Stories

Crecimiento impulsado por el comercio en Myanmar: de la estrategia a la ejecución

14 junio 2016
ITC Noticias
El desafío

Es más fácil proponerse un crecimiento impulsado por el comercio que conseguirlo. Los formuladores de políticas han de tomar difíciles decisiones: qué hacer; por dónde empezar; cómo establecer las prioridades; y por qué. Para ayudarles a responder a estas preguntas, el ITC colabora con los gobiernos interesados en la formulación de una estrategia nacional de exportación (ENE). Este documento ofrece una hoja de ruta en la que se identifican los sectores y los proyectos y reformas específicos y valorados económicamente que reportarían elevados rendimientos de la inversión en términos de crecimiento, creación de empelo y rendimiento comercial. Pero el mero hecho de contar con una estrategia no se traduce automáticamente en una mejora de la presencia en el mapa del comercio mundial: es necesario ejecutar estrategias.

En Myanmar se lanzó una ENE en 2015 tras un amplio proceso consultivo en el que participaron varios ministerios, asociaciones empresariales y asociados para el desarrollo. Dicha estrategia identificaba soluciones basadas en el mercado para salvar las limitaciones del país en materia de competitividad detallando actividades específicas, plazos y medidas del impacto con respecto a lo que debían hacer los diferentes agentes del mercado. Por aquel entonces, el Presidente de la Federación de Cámaras de Comercio e Industria de la Unión de Myanmar (UMFCCI), afirmó: «La ENE ha sentado las bases de las alianzas público-privadas para la mejora, la diversificación y el desarrollo del comercio de exportación» tanto en la agroindustria como en el sector manufacturero.

Si bien la ENE fue un importante primer paso, la consecución de su visión de un «crecimiento sostenible impulsado por las exportaciones, que lleve a la prosperidad de un Myanmar emergente» dependerá de una ejecución eficaz. Para un país en proceso de transformación económica y política, este tipo de transición presenta incluso más retos, pues la ejecución suele realizarse ad hoc por no contarse con una estructura de gestión eficaz.

La respuesta

La ejecución de la ENE utilizando eficazmente los recursos exige coordinación entre un sinfín de partes interesadas públicas y privadas. El ITC trabajó con el Gobierno de Myanmar en el proyecto de apoyo a la gestión de la ejecución de la ENE para ayudar a garantizar que tanto el país como sus pymes aprovechen los beneficios de una mayor integración comercial.

El proyecto empodera al Ministerio de Comercio como una parte interesada clave para el establecimiento de mecanismos público-privados para la ejecución de los objetivos de la ENE y para la coordinación de otras iniciativas relacionadas con el comercio. Estos mecanismos fomentan una mayor transparencia y comunicación entre los sectores público y privado y también con los asociados para el desarrollo. Fundamentalmente, propician una mejor toma de decisiones y una ayuda a la planificación más eficaz. El proyecto está totalmente alineado con los marcos de desarrollo nacionales existentes tales como el Acuerdo de Nay Pyi Taw para la Cooperación Eficaz para el Desarrollo.

El proyecto también propicia un avanzado seguimiento en línea y de los proyectos de desarrollo del comercio de todo el país por medio de una herramienta para la gestión de la ejecución de estrategias que sirve de ventanilla única para la recopilación y la gestión de los datos sobre los proyectos por parte del Gobierno y sus asociados. En Myanmar, dicha herramienta parte de los datos del sistema nacional de gestión de datos sobre la ayuda, Mohinga, y los amplía. Los usuarios pueden generar informes a medida sobre sectores concretos; Los informes sobre la ejecución de la ENE se comparten con el Grupo de Trabajo del Sector Comercial, uno de los mecanismos de los sectores público y privado en el que participan asociados para el desarrollo y partes interesadas nacionales, con el fin de propiciar una planificación conjunta.

Los resultados

El sistema del proyecto de gestión de la ENE identificó 75 proyectos financiados por el presupuesto nacional, asociados para el desarrollo o inversores privados que concordaban con (y en algunos casos estaban inspirados en) el programa establecido en la ENE de Myanmar. Mediante la catalogación y el seguimiento sistemáticos de estos proyectos, el marco de apoyo a la gestión de la ejecución de la ENE ha generado mayor transparencia entre los ministerios, el sector privado y los asociados para el desarrollo, lo que les permite potenciar al máximo la eficacia y reducir al mínimo la duplicación en la asignación de recursos. La planificación y la coordinación cuentan con la plena participación de partes interesadas de los sectores público y privado, fomentándose así la titularidad nacional con respecto a los proyectos de la Ayuda para el Comercio.

Para explorar un ejemplo de cuál ha sido el funcionamiento en la práctica, una prioridad clave de Myanmar en materia de desarrollo comercial es la rápida mejora de los sistemas de aseguramiento de la calidad de modo que los sectores con un elevado potencial, como el de las semillas oleaginosas, cumplan con las normas internacionales de salud y seguridad. El cumplimiento de los requisitos del mercado internacional es un paso crítico para revitalizar la industria: para los consumidores nacionales y extranjeros sería una garantía de seguridad del producto, lo que permitiría a los productores competir mejor con las importaciones de aceite de palma y aprovechar la reciente apertura del comercio de exportación. Todo ello contribuiría a mejorar los medios de vida y los ingresos de los agricultores y los recolectores de semillas oleaginosas de las regiones de Mandalay, Sagang y Magway, así como de los procesadores y los exportadores de todo el país.

Los mecanismos de coordinación de la gestión de la ENE permiten a los agentes especializarse y evitar la duplicación. Por ejemplo, el proyecto del ITC sobre seguridad alimentaria y cumplimiento con las medidas sanitarias y fitosanitarias en la cadena de valor de las semillas oleaginosas se centra directamente en mejorar el rendimiento de la cadena de valor adaptando para ello la calidad del producto a los requisitos del mercado (normas internacionales de seguridad alimentaria incluidas) y vinculando a los exportadores con los mercados internacionales. A su vez, otros asociados para el desarrollo, por ejemplo, el PTB –el instituto nacional alemán de metrología–, la GIZ –la Agencia Alemana de Cooperación Internacional– y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) se especializan en la creación de la infraestructura nacional de aseguramiento de la calidad y la facilitación del acceso a los equipos.

Mediante el fomento de la complementariedad entre un diverso grupo de asociados, el proyecto de apoyo a la gestión de la ejecución de la ENE permite a diferentes agentes sumar sus fuerzas para salvar carencias, potenciando al máximo el impacto para el sector de las semillas oleaginosas de Myanmar, que solía figurar entre los líderes mundiales.

 

«La ENE y su marco de ejecución están aportando un mecanismo sólido para la coordinación del desarrollo del comercio en Myanmar», afirmó U Aung Soe, Orientador y Director General Adjunto de la ENE del Departamento de Promoción del Comercio y Asuntos del Consumidor del Ministerio de Comercio de Myanmar. «Está generando una mayor colaboración entre los sectores público y privado, así como con los asociados para el desarrollo».

El futuro

El apoyo del ITC a la gestión de la ejecución de la ENE seguirá brindando ayuda para una ejecución del proyecto y una movilización de los recursos eficaces, en consonancia con las prioridades nacionales. También podría servir de modelo para el desarrollo de un apoyo similar que fomente la coherencia para los trabajos de desarrollo del comercio en otros países.