Stories

Blog: Reforzar las cadenas de valor africanas de suministros médicos

27 abril 2020
ITC Noticias

El 3 de marzo, la Organización Mundial de la Salud publicó unas estimaciones que sugerían que la producción mundial de equipos de protección individual tendría que incrementarse en un 40 % para cubrir el aumento de la demanda internacional¹. Un desglose por regiones de dichas estimaciones indica que solo en África se necesitan 15,3 millones de mascarillas, 5,2 millones de batas, 273 300 gafas de seguridad, 13,1 millones de guantes y medio millón de litros de desinfectante al mes.


Dependencia de las importaciones en África

El suministro mundial de equipos de protección individual está muy concentrado: cuatro países —China, los Estados Unidos de América, Alemania y Malasia— congregan la mitad de las exportaciones mundiales. África se abastece, sobre todo, de la Unión Europea (UE) y de China. Los cinco exportadores más importantes por producto concentran tres cuartas partes de las importaciones africanas.

Figura 1: importaciones africanas de suministros médicos



Fuente: Trade Map del ITC
Nota: área rayada = prohibición o restricción a la exportación. Claves del Sistema Armonizado = Desinfectantes: SA 380894 y SA 380840. Guantes: SA401511. Gafas de seguridad: SA900490. Mascarillas con filtro: SA 902000. Batas: 621010. Los datos corresponden a una media ponderada de informes comerciales de datos directos y simétricos de 2014 a 2018. 

Algunos de los proveedores clave de productos sanitarios para África han introducido recientemente restricciones a la exportación, lo que complica el acceso del continente a estos materiales esenciales. El acceso a las gafas de protección es especialmente complicado puesto que, por término medio, el 76 % de las importaciones africanas están sujetas a medidas comerciales temporales. Como respuesta a esta escasez, los países africanos podrían considerar aumentar la producción regional agregando para ello valor a los insumos disponibles y cooperando con socios regionales y mundiales.

Aumentar la capacidad de suministro regional de productos médicos

Actualmente, solo uno de cada seis litros de desinfectante importado en África procede de proveedores regionales. Este porcentaje se podría incrementar si se reforzase la cooperación regional y mundial. Para el desinfectante se requieren tres insumos: etanol diluido en agua destilada, glicerina y botellas de plástico. África ya produce etanol, botellas de plástico y tapones en cantidades suficientes. El suministro de casi medio millón de botellas y tapones representa una parte de las exportaciones mensuales de África de estos productos (0,2 % y 0,1 %), siendo Egipto y Sudáfrica los principales proveedores. Asimismo, los 374 000 litros de etanol necesarios constituyen tan solo el 1,5 % de las exportaciones mensuales del continente.

Sin embargo, la producción local de glicerina podría resultar insuficiente para cubrir las necesidades de producción de desinfectante, para lo que sería necesaria una estrategia de abastecimiento mundial a corto plazo². Sudáfrica, el único exportador neto de desinfectante del continente, se abastece de glicerina, sobre todo, de Malasia y la Argentina. Un proveedor alternativo podría ser Alemania, con un potencial de exportación sin explotar de glicerina de 2,9 millones de $ para Sudáfrica y de 6,7 millones de $ para toda África.

Figura 2: Proveedores potenciales de los insumos utilizados para la producción de desinfectante

Fuente: Trade Map, Export Potential Map y metodología de la cadena de valor. 

Nota: estimación del precio del etanol de 2,06 $ por litro, y de la glicerina de 0,63 $ por litro

En lo que respecta a los guantes quirúrgicos, actualmente África depende casi por completo de las importaciones de proveedores no africanos. Malasia, China y la India representan el 84 % del total de las importaciones. Si bien los guantes de nivel quirúrgico pueden producirse utilizando distintos tipos de materiales, el más común es el látex. Algunos países africanos poseen abundantes recursos de caucho y podrían plantearse dedicar parte de ellos a la producción de guantes. Con menos de un 1 % de sus exportaciones mensuales de látex, Côte d’Ivoire podría producir los 13 millones de guantes que necesitan los trabajadores sanitarios africanos cada mes para hacer frente al COVID-19. Ghana y el Camerún también tienen unas exportaciones relevantes de látex, pero en la actualidad no exportan guantes quirúrgicos.

Una respuesta regional a la escasez mundial de suministros

En estos momentos en los que la demanda de equipos de protección individual está aumentando drásticamente, África podría optar por reforzar sus cadenas de valor regionales y su agregación local de valor para ayudar a incrementar el suministro mundial de estos productos. Esto también contribuiría a aumentar la resiliencia de la región ante pandemias como la del COVID-19. Ya cuenta con muchos de los componentes necesarios para una estrategia regional orientada en esta dirección, y la comunidad internacional puede ayudar a utilizarlos.

¹ Gráfico: https://twitter.com/WHO/status/1235118130055147520?s=20
² A medio plazo, África podría considerar invertir en tecnología para la transformación de sus triglicéridos de origen vegetal o animal en glicerol, teniendo en cuenta que el proceso de purificación es costoso https://en.wikipedia.org/wiki/Glycerol#cite_note-Ullmann-6.