Stories

El ITC subraya la importancia de la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos en la reunión de SAVE FOOD

10 febrero 2014
ITC Noticias

En una reunión de asociación de la Iniciativa SAVE FOOD de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), celebrada en Roma, se pusieron de relieve los esfuerzos del Centro de Comercio Internacional (ITC) para la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos. La reunión tuvo lugar el 10 y el 11 de diciembre de 2013 y reunió a unos 150 participantes provenientes de 54 instituciones activas en la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos. Kofi Essuman, Asesor Superior del ITC, en su comparecencia sobre el tema "Medio ambiente e inversión en los países en desarrollo" habló sobre las áreas principales en las que la inversión del sector privado puede reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos.

SAVE FOOD, la Iniciativa mundial sobre las pérdidas y el desperdicio de alimentos, forma parte del Reto del Hambre Cero de las Naciones Unidas. Esta iniciativa conecta a grupos de asociaciones públicas, privadas o de la sociedad civil involucradas en cualquier etapa de la producción, el procesamiento o el consumo de alimentos. Aproximadamente un tercio de los alimentos producidos anualmente en el mundo destinados para el consumo humano, unos 1.300 millones de toneladas, es desperdiciado. El valor de las pérdidas y el desperdicio de alimentos van desde los $EE.UU. 680.000 millones en los países industrializados hasta los $EE.UU. 310.000 millones en los países en desarrollo.

En palabras del Sr. Essuman, "La motivación y el calado de la inversión del sector privado en la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos en muchos países en desarrollo es a menudo baja debido a la pobre infraestructura, un sector financiero débil, una transferencia tecnológica y capacidad humana inadecuada y los altos costes de hacer negocios."

"Durante años, el ITC se ha asociado con instituciones del sector público y privado en los países en desarrollo para invertir en intervenciones de valor añadido en las cadenas de valores de los alimentos para facilitar con ello el comercio y reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos. Entre las intervenciones realizadas destacan la capacitación de grupos de agricultores y empresas, la mejora de la producción y de los procesos de adición de valores, la prestación de soluciones de embalaje, la capacitación local en los sistemas de calidad, y la prestación de formación y servicios de asesoramiento en la gestión de la cadena de suministro y de soluciones empresariales para facilitar el vínculo con los mercados,"dijo.

En la reunión de la FAO se presentaron dos casos prácticos del trabajo del ITC en la ayuda a grupos de agricultores en Ghana y Benin para la exportación de piñas y boniatos.