competitividad, reducir su ineficiencia y obtener los beneficios de los acuerdos de integración económica regional, mejorar la infraestructura comercial y aumentar la capacidad productiva comercial tienen que ser una prioridad.

Las economías y los asociados para el desarrollo del Pacífico reconocen que, para que la región pueda participar en el sistema de comercio mundial, necesitan contar con una estrategia de APC que dé prioridad absoluta a los objetivos e intervenciones a corto plazo relacionados con la APC regional.

El desarrollo de infraestructura en la región para apoyar el comercio externo e interno debe ser la máxima prioridad. Los altos costes del transporte internacional hacen que muchas exportaciones no sean competitivas, y las deficiencias en la infraestructura nacional suponen un aumento de los costes de los bienes en la frontera. El impacto de los desastres naturales y el cambio climático en la infraestructura comercial de ciertos sectores económicos clave, tales como la agricultura, la pesca y el turismo, puede repercutir negativamente en la viabilidad y sostenibilidad futura de dichas exportaciones.

La estrategia indica que se debe realizar un gran esfuerzo en materia de APC para dar solución a las deficiencias encontradas en la infraestructura comercial de las islas del Pacífico. Se proponen cambios en la infraestructura física, así como en la de servicios; por ejemplo, en los sistemas e instalaciones del gobierno.

Para desarrollar las exportaciones, debemos invertir en la creación de capacidades de producción comercial. Asimismo, es necesario acceder a nuevos mercados, pero no debemos conformarnos con garantizar tan solo un crecimiento basado en las exportaciones. Las economías insulares del Pacífico quieren desarrollar y diversificar sus exportaciones en términos de productos, servicios y mercados. Para explotar todo el potencial del libre comercio, integrarse en las cadenas de valor mundiales, y aprovechar nuevas oportunidades (o nichos), tanto empresas como ciudadanos tendrán que superar los obstáculos relacionados con la información, la distancia y los altos costes comerciales. La Red de Oficinas de Comercio e Inversión de las Islas del Pacífico está presente en mercados internacionales importantes para la región, a fin de promover las exportaciones y el turismo del Pacífico, así como apoyar los flujos de inversiones externas.

Asimismo, se busca explotar el potencial de los jóvenes empresarios, las mujeres y las actividades tradicionales, ya que la cultura y las gentes del Pacífico constituyen una riqueza importante. Para conseguir una prosperidad económica y un desarrollo sostenible en las islas del Pacífico, en el futuro se debería invertir también en la mejora de los recursos humanos de la región, la formación de la mano de obra, y una mayor movilidad laboral.

La elaboración de una estrategia mejorada sobre la APC en el Pacífico ha demostrado que los esfuerzos nacionales realizados para integrar la APC tienen que complementarse con un nuevo marco regional exhaustivo. Este marco debe vincular la ayuda y las prioridades relacionadas con el comercio con los objetivos de desarrollo económico a largo plazo. En un contexto como este, recoger las necesidades de APC de la región en un único documento constituye una base sólida para la colaboración entre los Estados insulares, así como los asociados para el desarrollo internacionales y los inversores interesados en apoyar el desarrollo de la región.

La nueva estrategia de APC para el Pacífico potenciará dicho desarrollo a través de un enfoque coordinado basado en la asociación.