Stories

Las mujeres tienen un papel clave en la recuperación pos pandemia

15 septiembre 2021
ITC Noticias

A medida que el COVID-19 remodela las cadenas globales de valor y el panorama político, los gobiernos, las empresas y la comunidad internacional deben tomar pasos de manera colectiva para asegurar una recuperación económica plena y sostenible. Y las mujeres tienen un papel clave en esa recuperación.

Este es el mensaje principal de un resumen de políticas elaborado por el Centro de Comercio Internacional (ITC, según sus siglas en inglés), la Cámara de Comercio Internacional (ICC), UPS y Women 20 que ilustra cómo la mayor cooperación global y el apoyo de las partes interesadas son un aspecto crucial de la solución. La publicación, Mujeres Empresarias: Un Plan de Acción para “Reconstruir Mejor”, desarrolla qué se puede hacer para asegurar que la economía y la sociedad pos pandemia tengan mayor igualdad de género y maximicen las oportunidades para la capacidad empresarial de las mujeres. El resultado será mayor sustentabilidad y resiliencia.

“La situación actual requiere que nos aseguremos de que la crisis no agrave las desigualdades de género
existentes que afectan el acceso de las mujeres a los recursos y a las oportunidades económicas equitativas”, afirman los cuatro socios en el prólogo del trabajo. “Esto nos impulsa a involucrar a las mujeres como parte de la solución para la resiliencia económica después de la pandemia, y simplemente porque es ‘economía inteligente’”.

El informe recopila las perspectivas de líderes gubernamentales, empresariales y de las redes de empoderamiento económico de las mujeres sobre seis tendencias en las cadenas globales de valor y escenarios potenciales relevantes para las mujeres en el comercio. Líderes políticos de Australia, Canadá, Chile, Gambia, Sudáfrica y España comparten su visión sobre qué debe hacerse para liberar el poder de la capacidad empresarial de las mujeres.

Nueve recomendaciones

El trabajo ofrece acciones concretas para que tomen los países, las empresas y la comunidad internacional a fin de garantizar un futuro más resiliente y durable que tome en cuenta los roles y las necesidades específicas de cada género.

“Si se emprenden acciones, las mujeres empresarias podrán aprovechar las oportunidades del comercio electrónico, beneficiarse de la inversión con perspectiva de género y tener un mayor control de los recursos productivos”, dice el informe. “Contribuirán más al producto interno bruto y tendrán mayor influencia y poder de decisión”.

El trabajo llama a los formuladores de políticas a desarrollar iniciativas focalizadas para garantizar que las mujeres estén empoderadas para contribuir a la recuperación. Los gobiernos deben ayudar a las mujeres acceder a servicios financieros, aumentar la participación en oportunidades de compras públicas, y promover soluciones para la continuidad de los negocios, dice.

Las empresas pueden apalancar sus cadenas de suministro y su conocimiento para apoyar cadenas globales de valor más resilientes e inclusivas. El reporte llama a las empresas a incrementar la participación de las mujeres en las cadenas de suministro corporativas, usar opciones flexibles de financiamiento en las cadenas de valor, y proveer capacitación focalizada a las empresas lideradas por mujeres para promover la resiliencia y la competitividad.

Por último, la comunidad global debe garantizar que, junto con el cambio climático y la sustentabilidad ambiental, la igualdad de género esté en el núcleo de una mejor reconstrucción. En el centro está el fortalecimiento de la cooperación global, el reconocimiento de las mujeres como impulsoras de un nuevo ecosistema de inversión sustentable y el apoyo a un alfabetismo digital y uso de tecnologías digitales, dice el informe.

“Las consecuencias de la inacción serían nefastas”, nota. “Una mayor cooperación y apoyo mundial por parte de los diferentes grupos de interés es una parte fundamental de la solución”.

Haga clic aquí para la publicación