Stories

El Pacto Mundial de las Naciones Unidas da la bienvenida a una cooperación mayor con el ITC

10 febrero 2014
ITC Noticias
El Pacto Mundial de las Naciones Unidas espera una mayor cooperación con el ITC en la inclusión de los negocios en el desarrollo

La Consejera General del Pacto Mundial indicó en su visita al ITC en diciembre que el programa de desarrollo posterior a 2015 de las Naciones Unidas, que prevé un mayor papel de los negocios en general y de las pequeñas y medianas empresas (PYME) en particular, presenta una oportunidad para una cooperación más cercana entre el Centro de Comercio Internacional (ITC) y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

"Hay un gran potencial para una cooperación más estrecha en la inclusión de los negocios, incluyendo el programa de desarrollo posterior a 2015," indicó Ursula Wynhoven, Consejera General del Pacto Mundial de las Naciones Unidas en Ginebra el 5 de diciembre de 2013.

El Pacto Mundial, una iniciativa política estratégica para las empresas que estén interesadas en el desarrollo económico avanzado y en la consiguiente mejora de la salud humana y en la mitigación de la degradación del medio ambiente, trabaja con empresas y "líderes empresariales brillantes" para garantizar que estas operan de una manera responsable y sostenible.

Mientras que los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), fijados para 2015, se veían como una asociación entre los países desarrollados y en desarrollo para crear un ambiente favorable al desarrollo y la erradicación de la pobreza, el programa de desarrollo posterior a 2015 pretende que las empresas tengan un papel mayor en la consecución de los objetivos de desarrollo. El Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon reveló la arquitectura de compromiso empresarial posterior al 2015 en la Cumbre de líderes del Pacto mundial en septiembre de 2013.

El programa de desarrollo posterior a 2015 hace hincapié en que las pequeñas y medianas empresas (PYME) serán los motores de los esfuerzos mundiales del crecimiento, la reducción de la pobreza y la consecución de medios de subsistencia sostenibles. Esto es particularmente relevante para el ITC, como un asociado para el desarrollo para las PYME en las economías en desarrollo y en transición, y para el Pacto Mundial, ya que la mitad de sus miembros son PYME, dijo la Sra. Wynhoven. Además, añadió que una posible área de cooperación podría ser la ayuda a las empresas para que adquieran materias o productos de otras empresas en países en desarrollo dirigidas por mujeres, con lo que se proporcionaría apoyo y capacidad a las empresas de mujeres.

"Estamos encantados con la colaboración productiva que hemos tenido con el ITC hasta la fecha y esperamos explorar sinergias adicionales en el futuro próximo," dijo la Sra. Wynhoven, y añadió que una de las características principales del Pacto Mundial es su presencia local y en particular, sus redes en los países en desarrollo.

En 2009 el Pacto Mundial invitó al ITC a ser partícipe de sus siete Principios para el Empoderamiento de las Mujeres, que ofrecen orientación a las empresas sobre el modo de empoderar a las mujeres en los puestos de trabajo. El ITC ofreció asistencia en la redacción del Principio 5, que versa sobre la expansión de las relaciones comerciales a empresas dirigidas por mujeres y empresarias y sobre la ejecución de prácticas en la cadena de suministros que empoderen a las mujeres.

En 2011, el ITC y el Pacto Mundial organizaron de manera conjunta "Los casos comerciales y de desarrollo que apuntalan la participación de las mujeres en las cadenas mundiales de valores" en el marco de la Cuarta Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Países Menos Adelantados en Estambul y estrecharon su cooperación con la participación del Pacto Mundial en la inauguración de la Exhibición y Foro de Mujeres Empresarias en Chongqing, China.

La importancia de la diversidad de los proveedores para brindar nuevas oportunidades a las mujeres fue subrayada en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Rio+20) en 2012 por una alianza entre el Pacto Mundial, el ITC y WE Connect. El Pacto Mundial ha promocionado desde entonces el aprovisionamiento inclusivo a sus participantes.

"El ITC ayuda a las PYME en los países en desarrollo a que alcancen el éxito en las exportaciones, y por ello es necesario que establezcamos alianzas fuertes con colectivos del lado del comprador. La integridad de esas empresas es parte del proceso de selección de los asociados, por lo que contamos dentro del sistema de la ONU con el Pacto Mundial de las Naciones Unidas como proveedor con los máximos principios al cual puede acudir el sector privado sin ninguna duda, dijo Meg Jones, Gestora del programa del ITC sobre Mujeres y Comercio.