Features

PYR con el Director General de la OMPI, Francis Gurry

24 abril 2014
ITC Noticias
La importancia de la propiedad intelectual para las pequeñas y medianas empresas (PYME) y los métodos para protogerla potencian la inversión externa y el aumento de los ingresos.


Encuentro entre el Director General de la OMPI, Francis Gurry, y distintos inversores en la Exposición de Invenciones de Ginebra (2012). © Emmanuel Berrod/OMPI

Forum de Comercio Internacional habla con Francis Gurry, Director General de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), sobre cómo las pequeñas y medianas empresas (PYME) pueden sacar provecho de la ampliación de sus conocimientos sobre propiedad intelectual (PI).

P: ¿Por qué la PI es importante para las PYME y cuáles son las maneras más comunes para protegerla?

Las PYME y las microempresas representan más del 90% de los negocios en la mayoría de países. Contribuyen de forma significativa a cuatro áreas: innovación, empleo, exportaciones y crecimiento económico.

Los derechos de PI son esenciales para proteger y gestionar las creaciones de las PYME. Una marca comercial o un diseño registrados pueden mejorar la identidad de la marca, y una patente puede atraer a inversores. Figurar en una base de datos de patentes puede conducir a formar alianzas estratégicas. Un secreto comercial bien protegido puede garantizar una ventaja competitiva. Los derechos de autor pueden proteger desde libros, música, cuadros, esculturas y películas hasta programas informáticos, bases de datos, anuncios o dibujos técnicos.

La elección del modo de protección de tan valiosa propiedad depende de la estrategia empresarial de la empresa. Muchos planes de negocio exitosos integran la PI como un componente desde el principio.

P: ¿Cuáles son los mayores desafíos relacionados con la PI para las PYME?
La PI puede ayudar a las PYME en prácticamente todos los aspectos del desarrollo empresarial, desde el desarrollo de los productos hasta el marketing, y más allá. Su función principal es permitir a las empresas que protejan sus inventos, innovaciones y creaciones de sus competidores, y de esta forma, los convierte en activos.

A pesar de que la PI es muy importante en esta nueva economía basada en el conocimiento, a menudo las PYME no se aprovechan de todo el potencial que ofrecen los sistemas de PI. Esto se debe a una serie de razones que incluyen la falta de concienciación, así como los costes y la complejidad de su uso. Además, es posible que las empresas no cuenten con la pericia o competencia necesaria para hacerlo.

P: ¿De qué modo ayuda la OMPI a las PYME en referencia con la PI?

Uno de nuestros objetivos principales es incrementar el número de PYME que utilizan sus activos de PI para crear valor y aumentar su ventaja competitiva. La OMPI ofrece una serie de servicios, actividades y recursos que ayudan a las PYME a explotar más su sistema de PI y a facilitar el acceso a recursos relacionados.

La OMPI llega a las PYME principalmente a través de instituciones de apoyo e instituciones gubernamentales relevantes. Apoya a las empresas mediante programas de formación de capacitadores centrados en explotar los activos de PI a través de la creación de marcas, el marketing, la innovación y el acceso a financiación.

Los sistemas mundiales de servicios de PI de la OMPI, como el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (patentes), el sistema de Madrid (marcas comerciales), el sistema de La Haya (diseño industrial) y los servicios de Infraestructura Mundial, ofrecen una alternativa más económica y menos compleja a empresas de todos los tamaños. Hacen posible que las empresas obtengan protección de la PI a nivel internacional y puedan crear redes de colaboración y plataformas técnicas para compartir conocimientos. Simplifican las transacciones relacionadas con la PI mediante bases de datos y herramientas para el intercambio de información gratuitas.

El sitio web de la OMPI ofrece información específica, actualizada regularmente, diseñada para asistir y asesorar a las PYME. Esta información incluye publicaciones y estudios sobre la gestión de activos de PI que se centran en temas específicos para las PYME, como la financiación, el uso estratégico y la aplicación. Asimismo, la OMPI publica mensualmente un boletín informativo sobre temas de interés para las PYME y otras partes interesadas.

Los propietarios de las PYME pueden navegar por la base de datos PatentScope de la OMPI, que proporciona acceso a las solicitudes internacionales del Tratado de Cooperación en materia de Patentes el día de la publicación, así como a millones de solicitudes de patentes nacionales. Otras de sus bases de datos, con información sobre marcas comerciales registradas y colecciones de diseño, también resultan útiles.

Por otra parte, la OMPI respalda el establecimiento de Centros de Apoyo a la Tecnología y la Innovación, diseñados para facilitar el acceso de los innovadores de los PED a los servicios locales de información sobre tecnología, como las bases de datos de patentes u otros recursos científicos y tecnológicos.

P: ¿Qué cuestiones deben tener en cuenta las PYME en relación con los derechos de PI al entrar en los mercados de exportación?

Poner precio a los productos en estos mercados depende en parte de cuánto valoran sus marcas los consumidores y de la cantidad de competidores que tengan. La adaptación del producto, la marca, el diseño y el empaquetado requiere un trabajo creativo que puede ser protegido mediante el sistema de PI.

Una cartera de activos de PI, como patentes y marcas comerciales, puede convencer a inversores, capitalistas de riesgo e instituciones financieras a que financien las incursiones en los mercados de exportación. En los acuerdos con los asociados locales es importante aclarar la propiedad de los derechos de PI, especialmente si los productos van a ser manufacturados, empaquetados o modificados en el extranjero. Las campañas de marketing y publicidad dependen mucho de las marcas comerciales, y cuando estas no están registradas son mucho más difíciles de ejecutar. La planificación de una participación en un feria comercial puede verse afectada por el plazo de las solicitudes de protección de la PI.

Proteger la PI en los mercados de exportación puede ayudar a la empresa a evitar que otros imiten o copien sus productos (o partes de este) sin su consentimiento. Además, permite a las pequeñas empresas acceder a nuevos mercados mediante acuerdos de licencias, franquicias y sociedades conjuntas con otras empresas. No considerar estas cuestiones puede resultar en pérdidas masivas si se diera el caso de que los productos infringen los derechos de otros. Los exportadores, a menudo, no comprenden la importancia de la protección de la PI hasta que se les ha pasado el plazo de alguna solicitud o sus marcas o productos se han visto afectados.

Al acceder a los mercados de exportación, las PYME también deberían saber que los derechos de PI son de carácter territorial, que existen enormes diferencias entre los procesos de PI a nivel mundial, que la mayoría de los países requieren la contratación de un agente local y que es posible que existan opciones nacionales, regionales o internacionales para la protección de la PI. Además, deben tener en cuenta que los costes de la protección de la PI en el extranjero se podría convertir en un obstáculo financiero. No obstante, un sistema de gestión de PI eficaz les ayudará a mantener los costes globales a un nivel asequible.

P: ¿Cómo pueden las PYME proteger su PI en el extranjero?

Como he mencionado anteriormente, los derechos de PI son territoriales. Esto significa que las PYME deberán proteger sus activos de PI en cada uno de los países en los que operen. Algunos sistemas de PI regionales, como la ARIPO o la OAPI en África, la EAPO en Euroasia y la EPO o la OHIM en Europa, ofrecen derechos de PI que son válidos en los países adheridos al sistema. Esto ayuda a reducir tanto la complejidad como los costes.

A través de los servicios mundiales de PI de la OMPI se puede recibir ayuda adicional para proteger y gestionar los derechos de PI en el extranjero. Asimismo, las PYME podrán obtener ayuda en las organizaciones de comercio de su localidad o país, en las cámaras de comercio, así como en las oficinas de PI nacionales.