Speeches

Desafíos Frente a las Medidas no Arancelarias y obstáculos al comercio en Colombia

5 marzo 2015
ITC Noticias
Arancha González, Directora ejecutiva del Centro de comercio internacional

Muy buenos días a todas y todos.

Ayer cuando tuvimos nuestra reunión de coordinación con la Cámara de Comercio de Bogotá, quien tan gentilmente hoy nos aloja, destaque que ésta mi primera visita a Colombia como Directora ejecutiva del Centro de Comercio Internacional.

El Centro de Comercio Internacional es una agencia de Desarrollo creada hace 50 años por las Naciones Unidas y la Organización Mundial de Comercio. Ayudamos a las PYMES y a los gobiernos a traducir oportunidades comerciales en comercio. El ITC es un viejo amigo de Colombia. Gracias a nuestra labor las uchuvas que se encuentran en Europa son fundamentalmente colombianas. Igualmente fuimos coautores de las estructuras del Ministerio de Comercio Exterior y en aquel tiempo de PROEXPORT.

Hoy nos hemos reunido para someter a su consideración los resultados de la encuesta que sobre medidas no arancelarias hemos realizado con el Centro de estrategias competitivas de Colombia (CEPEC) de la Universidad del Rosario y a quien agradecemos su dedicación y apoyo en el logro de las conclusiones que estaremos discutiendo.
Las medidas no arancelarias, son una realidad, y son las barreras del siglo “XXI” como se verá más tarde. Las barreras que no se ven, pero sí que se sienten.

Las Medidas no arancelarias viven en un mundo en el que la media de los aranceles aplicados en el comercio mundial es del orden del 5%, los costes relativos al traspaso aduanero es de alrededor del 10%, y por eso es tan importante el reciente acuerdo de la OMC sobre la facilitación del comercio. Las barreras no arancelarias son del orden del 20%-30% del comercio internacional. Esta es la razón por la que el CCI, se interesa en esta temática y la razón por la que hemos hecho una alianza con la CAF para evaluar estas medidas en América Latina. Permitanme agradecer al Reino Unido su contribución a este programa del CCI.

En el año 2010 el CCI lanzo un programa sobre medidas arancelarias y desde entonces hemos encuestados y escuchado el sector privado de 30 países y alrededor de 20’000 empresarios en los cinco continentes. Nuestro objectivo es descubrir estas medidas, entenderlas y tratarlas. Con ello, ayudamos a las empresas dotandolas de más transparencia y de una imagen más fiable del entorno comercial en el que operan. Pero ademas, favoreciendo el dialogo público-privado, hemos facilitado la eliminación de aquellos obstáculos que no están justificados.

Déjenme ahora referirme a la encuesta de Colombia. Empecemos por las buenas noticias y es que si comparamos Colombia con los resultados del resto del mundo sus problemas son el 50% de lo que hemos encontrado en las otras 29 encuestas.

La segunda buena noticia es que las empresas colombianas exportadoras son capaces de alcanzar los requerimientos del mercado internacional, pero al tiempo, tienen que luchar con los obstáculos que implican los procedimientos internos adoptados en Colombia. He dicho que es una buena noticia, porque ahora está en manos de ustedes y del gobierno la solución de estas dificultades.

La tercera noticia, ya no tan buena, es que la mayor parte de los problemas que reportan los exportadores se encuentra en el rubro de las inspecciones y sobre ello, escuchamos que hay discrecionalidad, lentitud y daño de mercancías.

Es lógico que los exportadores también se hayan referido a sus socios comerciales y a los problemas que afrontan en esos mercados. Es lógico también que sus mayores problemas se encuentren en los mercados de aquellos socios con quienes más comercian. Claramente los problemas están focalizados en dos de los socios andinos, Estados Unidos y curiosamente en todos los socios de la Alianza Pacifica.

Una última consideración sobre la encuesta es que casi la mitad de las medidas identificadas afectan fuertemente a las micro y pequeñas empresas, lo que nos ha hecho pensar en la necesidad de contar con mecanismos de apoyen de manera específica a estas empresas que constituyen un gran potencial de comercio y empleo.

Ahora me voy a referir a otro invisible. En efecto, esta encuesta evidentemente no ha tratado unas medidas que impactan fundamentalmente el comercio internacional y que no está en manos de los gobiernos sino de la empresa privada como son los llamados “estándares voluntarios” donde entra la sostenibilidad, la inclusión, el trabajo decente, el comercio justo y un largo “menú" de nuevos requerimientos. Si bien, este no es exactamente parte del encuentro de hoy, si hemos querido traer esta temática a esta discusión de hoy y presentárselas hoy a la hora del almuerzo. Necesitamos entender mejor esta diversidad de estándares para ayudar a las empresas a alcanzarlos.

Veo este encuentro como una etapa en un dialogo público-privado muy necesario para tratar de estas medidas no arancelarias. En nuestra experiencia este dialogo es aún más fructífero cuando va acompañado de mecanismos que permitan a las empresas ponerlas en conocimiento de las autoridades, y a estas conocerlos para poder tratarlos. Esto mejora la transparencia y reduce los costes del comercio. Si quieren un ejemplo lo encuentran en la reciente plataforma digital que hemos ayudado a crear en Costa de Marfil.

Concluyo deseando que hoy podamos definir la hoja de ruta que ayude a Colombia a tener más empresas exportadoras, que exporten una mayor diversidad de productos y servicios, de manera más sostenible e incluyente.

Nuevamente muchas gracias a todos y en especial a la Cámara de Comercio de Bogotá.