Press releases

Lograr que el comercio funcione para las pequeñas empresas y para el 99 %

9 abril 2018
ITC Noticias
Más de 600 delegados se dan cita en la capital de Hungría para analizar el comercio inclusivo y hacer negocios

(Budapest) – El 17.º Foro Mundial para el Desarrollo de las Exportaciones (WEDF) ha sido inaugurado hoy por el Presidente de Hungría, János Áder, el Ministro de Relaciones Exteriores y Comercio, Péter Szijjártó, y la Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional, Arancha González. El evento, que se celebra en Budapest (Hungría) acoge a más de 600 delegados de 60 países.

Bajo el auspicio del Centro de Comercio Internacional (ITC) y el Ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio de Hungría y con el lema «El comercio, una fuerza para el bien: inclusión, innovación, integración», los participantes analizarán cómo el comercio puede ser un motor de crecimiento inclusivo y creación de empleo.

El Presidente Áder aludió a la necesidad de lograr que el comercio sea más sostenible: «En lugar de utilizar únicamente el interés en el capital natural al que podemos acceder, estamos agotando ese capital. Estamos acumulando deudas contra la naturaleza, unas deudas que, a la larga, habrá que pagar.

Mucho antes de que empezasen a surgir las preocupaciones en torno a la sostenibilidad medioambiental, Albert Einstein dijo: "Un nuevo tipo de pensamiento es esencial si la humanidad ha de sobrevivir y avanzar hacia niveles más altos"».

El ITC y el Gobierno de Hungría dan gran importancia al papel de las pequeñas y medianas empresas (pymes) con respecto a la creación de empleo y el crecimiento impulsado por el comercio. En Hungría, al igual que en la mayoría de las economías, las pymes son el eje central de economía, ya que representan más del 90 % de las empresas y aportan más de dos terceras partes de los puestos de trabajo. Favoreciendo la conexión de más pymes con los mercados internacionales se garantizaría una distribución más amplia de los beneficios resultantes del comercio entre la mano de obra.

Arancha González, Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional, afirmó: «El comercio es un elemento central de cualquier estrategia económica y de crecimiento nacional. La apertura de los mercados regionales y mundiales permite a las empresas importar ideas y capital y exportar bienes y servicios cada vez más sofisticados. Hungría es un claro ejemplo de ello: la integración en las cadenas de valor europeas ha sido un aspecto muy importante de la transformación económica de este país desde 1989».

El Ministro de Relaciones Exteriores y Comercio de Hungría, Péter Szijjártó, afirmó: «Es la primera vez que se celebra el Foro Mundial para el Desarrollo de las Exportaciones en un país de Europa Central. Esto demuestra claramente que Europa Central va camino de convertirse en el motor de crecimiento de Europa y de la Unión Europea. El WEDF, el ITC y Hungría tienen la misma estrategia en lo que respecta al apoyo a las pymes. Nuestro objetivo es aumentar drásticamente el papel y el peso de las pymes en nuestras actividades de exportación».

Arancha González añadió: «El comercio no constituye un fin en sí mismo. El comercio es simplemente una herramienta —aunque importante— para la productividad de las empresas, la competitividad de las economías nacionales y el crecimiento, la adición de valor y la creación de empleo. Renunciar a esta herramienta con el cierre de los mercados mermaría el crecimiento y las oportunidades para las generaciones futuras.

«Lo que hay que preguntarse no es comercio sí o no. No se trata de si comerciar o no. Se trata de cómo lograr que el comercio funcione para el 99 %, de cómo lograr que el comercio funcione para la sostenibilidad medioambiental, para la igualdad de género y para los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas».

El WEDF 2017 pondrá el foco en las cuestiones que conforman el comercio mundial y las empresas, desde las nuevas rutas comerciales, como la iniciativa china “Cinturón y Ruta de la Seda” (Belt and Road), a los lazos entre innovación y competitividad. Los participantes también analizarán cómo aprovechar mejor las oportunidades que brindan los modelos empresariales más ecológicos y a centrarse en el empoderamiento económico de las mujeres a través de la iniciativa Shetrades del ITC.

Además de los debates sobre políticas, se mantendrán diversos encuentros entre empresas (B2B) en las que participarán más de 120 empresas nacionales e internacionales interesadas en hacer negocios reales.

En el transcurso del WEDF 2017, una serie de sesiones prácticas analizarán cómo empresarios e inversores pueden impulsar la globalización de las empresas de nueva creación; cómo ampliar las empresas digitales; cómo dar el paso de la agricultura a los agronegocios, y cómo transformar los residuos en riqueza mediante la recuperación y la regeneración de productos al término de su vida útil. Además, se celebrará un concurso en el que jóvenes empresarios presentarán sus planes de negocio sostenible a inversores de impacto.

Si desea obtener más información acerca del WEDF 2017, por ejemplo sobre cómo acceder al programa o inscribirse, visite: http://www.intracen.org/itc/eventos/Foro-Mundial-para-el-Desarrollo-de-las-Exportaciones/

Notas para el editor

El ITC es la agencia conjunta de la Organización Mundial del Comercio y las Naciones Unidas. El ITC ayuda a las pequeñas y medianas empresas de países en desarrollo y en transición a mejorar su competitividad en los mercados globales, contribuyendo así al desarrollo económico sostenible que contemplan el programa Ayuda para el Comercio y los Objetivos Mundiales de Desarrollo Sostenible.

Hungría es una economía abierta y presta especial atención al fomento de la inversión extranjera y la facilitación del comercio exterior. Con el fin de garantizar la coordinación más eficiente, todas las instituciones que tienen que ver con áreas específicas de la diplomacia económica —el desarrollo del comercio, la promoción de la inversión, la financiación y los seguros de la exportación, los Comités Económicos Mixtos y la red de diplomáticos económicos— son supervisadas por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio, lo que aumenta considerablemente la velocidad de los procesos de toma de decisiones. El principal objetivo de la diplomacia húngara se ha visto así ampliado, y Hungría considera ahora prioritarias la diplomacia económica y la promoción del país.