Stories

La Comisión Europea y el ITC apelan a una toma de decisiones más documentada para el desarrollo del comercio y del sector privado

6 noviembre 2017
ITC Noticias
El ITC y la Dirección de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Comisión Europea exploran vías para respaldar el comercio en los países en desarrollo y la consiguiente prestación de ayuda.

 

La Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo (DG DEVCO) y el Centro de Comercio Internacional (ITC) están trabajando juntos para apoyar a las empresas —en especial a las pequeñas y medianas empresas— y al comercio en los países en desarrollo.

El Director General de la DG DEVCO, Stefano Manservisi, se reunió con la Directora Ejecutiva del ITC, Arancha González, el pasado 9 de noviembre en Bruselas para analizar cómo una toma de decisiones más documentada puede ayudar al sector privado y al comercio en los países en desarrollo y a la consiguiente prestación de ayuda.

En sus reflexiones acerca del comercio internacional, la inversión y la asistencia oficial al desarrollo como medios importantes para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, llegaron a la conclusión de que cabría intensificar la acción y los esfuerzos en tres áreas concretas:

  • un conocimiento profundo de las cadenas de valor y los mercados consumidores de materias primas que pueda mejorar el diseño y el impacto de los proyectos;
  • unos proyectos experimentales que conecten satisfactoriamente a las microempresas, las pequeñas y las medianas empresas que justifiquen el lanzamiento de iniciativas que puedan alentar la transformación del mercado; y
  • un diálogo basado en datos empíricos para la mejora del entorno empresarial y normativo.
Manservisi afirmó que «si se trabaja en estas áreas se puede contribuir considerablemente a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, a la Agenda de Acción de Addis Abeba sobre la Financiación para el Desarrollo y el Acuerdo de París sobre el cambio climático».

Arancha González señaló que «una sólida transmisión entre la inteligencia de mercado y la conexión de mercado podría ayudar a fomentar un diálogo constructivo y un programa más robusto de reformas sobre el terreno. Se trata de pasar de hacer posible el comercio a lograr que haya comercio».