Features

Desarrollar y respaldar el sector de los textiles y la confección de Túnez

19 febrero 2016
ITC Noticias
Tras haber experimentado dificultades económicas, la industria textil
de Túnez se renueva y prevé un futuro mejor

Las dificultades a las que se enfrentaban los tunecinos desde que comenzó la crisis económica mundial en 2008 se vieron agravadas tras la Revolución de los Jazmines, que derrocó al gobierno y provocó levantamientos en el mundo árabe. Como resultado, muchas empresas reubicaron gran parte de sus negocios y varias se llevaron sus operaciones a otro país. Otras, especialmente las del sector de los textiles y la confección, siguen luchando por mantener su negocio y a sus trabajadores aplicando un método comercial innovador.

Para apoyar este esfuerzo, el ITC lanzó el proyecto Com-Texha (derivado de su nombre en francés 'Appui à la compétitivité de la chaîne de valeur du secteur textile et habillement') en Túnez, que ofrece apoyo a las empresas beneficiarias para que mejoren su competitividad a través de la cadena de valor. Com-Texha ayuda a las pequeñas y medianas empresas (pymes) del sector de los textiles y la confección, así como a otras instituciones relacionadas, con el fin de aumentar el empleo en el sector.

En cooperación con el Ministerio de Comercio, con las instituciones de apoyo al comercio y la inversión (IACI) y con el apoyo financiero de la Secretaría de Estado de Economía (SECO) de Suiza, el objetivo de Com-Texha es apoyar y asistir a las empresas para que optimicen su competitividad de exportación, diversifiquen los mercados y desarrollen productos con un mayor valor añadido. Asimismo, ayuda a las empresas a encontrar compradores y proveedores potenciales, y a los jóvenes a encontrar trabajo. Dos de las empresas que se benefician del proyecto son Zaoui Création Moderne (ZCM), un taller corporativo de confección, y Dorratex, una empresa especializada en ropa para mujeres.

AUMENTAR LA BASE DE CLIENTES

Al igual que muchas otras empresas tunecinas, ZCM comenzó su negocio subcontratando. Durante muchos años dependió de un solo cliente, lo que hizo que este se aprovechara de la situación y fijara precios máximos. Para hacer frente a esta situación, el Director de ZCM, Mohsen Zaoui, se arriesgó y decidió poner fin a esta colaboración y buscar nuevos mercados en el extranjero.

'Nos arriesgamos a perderlo todo en un abrir y cerrar de ojos', declaró el Sr. Zaoui. 'Nos vimos obligados a acortar nuestra plantilla tras un fallo eléctrico y perdimos la confianza en nuestro banco y en nuestros proveedores debido a la falta de liquidez y a que no cumplían con nuestro acuerdo.'

Con el fin de encontrar rápidamente nuevos clientes, el Sr. Zaoui se puso en contacto con sus amigos en busca de trabajos a corto plazo. Asimismo, contactó con posibles clientes importantes y empresas extranjeras. Finalmente, optó por reducir su precio de venta para atraer a nuevos clientes.

Aconseja a aquellas empresas tunecinas que siguen estando en su antigua situación que busquen la mejor forma de reestructurar sus operaciones y que contraten a personal que cuente con las destrezas para llevar a cabo un trabajo de calidad. Opina que para que el negocio funcione bien, la persona a cargo del suministro debe ser plenamente consciente de la importancia que tiene el diseño.

Las opiniones del Sr. Zaoui van de la mano de la visión del proyecto Com-Texha, que ayuda a los participantes a diversificar las fuentes de suministro y a crear consorcios de abastecimiento, y actualmente está ayudando a diseñar una plataforma en línea que facilite las asociaciones en el sector.
El proyecto, además, asiste a las pymes en el diseño y desarrollo de productos nuevos y ecológicos que harán el acceso a nuevos mercados más sencillo.

DISEÑO ASISTIDO POR ORDENADOR

Dorratex experimentó dificultades en 2009 y 2010 que le obligaron a reducir a la mitad sus instalaciones y su plantilla. Después de 2011, Mohamed Hichri, gerente de Dorratex, tomó una decisión que cambiaría la forma de operar de la empresa: aceptar todos los pedidos que otras empresas rechazaban, como las microseries o las confecciones de lujo. Con el fin de compensar las fluctuaciones en los procesamientos de los pedidos y los periodos de gran carga de trabajo, el Sr. Hichri ayudó, con financiación y material, a dos antiguos supervisores a crear su propia empresa. Gracias a sus amplios conocimientos del nivel de calidad y de los requisitos técnicos de los productos, se han convertido en un importante aliado de Dorratex.

Dorratex invirtió en diseño asistido por ordenador (CAD), estableció un departamento de investigación, elaboró un paquete de diseño y prototipo, y creó versatilidad entre sus empleados para que pudiesen trabajar tanto en líneas de producción tradicionales como en grupos autónomos.

Nos explica que su empresa participa en todos los eventos comerciales posibles, como ferias comerciales o reuniones entre empresas. Dorratex también ha modernizado su sitio web, a fin de que aparezca bien posicionada en los motores de búsqueda. Claramente se ha ganado la confianza de sus clientes, quienes la recomiendan a otros.

'Nunca tome a sus clientes por estúpidos', señaló el Sr. Hichri. 'Nunca diga 'sí' si no tiene capacidad para el encargo ni 'no' si la tiene. Viva en la actualidad y, finalmente, responda con rapidez a las demandas de sus clientes.