Stories

Tomar conciencia de la importancia del comercio electrónico para las PYME

10 abril 2013
ITC Noticias
En los países en desarrollo, el comercio electrónico requiere más apoyo por parte del gobierno para poder alcanzar su máximo potencial, explica la Directora Ejecutiva del ITC en un taller en la OMC.

El comercio electrónico hace posible que los países en desarrollo puedan competir en el comercio internacional, sin embargo, el máximo potencial de sus beneficios solo se podrá alcanzar cuando los gobiernos creen entornos empresariales que aprovechen todo el poder de Internet.

"Hay que hacer más para explotar el potencial del comercio electrónico como herramienta de desarrollo", declaró la Sra. Patricia Francis, Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional, durante la sesión inaugural del taller de dos días de duración sobre el comercio electrónico, celebrado el día 8 de abril en la Organización Mundial del Comercio. En caso contrario, "será una oportunidad perdida para el desarrollo de las exportaciones y la economía".

La mayor parte del comercio electrónico está representada por el B2B (comercio electrónico entre empresas), lo que, en términos de acceso al mercado, significa que las pequeñas y medianas empresas (PYME) tienen la oportunidad de superar los retos logísticos y geográficos. Al vender los productos en línea desaparece la figura del intermediario, lo que permite que los negocios reduzcan sus costes de transacción y, por tanto, sean más competitivos.

Nuevos mercados

Los participantes del evento comprendieron que el comercio electrónico también crea oportunidades en materia de comercio de servicios y que los mercados para los microtrabajos y autónomos hacen posible que los empresarios de los países en desarrollo puedan acceder a trabajos a los que antes no podían acceder.

En este sentido, el comercio electrónico ayuda a eliminar la brecha salarial y "proporciona la posibilidad de avanzar a los países de todos los rangos de ingresos", comentó el Sr. Harsha V. Singh, Director General Adjunto de la Organización Mundial del Comercio. Destacó que esto se hacía evidente en el mercado de la telefonía móvil; existe un número creciente de campesinos en los países en desarrollo que utilizan este servicio, por lo que son más los que pueden utilizar servicios de dinero móvil, abrir cuentas de ahorro y ganar intereses de sus depósitos.

Falta de aptitudes

A pesar del crecimiento del comercio electrónico en Internet y en los dispositivos móviles, los conocimientos digitales siguen estando muy fragmentados y aún queda mucho para que se pueda acceder de forma universal a una banda ancha asequible. Un desafío importante es la insuficiente conectividad a Internet en muchos países en desarrollo. Los sistemas de pago en línea continúan siendo inexistentes en muchos países y las PYME, a menudo, no cuentan con las competencias necesarias para hacer uso del comercio electrónico.

Existen debates intergubernamentales en foros bilaterales, regionales y plurilaterales sobre una posible necesidad de nuevas disciplinas comerciales en áreas como los flujos de datos transfronterizos, la privacidad de datos y el acceso a infraestructuras de almacenamiento de datos. Sin embargo, la Sra. Francis señaló que, aunque los gobiernos de los países en desarrollo hayan aprobado normas que apoyan el crecimiento del comercio electrónico, deben esforzarse más por conseguir crear entornos empresariales que se centren en la economía digital.

Los gobiernos van a tener que conseguir que las adquisiciones y el envío de mercancías transfronterizos sean más eficientes y menos costosos. Es necesario que los proveedores de servicios empresariales, incluyendo mujeres y jóvenes, reciban apoyo. A su vez, deben trabajar más para asegurar la privacidad y la seguridad de los pagos en línea y móviles, a medida que los sistemas de pagos electrónicos se expanden para poder procesar más transacciones en línea.

La Sra. Francis afirmó que "se trata de oportunidades de servicio de alto nivel". Además, añadió que "el crecimiento del comercio electrónico proporcionará beneficios relacionados con la generación de divisas extranjeras, la fijación de impuestos, la reducción de la pobreza y la creación de empleo para jóvenes".

El ITC se ha esforzado por promover el desarrollo del comercio electrónico. En Marruecos, actualizó el portal web de la asociación de la industria textil AMITH, conectando a posibles compradores con proveedores locales. En Bangladesh, dentro del marco del proyecto NTFII, proporcionó asesoramiento sobre publicidad en Internet y medios sociales a distintas PYME de la industria de la tecnología de la información local. En Fiji, vinculó a productores locales con comerciantes a través de aplicaciones móviles y web.

Aquí puede ver la presentación del ITC durante taller (en inglés).