Stories

El futuro de los portales nacionales de inteligencia comercial

21 marzo 2018
ITC Noticias

El factor información e inteligencia comercial ha estado siempre presente en el ADN del Centro de Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en inglés), y desde sus inicios ha sido la punta de lanza de innovación y de creación de herramientas que miles de personas están utilizando en el mismo instante en que usted lee estas líneas.

Hoy en día, el ITC es capaz de crear soluciones inteligentes con especialización en un solo país o en una sola región del mundo, con la habilidad de generar cotidiana y automáticamente información abundante, actual y fidedigna con un mínimo de esfuerzo humano. ¿No es eso acaso lo que ansiaría lograr toda agencia de promoción de exportaciones?

Un gran rol de las instituciones de apoyo al sector exportador en un país es el de proveer servicios de información a sus clientes. ¿Algunos ejemplos del tipo de información que requieren los exportadores? Posibles mercados, compradores potenciales, tendencias del mercado, posibles competidores, acuerdos comerciales existentes, aranceles, impuestos, preferencias arancelarias, certificaciones requeridas, estándares a cumplir y procedimientos aduaneros, entre tantos otros.

Desde luego, muchos esfuerzos se han hecho en cada país para tratar de esquematizar el autoservicio para que cada interesado pueda encontrar esa información a través de algún sitio web, lo cual en algunos casos ha logrado ser el mismo sitio web de la institución nacional de apoyo a las exportaciones. Y quienes han llegado a ofrecer este tipo de servicio on-line son conscientes de dos aspectos: primero, del consumo voraz de recursos financieros, técnicos y humanos que esta tarea conlleva, y segundo, de que a pesar de cualquier esfuerzo, siempre existirá un mar de información importante que queda por capturar.

Ahora, desde el punto de vista del empresario investigador siempre existirá aquel que emprende su búsqueda de información a través de Google, Bing, Yahoo! o alguna combinación de motores y técnicas de búsqueda; y éste seguramente no quedará frustrado porque encontrará cientos de opciones de respuestas a sus preguntas. El problema es que, en tal caso, el desafío se trasladará a poder distinguir —en medio de una cantidad enorme de fuentes— la información puntual y correcta sin invertir demasiado tiempo. Es ahí entonces donde constatamos cómo hoy en día la carencia de información no es un problema, sino más bien que la sobreabundancia y dispersión de la misma se han convertido en el nuevo desafío.

Es por eso que parte de la nueva responsabilidad de las agencias de promoción de exportaciones es de poder ir a tono con los tiempos actuales reformando sus sistemas de servicio para generar información e inteligencia comercial casi en tiempo real y al menor costo posible, de modo que sus beneficiarios (y los propios clientes internos) tengan siempre resuelto este factor para respaldar sus tomas de decisiones.

Felizmente, existe hoy en día el modo de hacer esto realidad.

Imagine un portal que pueda contener las respuestas a la mayoría de las preguntas que se hace un exportador potencial o un exportador activo. Y que esa información pueda automáticamente mantenerse siempre al día, que además pueda ser complementada con temas de “emprendedurismo”, de asistencia técnica en temas de internacionalización, de financiamiento a la producción o a las exportaciones, de enlace con operadores de comercio exterior o de aprendizaje en temas de comercio internacional.

Imagine ese mismo portal como un rastreador y proveedor permanente de noticias de último momento referidas a los productos, servicios, temas y mercados que su país tiene como prioritarios. Y que, a su vez, éste pueda mostrar al mundo las empresas, productos, servicios y oportunidades que su país tiene para ofrecer. Una plataforma amigable con dispositivos móviles y que interactúe fluidamente con las redes sociales de su preferencia.

En otras palabras, imagine su portal como la navaja suiza más versátil de todas, resistente al tiempo y capaz de realizar una variedad de funciones siempre con la calidad y precisión del primer día.

Ese es el resultado de una serie de metodologías, tecnologías y buenas prácticas contemporáneas que pueden aplicarse para concebir y poner en marcha una “solución integrada” como las que ya es posible crear hoy en día. Es eso, justamente, lo que puede convertir a un sitio web en un verdadero “portal”, ya que la información brindada no reside sólo en el mismo sitio web, sino que es extraída proactivamente y a pedido de varias otras fuentes predefinidas y acreditadas. Y todo aquello, sin que el usuario lo perciba siquiera, garantizando una experiencia de navegación fluida y productiva.

Entre otros, una muestra reciente de éste tipo de portal es el recientemente construido para las Bahamas, al cual se le dedicó un artículo en el sitio web del ITC relatando una intervención de esta agencia en dicho país tras la cual ahora un equipo pequeñísimo de técnicos opera autónomamente el portal más poderoso en el Caribe.

Con esto, y complementando el título de este artículo —“El futuro de los portales nacionales de inteligencia comercial”— habrá que decir que el futuro ya se ha hecho presente, y que también en este aspecto, es bueno vivir el hoy.

Martín López
Trade Information Adviser
Centro de Comercio Internacional
Marzo de 2018