Stories

Blog: Las empresas dedicadas al comercio internacional, gravemente afectadas por la COVID-19: las señales de Benin

5 junio 2020
ITC Noticias

Los economistas y los expertos de todo el mundo son unánimes: la pandemia sin precedentes del coronavirus tendrá un fuerte impacto económico. Las previsiones apuntan a que afectará negativamente a varios aspectos de la vida económica, avivando los temores de una crisis económica contra la que podría ser difícil luchar en los próximos meses.

Una encuesta realizada por la Cámara de Comercio e Industria de Benin revela importantes efectos en la economía. Casi 9 de cada 10 empresas encuestadas del país se han visto afectadas, aunque algunas más que otras.

El tipo de consecuencias sugiere que muchas están atravesando una situación financiera delicada. Varias de ellas han registrado ya una caída de más del 60 % en su volumen de facturación.

Ya sea por la cancelación de estands reservados en ferias y exposiciones, los emplazamientos turísticos desiertos, la cancelación de billetes aéreos o la suspensión de eventos públicos, las empresas se enfrentan a la incapacidad de recuperar los ingresos o los fondos que ya han invertido. Esto hace que no puedan pagar a sus empleados o el alquiler de sus lugares de trabajo, ni cumplir sus obligaciones bancarias o tributarias. Por otra parte, las interrupciones del suministro están provocando retrasos en las entregas, sobre todo en las de pedidos del gobierno.

En la encuesta se pone de manifiesto el impacto que están sintiendo las empresas que participan en el comercio internacional y las interrupciones que están experimentando en sus cadenas de suministro:

  • No se salva ninguna de las empresas exportadoras encuestadas, si bien el impacto varía de débil a fuerte.
  • Por el contrario, el 11 % de las empresas importadoras y 1 de cada 5 empresas no dedicadas al comercio afirmaba no estar sintiendo ningún impacto.
  • Prácticamente el doble del porcentaje de las empresas exportadoras e importadoras indicaban estar gravemente afectadas: el 69 % y el 61 %, respectivamente, afirmaron que la COVID-19 ha tenido un grave impacto para ellas, frente el 37 % de las empresas que no participan en el comercio internacional que hicieron la misma afirmación.


Nota: en la figura se muestran las respuestas de las empresas a la siguiente pregunta: "¿Está afectando la COVID-19 a la actividad de su empresa?"
Fuente:
Encuesta realizada por el ITC en Benin del 15 de marzo al 2 de abril de 2020 sobre el impacto del coronavirus en las empresas beninesas

Las empresas exportadoras están atrapadas entre la espada y la pared, con presiones por todos los flancos. Los cierres de fronteras en la mayoría de los países han provocado la escasez de productos importados, obligando a algunas empresas locales a recurrir al mercado nacional en busca de sus insumos. Sin embargo, los elevados precios nacionales de los insumos dificultaba el acceso de numerosas empresas locales a estos, generando dudas entre las empresas a la hora de cursar pedidos. Esto ha provocado una caída de los precios de los insumos domésticos que ha hecho que los materiales contratados localmente sean más asequibles. Es el caso de las empresas encuestadas de Benin que exportan productos tropicales: aunque al principio dudaron si contratar sus materiales localmente, los precios de sus insumos han bajado más de un 29 % desde el comienzo de la crisis.

Además, las empresas exportadoras que no pueden vender sus productos se han encontrado con excedentes de inventario.

En lo que respecta a las empresas importadoras, además de las dificultades para importar, se enfrentan a un comportamiento sin precedentes de los consumidores. Movidos por el miedo al contagio, los consumidores no confían en los productos (en especial, los congelados) importados de países afectados por la COVID-19, más concretamente, de China, Francia, Italia, Bélgica y los países asiáticos.

Las empresas han adoptado diversas estrategias para hacer frente a la situación, por ejemplo, la de acogerse a programas de regulación temporal del empleo para algunos de sus empleados o la totalidad de sus plantillas. También se han puesto en marcha varias medidas destinadas a ayudarles, como la moratoria de los plazos tributarios o bancarios. El Gobierno de Benin y sus socios han ofrecido 100 millones de francos CFA (unos 165 500 $) de ayudas al alquiler para las empresas del sector turístico. Por otra parte, se han concedido ayudas al empleo por valor de 200 millones de francos CFA (unos 331 100 $) al 50 % de los trabajadores de las empresas afectadas. La Cámara de Comercio e Industria de Benin sigue ofreciendo a las empresas del país asesoramiento profesional durante todo el año, y especialmente en este período de crisis.

Conclusión

Todo el mundo se enfrenta a la pandemia de la COVID-19 desde diciembre de 2019. Ha afectado a la mayoría de los países con consecuencias masivas para la vida social y el desarrollo empresarial. En Benin, la pandemia ha provocado una recesión económica sin precedentes, con mayor impacto en las empresas que participan en el comercio internacional, que se han visto gravemente afectadas por la crisis.

Con el fin ayudar a las empresas beninesas a hacer frente a los efectos adversos de la crisis de la COVID-19, la Cámara de Comercio e Industria insta a todas las partes interesadas a que adopten medidas inteligentes y concertadas para impulsar la actividad empresarial.