Stories

Por qué las pymes son la base del programa de transformación de Liberia

20 noviembre 2015
ITC Noticias

Liberia se alza lenta, pero segura. El país disfruta de un periodo de paz desde el 2003, ha celebrado dos elecciones democráticas, y la recuperación económica no ha dejado de progresar durante la última década. Para un país traumatizado por años de conflictos e inestabilidad, estos logros adquieren una especial relevancia. Tras haber superado la crisis del Ébola, nuestras miradas están puestas en el futuro.

En el 2013 lanzamos un plan de desarrollo quinquenal llamado Programa para la Transformación (AfT, por sus siglas en inglés). Su objetivo es sentar las bases para que Liberia se convierta en un país de ingresos medios para 2030, al tiempo que garantiza que las ganancias del crecimiento sean distribuidas de forma equitativa e inclusiva. Este proyecto fue respaldado en 2014, cuando lanzamos la estrategia nacional de exportación de Liberia y una política nacional de comercio, ambas elaboradas en colaboración con el ITC.

El desarrollo de las pymes resulta crucial para lograr el objetivo del programa de transformación. Cerca del 80 % de todas las empresas formales de Liberia emplean a menos de 20 personas. Tan solo un 13 % da trabajo a entre 20 y 100 personas. No deberíamos olvidar que la sociedad de Liberia es eminentemente joven: el 60 % de la población es menor de 25 años y el 70 % de los asalariados trabajan en el sector informal. Se puede afirmar, por lo tanto, que las pymes controlan el empleo de Liberia.

El desafío para Liberia, y en especial para los que estamos en el gobierno, es saber cómo estructurar los programas para proporcionar el mejor apoyo posible al desarrollo de las pymes. Actualmente, la economía está dominada por la industria extractiva, que depende en gran medida de los volátiles precios de las materias primas. Estas operaciones con alta intensidad de capital no crean el tipo de trabajos destinados a transformar la economía y fomentar un entorno creativo para el crecimiento inclusivo. Por ejemplo, el sector turístico de Liberia tiene un gran potencial para satisfacer la demanda de empleo y crecimiento de los jóvenes, y las pymes de otros sectores podrían aprovechar los vínculos con las actividades de ejecución y suministrar servicios al sector turístico.

Con el fin de facilitar esta transformación, debemos abordar los retos a los que deben enfrentarse las empresas y los entornos empresarial y nacional.

En Liberia, las pymes deben afrontar tres desafíos principales: el acceso a la capacitación, el acceso a los mercados y el acceso a la financiación. Y a través de nuestra política de pymes estamos intentando superar, uno a uno, esos obstáculos, con vistas a fortalecer la capacidad de los proveedores de servicios para desarrollar programas de capacitación que satisfagan las necesidades específicas de las pymes.

Por ejemplo, ¿cómo capacitarías a una mujer que ha estado gestionando operaciones con el dinero de su monedero, para que gestione un negocio con el dinero de su cuenta bancaria, y entienda qué le pertenece a ella y qué pertenece al negocio? Para hacer frente a ese tipo de retos, trabajamos con una serie de proveedores con el fin de satisfacer distintas demandas, desde habilidades básicas en marketing, hasta gestión financiera y contabilidad.

Para apoyar el AfT, también se estableció la Feria de Comercio y Conferencia Nacional de pymes, que se celebra anualmente con el fin de promover la innovación entre las pequeñas y medianas empresas. Mediante la conferencia, identificamos a las empresas referentes del sector y dejamos que sean sus administradores los que cuenten sus historias e inspiren a otros. Además, las pymes con las soluciones más innovadoras reciben distintos premios.

Somos conscientes de que los vínculos y el entorno empresarial son esenciales para nuestro programa de crecimiento. Es por eso que estamos creando vínculos para las pymes en la industria de agroprocesamiento a través de nuestra Política y Estrategia para la Alimentación y la Agricultura. Con el fin de respaldar este proyecto, también estamos fomentando la creación de una compañía de embalaje, ya que nos dimos cuenta de que era el enlace que nos faltaba para incrementar la exportación de los productos nacionales.

A nivel nacional, tenemos la intención de mejorar el clima empresarial, haciéndolo más predecible y transparente. Recientemente, la presidenta Ellen Sirleaf Johnson promulgó el Acto de Empoderamiento de las Pequeñas Empresas (SBEA, por sus siglas en inglés), el cual obliga al gobierno a otorgar un 25 % de la contratación pública a las pymes. El sistema de contratación del gobierno está específicamente diseñado para alentar a las pymes a que se registren, se conviertan en contribuyentes habituales y, por consiguiente, pasar a formar parte del sector formal. El SBEA también se planeó para estimular la competición, la innovación y el acceso a la financiación, con el objeto de que las pymes se convirtieran en una parte integral de la transformación que esperamos ver en nuestro país.

El AfT es ambicioso, pero la ambición por sí sola no basta. Para que el proceso de reforma dé resultado, es necesario contar con un compromiso serio y a largo plazo, y una actitud de liderazgo. En Liberia, es la presidenta quien engloba esas dotes de liderazgo. Desde su elección, se ha asegurado de que el gobierno se involucrara con el sector privado, llegando a reunirse con representantes del mismo para tratar los desafíos a los que se enfrentan. Este empeño en construir un diálogo entre los ámbitos público y privado ha resultado crucial para el gobierno a la hora de descubrir cómo puede ayudar a mitigar los retos a los que debe hacer frente el sector privado, y mantener el AfT en marcha.

Liberia también ha iniciado el proceso de adhesión a la OMC. La reforma nacional que estamos llevando a cabo nos obliga a mejorar las leyes, y ha llevado al desarrollo de nuevas normas en áreas que carecían de legislación. Este proceso está haciendo que nos replanteemos qué queremos decir cuando afirmamos que deseamos que Liberia sea un "destino propicio para las inversiones". Para dar respuesta a estas cuestiones, estamos implantando programas que permitan que el país se convierta en un destino atractivo y competitivo tanto para los liberianos como para los inversores extranjeros.

Creemos firmemente en nuestro potencial y en el de nuestros jóvenes para ser piezas fundamentales en la transformación del país, ya que se trata de una juventud que se incorpora cada día al mercado laboral con la audacia de la esperanza de vivir una vida digna y plena.

Este artículo forma parte del informe Perspectivas de competitividad de las pymes 2015 del ITC.