Speeches

Declaración de la Directora Ejecutiva del ITC en el lanzamiento de SheTrades en Kigali, Rwanda

26 septiembre 2017
ITC Noticias
Declaración principal de la Directora Ejecutiva del ITC, Arancha González, en el lanzamiento de SheTrades Rwanda en Kigali, 22 de marzo de 2017

Excelentísima Primera Dama:
Honorable Ministro de Comercio, Industria y Asuntos del África Oriental:
Distinguidos invitados:
Señoras y señores:


Es para mí un placer estar de nuevo en Kigali y me gustaría agradecerle a Su Excelencia, la Primera Dama, su presencia hoy aquí con motivo del lanzamiento de SheTrades. Quiero expresar también mi agradecimiento a los gobiernos del Reino Unido, Finlandia, Noruega y Australia, así como al programa Trade Mark East Africa, por su apoyo. Porque es a través de nuestra colaboración para el empoderamiento económico de las mujeres que podemos conseguir alcance e impacto.

¿Qué mejor lugar que Rwanda para lanzar SheTrades? Este es un país que valora la contribución de las mujeres a la economía y a la sociedad y está listo para actuar mediante una mezcla de oportunidades, igualdad y liderazgo gubernamental. No es por tanto ninguna sorpresa que Rwanda ocupe el puesto 5º en el Índice Global de Disparidad entre Géneros (GGI) del Foro Económico Mundial.

Pero sustentar los esfuerzos requiere inversiones continuadas, empezando por la educación y la creación de competencias profesionales, incluyendo en el ámbito de las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (CTIM), algo esencial para competir en la «4.ª revolución industrial».

Requiere también abordar el muy elevado número de mujeres que trabajan como autónomas o en la economía informal, así como las pymes propiedad de mujeres. Cuando esas mujeres acceden a sectores de un mayor valor añadido y obtienen mayores ingresos, o simplemente ingresos, contribuyen a que el crecimiento interno sea más robusto, a que la economía sea más competitiva y a que la pobreza se reduzca más deprisa.

En esto consiste SheTrades. Se trata de una iniciativa global para abordar siete conjuntos de barreras a las que se enfrentan las mujeres en los negocios y que une a gobiernos, empresas y sociedad civil. Desde el acceso al crédito, las políticas comerciales o una contratación pública y privada más inclusiva.

Con un objetivo: ayudar a conectar a un millón de mujeres con los mercados para el año 2020.

Y por medio de una herramienta, SheTrades.com, una plataforma en línea y aplicación móvil que ayuda a las mujeres a contactar con otras mujeres y conectarse entre sí.

Con motivo del lanzamiento hoy de SheTrades Rwanda queremos recabar su compromiso con este objetivo. Queremos saber qué garantías están dispuestos a ofrecer para apoyar y conectar a más mujeres a nuestras economías.

Pero no se trata solo de Rwanda. En el mundo de nuestros días, de comunicaciones instantáneas y redes de cadenas de valor, ya no se trata solo de un país. Se trata también de la región del África Oriental. Un movimiento de integración regional como la CAO es tan fuerte como lo sea su eslabón más débil. Los progresos que se hagan en Rwanda repercuten positivamente en Kenya. Los progresos realizados en Tanzanía tienen un impacto positivo en Burundi. Los progresos en Etiopía pueden ayudar a Uganda.

Una parte importante del éxito regional consiste también en conectarse a otras regiones y economías para crear vínculos comerciales y de inversión, apoyar la transferencia de conocimientos y tecnología, y construir colaboraciones Sur-Sur tangibles y sostenibles.

Ese es el motivo por el que, como una contribución a SheTrades, me complace lanzar la Mitreeki East Africa- India Partnership, una plataforma en el marco del programa SITA del ITC en la que se reúnen mujeres de la India y de África Oriental para compartir conocimientos, experiencias y mejores prácticas con el objetivo global de fomentar el aumento del emprendimiento femenino.

A través de Mitreeki (una combinación de las palabras Maitreyi y Urafiki, del sánscrito y del suajili respectivamente, y que significan «amistad»), nos comprometemos a aumentar las capacidades de las mujeres directivas y empresarias en África Oriental a través de los conocimientos comerciales y la tecnología con sus homólogas de la India.

Y esto me lleva al último punto de mi intervención. El elemento subyacente de esta iniciativa es la «conectividad», la utilización de la tecnología digital para ayudar a conectar a los desconectados. A través de soluciones electrónicas y del comercio electrónico podemos ayudar a conectar a las mujeres empresarias a los mercados.

Es por este motivo que aplaudo las inversiones realizadas por Rwanda para aprovechar el poder de «lo electrónico» para reducir los costos comerciales. Las infraestructuras de TIC, incluida la fibra óptica y 4G LTE, los sistemas de telefonía móvil, la firma electrónica, etc., están ayudando a crear nuevas oportunidades para las pymes rwandesas.

Por ello, el ITC seguirá trabajando con Rwanda y con otros socios, como la alemana GIZ y compañías privadas como DHL, a fin de crear las competencias y la infraestructura necesarias para que las pymes irrumpan en los mercados. Esperamos ver crecer muy pronto la plataforma digital piloto «Made in Rwanda».

Amigos míos: hoy no se trata solo de mujeres. Nunca se trata solo de mujeres. Se trata de que la colectividad (los hombres, las mujeres, los jóvenes, el gobierno, la comunidad empresarial, la sociedad civil, los medios de comunicación, el sector académico y las organizaciones regionales e internacionales) se comprometa a garantizar que ellas puedan comerciar (she.can.trade).

Así que, ¿cuál va a ser su compromiso?

Muchas gracias por su atención. Estoy deseando que comencemos a trabajar juntos.