Speeches

Ceremonia inaugural - Cumbre de Comercio Mundial de Servicios de la CIFTIS

8 noviembre 2017
ITC Noticias
Discurso pronunciado por la Directora Ejecutiva del ITC, Arancha González, en la ceremonia de inauguración de la Cumbre de Comercio Mundial de Servicios de la CIFTIS
28 de mayo de 2016 - Beijing (China)

Distinguidos Ministro Gao, Alcalde Wang, DDG Yi, DSG Kiviniemi, honorables invitados, señoras y señores:

El ITC, el organismo conjunto para el desarrollo de las Naciones Unidas y la Organización Mundial del Comercio, tiene el gran honor de ser uno de los organismos internacionales asociados de la Feria Internacional China de Comercio en Servicios.

La innovación es el motor del crecimiento de los servicios

Vivimos en una época de innovación y gran parte de esta innovación a nivel mundial tiene lugar en el sector de los servicios.

De hecho, la innovación es una fuerza fundamental para impulsar los servicios. La demanda de servicios es mucho más personalizada que la de la agricultura y la industria. Las demandas diversas, personalizadas y en rápida evolución solo pueden satisfacerse mediante una innovación constante. Esto hace que las empresas de servicios actualicen constantemente sus ofertas para adaptarse mejor a las exigencias de los consumidores, lo que genera un mercado mundial de servicios sumamente dinámico.

Imaginemos que estamos en esta misma sala de reuniones hace diez años. Podemos darnos cuenta de que lo que ha cambiado en ese período se ha debido ante todo a la innovación en los distintos sectores de servicios. Los servicios de diseño han cambiado el estilo de las personas de los pies a la cabeza, los servicios informáticos han puesto en nuestras manos estos pequeños artefactos capaces de tomar fotografías y enviar mensajes instantáneos, e incluso las mismas conferencias han pasado de ofrecer simplemente un lugar para que las personas se reúnan a convertirse en un importante proveedor de servicios conocido como MICE (reuniones, incentivos, conferencias, exposiciones). La innovación en los servicios está cambiando todos los aspectos de nuestra vida.

La innovación en los servicios ha moldeado nuestro pasado y también va a definir nuestro futuro, en particular el de la globalización. De acuerdo con los parámetros convencionales, la globalización se está deteniendo. El comercio mundial de mercancías se ha estancado y los flujos transfronterizos de capitales han descendido desde 2008. Sin embargo, esto no tiene en cuenta el auge del comercio mundial de servicios, que se materializa cada vez más en los flujos digitales a través de las fronteras.

El informe de McKinsey sobre la globalización digital indica que los flujos digitales —que prácticamente no existían hace tan solo 15 años— ahora tiene un mayor impacto que el comercio de mercancías que existe desde hace siglos. En 2014, el efecto combinado de todos los tipos de flujos transfronterizos, incluyendo mercancías, servicios, datos y capital, ha hecho que el PIB mundial aumente en 7,8 billones de dólares de los Estados Unidos, y los flujos de datos representan más del 20 % de este impacto, es decir, 2,8 billones de dólares.

Las tecnologías de la información han transformado la manera en que vivimos, trabajamos y jugamos. Y también han redefinido completamente el éxito de las empresas. Hace diez años, Uber, AirBnB, Xiaomi, Snapchat y Pinterest habrían sido combinaciones de palabras sin sentido que sonaban raro. Hoy en día, son conocidas en todo el mundo como los «unicornios tecnológicos» y tienen un valor de miles de millones de dólares.

Retos y oportunidades para las pymes y los gobiernos

Todas las empresas, en particular las pymes, sufren una presión constante para innovar a fin de satisfacer una demanda en pleno cambio. Cada día surgen nuevas soluciones y modelos de negocio. Sin innovación, incluso las mayores empresas de nuestra época desaparecerían en unos cuantos años.

Sin embargo, la innovación en los servicios ofrece igualmente grandes oportunidades, especialmente a las pymes. Hace diez años, el comercio electrónico solo prestaba servicio a unos cuantos aventureros que conocían la tecnología y el comercio electrónico internacional era insignificante. Actualmente, cerca del 12 % del comercio mundial de mercancías se efectúa mediante el comercio electrónico internacional las pymes son el mayor grupo de empresas en este nuevo tipo de comercio.

Este hecho se observa ante todo en las empresas tecnológicas de nueva creación. Casi todas estas empresas, ya sea que se encuentren en países desarrollados o en desarrollo, operan a nivel internacional desde el primer día gracias a las innovaciones de la conectividad y el intercambio de conocimientos. El tiempo medio para desarrollar una empresa «unicornio» de mil millones de dólares es de tan solo seis años, mientras que las empresas convencionales tardaron décadas.

Pero los servicios y la innovación no tienen lugar en el vacío. Solo pueden evolucionar en un entorno empresarial favorable creado mediante políticas propicias. Estas políticas pueden ir desde las fundamentales, como el Estado de derecho, la protección del derecho a la propiedad y de la propiedad intelectual, el acceso al conocimiento y la información, el fomento del espíritu empresarial y la inversión en la formación y la educación, hasta políticas más concretas que se dedican a impulsar la innovación, como los incentivos para transformar los trabajos de investigación en aplicaciones prácticas, las preferencias impositivas y las opciones de financiación para empresas de nueva creación, los parques científicos y de alta tecnología que facilitan la creación de agrupaciones de empresas innovadoras.

En una economía de servicios que evoluciona con rapidez, los gobiernos también tienen que innovar su filosofía y prácticas reglamentarias. Saber lo que las empresas necesitan y ofrecer las políticas e iniciativas correspondientes es clave para promover sectores de servicios competitivos.

La innovación en los servicios y la reforma estructural de China
  
La innovación en los servicios reviste una importancia especial para China. El país se encuentra en una coyuntura crítica para cambiar sus estrategias de crecimiento. La tasa de crecimiento del PIB chino registró ligeros descensos en los últimos años, pero el mercado laboral sigue siendo dinámico y la tasa de desempleo es baja. Ello se debe en gran parte al crecimiento del sector de los servicios, que superó el 50 % del PIB del país en 2015, y se ha convertido en un importante factor para la prosperidad económica y la creación de empleo.

Esta importante transformación pone de manifiesto que el país va por el buen camino de las reformas, para pasar de una economía basada en las exportaciones y la inversión a una economía sostenible basada en la innovación y el consumo interno. Los sectores de servicios que requieren grandes cantidades de conocimientos y competencias profesionales desempeñan un papel cada vez más importante en la economía china.

A medida que aumentan los ingresos de las familias chinas, también aumenta la demanda de productos y servicios de alta calidad. Esto hace que las empresas mejoren e innoven para adaptarse a las demandas de los consumidores. La reforma estructural de la oferta e Internet, así como la estrategia que aplica el Gobierno chino, no hacen sino acentuar esta tendencia e incrementan la capacidad de oferta de las empresas para brindar mejores productos y servicios, y dejan que el mercado desempeñe un papel decisivo en la asignación de recursos, obligando así a las empresas a innovar.

China ya se encuentra en la vanguardia de muchos aspectos de la innovación en los servicios, en particular en los servicios de consumo, los servicios de tecnología financiera y el comercio electrónico. China es uno de los mayores mercados de consumo en línea del mundo. Se estima que el mercado minorista de comercio electrónico de China es casi dos veces mayor que el segundo mercado más grande. Este enorme mercado puede ofrecer grandes oportunidades a empresas de todo el mundo, incluidas las pymes que hasta ahora no habían tenido medios para vender al mercado chino.

China invierte igualmente en la mejora de la conectividad internacional. La iniciativa «Una franja, una ruta» contribuye a reducir los costos relacionados con el comercio y puede mejorar las perspectivas de las empresas, desde Papua Nueva Guinea hasta Portugal. Los 10 000 km del ferrocarril de la nueva Ruta de la Seda (Yi Xin Ou) reduce el tiempo de tránsito entre Europa y China a menos de 20 días y su costo es tan solo una tercera parte del transporte aéreo.

El papel del ITC es promover el comercio mundial de servicios

En el ITC deseamos ayudar a que las pymes de los países en desarrollo tengan un mayor acceso al mercado internacional. Promovemos la competitividad de las pymes mediante información más precisa sobre los mercados, la mejora de la gestión y competencias técnicas, y fomentamos su innovación por medio de un mejor acceso a los conocimientos.

En el ámbito del comercio de servicios colaboramos con los gobiernos, instituciones de apoyo al comercio y la inversión y pymes para incrementar las exportaciones de servicios de los países en desarrollo. Nuestros proyectos de TI y turismo han ayudado a pymes de Bangladesh, Uganda, Kenya, Myanmar, Camboya y muchos otros países en desarrollo a mejorar su oferta de servicios y llegar a los clientes mundiales. Nuestro proyecto de soluciones electrónicas ayuda a las pymes a aumentar sus exportaciones por medio del comercio electrónico y nuestros proyectos de desarrollo de capacidades en negociaciones comerciales ayudan a los formuladores de políticas a conocer mejor las normas de comercio y buenas prácticas para la regulación de los servicios.

Para el ITC es un honor ser un organismo asociado internacional de la CIFTIS. La CIFTIS es un gran evento del comercio mundial de servicios que ayuda a las empresas de servicios de todo el mundo a ponerse en contacto con posibles clientes y socios comerciales. También es una gran oportunidad para intercambiar información y debatir los últimos acontecimientos en el comercio de servicios mundial.

Esta tarde organizaremos un foro conjunto con B20 sobre políticas de comercio electrónico a nivel mundial. También lanzaremos una publicación sobre Comercio electrónico transfronterizo para pymes. El ITC también ha facilitado que 40 empresas de todo el mundo participen en la CIFTIS y exploren oportunidades de negocios en el mercado chino.

China es un importante asociado para el ITC y este está listo para colaborar con el Gobierno de China para promover el comercio mundial de servicios y ayudar a los países en desarrollo a alcanzar un desarrollo más sostenible e inclusivo.

Muchas gracias