Stories

Blog: Información oportuna y accesible: la clave para la recuperación de las pymes

8 julio 2020
ITC Noticias

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) son el pilar de nuestra economía mundial y, en su conjunto, conforman la base de esta, pues representan el 90 % de las empresas y más de la mitad del empleo del planeta. En Suiza representan a la inmensa mayoría de las empresas (el 99 %) y proporcionan dos terceras partes de los empleos del país1. Las pymes suizas también desempeñan una función clave en nuestro sector de la exportación, pues constituyen prácticamente el 45 % del volumen total de exportación.

Mientras muchas economías se van reactivando tras meses de políticas de contención y aislamiento, la base, sometida a una enorme presión, se tambalea. Los resultados de la Encuesta sobre el Impacto Empresarial de la COVID-19 del Centro de Comercio Internacional (ITC) indican que las microempresas y las pequeñas empresas son particularmente vulnerables a esta crisis, y casi una de cada cuatro empresas afirma estar en riesgo de cierre en los próximos tres meses2. La Secretaría de Estado de Economía de Suiza también detectó que el coeficiente de endeudamiento de las pymes se está incrementando drásticamente, con un aumento del riesgo de incumplimiento crediticio y de la insolvencia3.

Esta vulnerabilidad pone de manifiesto una necesidad de actuar con rapidez y estratégicamente para ofrecer ayudas de supervivencia y mejorar la resiliencia de las empresas más expuestas. La resiliencia y la adaptabilidad de las pymes ante los retos derivados de la COVID-19 tendrán profundas implicaciones para las probabilidades de que la recuperación mundial sea rápida e inclusiva.

La transparencia: base de los esfuerzos nacionales e internacionales

Para ayudar a las pequeñas empresas a forjar su camino para hacer frente a la crisis, el acceso a información oportuna y relevante es decisivo. El Grupo de Trabajo Informal sobre las Microempresas y las Pequeñas y Medianas Empresas (mipymes) de la OMC desempeña una función clave en este contexto. Ofrece una plataforma para informar sobre las medidas específicas para las mipymes y permite a los miembros compartir mejores prácticas.

Para sentar las bases de la recuperación también se requiere un esfuerzo conjunto para crear las herramientas y el entorno político necesarios. Recientemente, 78 miembros de este grupo se han comprometido a ayudar a buscar soluciones para las pequeñas empresas que se enfrentan a los retos sin precedentes planteados por la COVID-19. Prometieron trabajar juntos para facilitar el comercio, acelerar las iniciativas orientadas a la digitalización del comercio —como el acceso a herramientas digitales— y mejorar el acceso de las mipymes a la financiación del comercio y la información relacionada con el comercio a través de plataformas en línea4. Asimismo, instaron a los miembros de la OMC a que informen a esta organización y la mantengan al día de todas las medidas relacionadas con el comercio que se adopten en el contexto de la COVID-19 con el fin de mejorar la transparencia. Suiza ya ha trasladado sus medidas a la Secretaría en el marco de este ejercicio de supervisión.

En el plano nacional, la primera línea de acción política adoptada por las autoridades federales suizas aspiraba a proteger la viabilidad financiera de las pequeñas empresas. El país actuó con celeridad para asegurar la estabilidad financiera de las pymes con medidas de ayuda para los problemas de liquidez en forma de créditos bancarios avalados por el Gobierno federal, que llegaron a más empresas que otros programas de Europa5. La Confederación Suiza también amplió el acceso a indemnizaciones en caso de reducción del horario de trabajo, un régimen de ayudas salariales para incentivar a las pymes para que mantuvieran una relación laboral con sus empleados durante la crisis6. Por último, las empresas emergentes innovadoras, que son un factor de peso para el éxito de la economía suiza, recibieron apoyo federal adicional7. Estas medidas estuvieron respaldadas por líneas de ayuda telefónica y por correo electrónico para responder a las distintas preguntas de las pymes y explicarles dónde y cómo obtener ayuda. Estas respuestas políticas, eficientes y ejemplares, han sido determinantes para garantizar que las empresas dispongan de los recursos necesarios para superar la crisis y adaptarse eficazmente.

Una herramienta práctica para planificar la adaptación a la COVID-19

Aunque las pequeñas empresas están deseando retomar su actividad económica, las condiciones del mercado y las respuestas en materia de política comercial siguen fluctuando, por lo que aún persiste la incertidumbre. Muchas empresas admiten que la recuperación les obligará a salir de sus zonas de confort para buscar alternativas más allá de sus mercados tradicionales y ampliar los riesgos para capear el temporal. La diversificación es crucial para reducir los riesgos del mercado y adaptarse a la volatilidad de la demanda derivada de las medidas de contención.

Si quieren prosperar, las empresas tienen que ser capaces de comparar eficazmente las oportunidades que les brindan los posibles mercados objetivo y mantenerse al tanto de los avances en las políticas comerciales con el fin de ajustar sus estrategias de abastecimiento y exportación. El Grupo de Trabajo Informal sobre las Mipymes ha estado trabajando con el Centro de Comercio Internacional, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo y la OMC desde el lanzamiento de la iniciativa Global Trade Helpdesk en Buenos Aires, en la Undécima Conferencia Ministerial de la OMC, en una plataforma de información digital accesible y centralizada para las mipymes. Durante los últimos dos años, los asociados de esta iniciativa han trabajado diligentemente para centralizar su información y aunar esfuerzos con el fin de simplificar la investigación de mercado para las pequeñas empresas.

La versión beta de la plataforma —a la que se puede acceder a través de https://globaltradehelpdesk.org/es— reúne información de diez organizaciones asociadas en una sola búsqueda. Esto permite a las empresas estar al tanto de los cambios que se produzcan en las políticas comerciales en respuesta a la crisis de la COVID-19, identificar y comparar oportunidades de exportación, comparar condiciones de acceso a los mercados, y conectar con compradores, proveedores de financiación para el comercio y otros socios con el fin de poner en marcha sus planes de exportación. Esta plataforma ofrece información en inglés, francés, español, árabe y ruso.

Durante las últimas ocho semanas, se ha registrado un aumento del 40 % en el uso de la plataforma, lo que sugiere un aumento de la pertinencia de esta herramienta, así como de la demanda de información oportuna. Con el apoyo del Grupo de Trabajo Informal sobre las Mipymes, la plataforma sigue evolucionando e integrando información nueva y mejorando la cobertura de los datos, ampliando sus funciones e incluyendo idiomas adicionales para velar por que la información llegue a quienes más la necesitan. Suiza, gran defensora de esta iniciativa, alienta a otros miembros de la OMC a que proporcionen información relacionada con el comercio y actualizaciones pertinentes en pos de una mejora constante de la calidad y la cobertura de la plataforma Global Trade Helpdesk. Mientras el Grupo de Trabajo Informal trabaja en una declaración multilateral sobre las mipymes, alentamos a los gobiernos a que apoyen y promuevan esta plataforma integrada a medida que va abriéndose camino hacia el despliegue de la versión final este año.

La reconstrucción de una economía mundial robusta e inclusiva llevará tiempo. Sin embargo, el empoderamiento de los verdaderos pilares de nuestras sociedades y economías representa un paso importante hacia la recuperación. La recuperación de las pymes empieza ahora, con cada empresa y con cada decisión empresarial informada.

 

⁴ https://www.wto.org/english/tratop_e/covid19_e/covid19_e.htm Declaración en la que se destaca la importancia de las mipymes en tiempos de la COVID-19