Stories

Blog: El Gran Confinamiento: cómo interrumpe la COVID-19 las cadenas de suministro

14 mayo 2020
ITC Noticias

La COVID-19 reducirá las exportaciones mundiales de insumos manufacturados al menos en 228 000 millones de $ debido a las interrupciones en las cadenas de suministro

Más de dos tercios del comercio mundial se desarrolla a través de cadenas de valor mundiales (CVM) en las que la producción cruza como mínimo una frontera antes del montaje final¹. La pandemia de la COVID-19 ya ha golpeado a tres importantes núcleos de CVM o, como nosotros los llamamos en este blog, el G3 —China, la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos de América—, creando una combinación sin precedentes de desplomes de la oferta y la demanda. La reducción de la demanda de insumos por parte de las fábricas del G3 provocará menos exportaciones de materias primas, piezas y componentes por parte de sus socios.

Fuente: adaptación de Informe sobre el Desarrollo Mundial 2020. El Comercio al Servicio del Desarrollo en la Era de las Cadenas de Valor Mundiales. Banco Mundial. 

Nuestro análisis arroja luz sobre cómo están reaccionando las exportaciones mundiales de insumos (materias primas, piezas y componentes) dentro de las cadenas de suministro ante el cierre de los centros de manufactura del G3 y cómo se está extendiendo el impacto entre los socios del G3. Dejamos a un margen la pérdida de exportaciones por otros motivos, como cierres de fábricas nacionales, reducción de la demanda de productos terminados o dificultades para acceder a insumos².

El confinamiento decretado en la Unión Europea (UE) genera el mayor desplome de la cadena de suministro

El cierre de fábricas en la UE tendrá una mayor repercusión en las exportaciones de la cadena de suministro de otros países. ¿Por qué? Porque la UE es la mayor importadora de insumos manufacturados (China es el mayor exportador), el mayor mercado de tres de las cinco regiones geográficas del mundo, y está muy integrada en las cadenas de valor mundiales. La UE es la principal importadora de insumos manufacturados de África y Asia y compra casi tantos insumos manufacturados de América Latina como los Estados Unidos de América.

Nuestras estimaciones sugieren una caída de las importaciones de la UE de insumos manufacturados de 147 000 millones de $, de los cuales, 101 millones de $ corresponden al comercio dentro de la UE, y 46 000 millones de $ a importaciones de otras regiones. China y los Estados Unidos de América ocupan el segundo y el tercer puesto, y los cierres en dichos países han provocado una reducción de las importaciones de insumos manufacturados de 42 000 millones de $ y 38 000 millones de $, respectivamente (véanse las columnas de la tabla que figura más abajo). La reducción conjunta asciende a 228 000 millones de $, es decir, el 2,4 % del total de las importaciones de productos manufacturados del G3, o el 11 % si solo se tiene en cuenta el comercio de las CVM.

Fuente: Centro de Comercio Internacional. 

Los países de las Américas exportarán 24 000 millones de $ menos de insumos manufacturados, debido, sobre todo, a los cierres de fábricas en los Estados Unidos y la UE a causa de la pandemia. El desplome en Asia asciende a 71 000 millones de $, y la mayor parte de las pérdidas se deben a los efectos de la pandemia en China y la UE. Europa está afectada fundamentalmente por los cierres de fábricas dentro de la UE, con una pérdida estimada de exportaciones de productos manufacturados por valor de 128 000 millones de $ a causa de las interrupciones en la cadena de suministro, la mayoría de ellas relacionadas con el comercio de insumos manufacturados dentro de la UE. En Oceanía se estima que los exportadores perderán 800 millones de $ en exportaciones de insumos manufacturados (véanse las filas de la tabla que se incluye más abajo)..

Las interrupciones en la cadena de suministro provocarán una caída en picado del comercio en todas las regiones

Notas: los colores más oscuros indican una mayor reducción. Los porcentajes son cuotas de la reducción prevista en el comercio total de productos manufacturados (el total corresponde a 2019). Los valores de la Unión Europea incluyen los del Reino Unido para mantener la coherencia entre los distintos períodos. La interrupción prevista en la cadena de suministro se calcula como la reducción de los insumos importados por el G3, asumiendo un cierre de todas las fábricas del G3 de dos meses de duración, y teniendo en cuenta solo el efecto directo (un vínculo en las cadenas de suministro, es decir, la reducción de las exportaciones en los países que suministran insumos al G3).
Fuente: Centro de Comercio Internacional.  

África está menos expuesta a las interrupciones en la cadena de suministro

Los exportadores africanos pueden perder más de 2 400 millones de $ en las exportaciones mundiales de productos manufacturados de la cadena de valor a causa del desplome provocado por los cierres de fábricas en el G3. Aproximadamente tres cuartas partes de esta pérdida se deben a la interrupción temporal de vínculos de la cadena de suministro con la UE, y la cuarta parte restante está provocada por los cierres en China y los Estados Unidos. En lo que respecta a las cadenas de valor mundiales, África es una de las regiones menos integradas, razón por la cual sufre los efectos menos graves de las interrupciones de la cadena de suministro originados en el G3.

La interrupción de la cadena de suministro es más acusada en sectores como el de la maquinaria, los plásticos y el caucho, los productos químicos y los equipos electrónicos

La interrupción de la cadena de suministro afecta fundamentalmente a los sectores de la maquinaria, los plásticos y el caucho, los productos químicos y los equipos electrónicos. Es previsible que estos sectores sean los grandes perdedores en términos de valor, con una caída de las exportaciones de insumos manufacturados de 44 000 millones de $, 29 000 millones de $, 23 000 millones de $ y 23 000 millones de $ respectivamente (véanse los valores indicados en la tabla que figura más abajo). Si se analiza la magnitud de la pérdida en comparación con el tamaño del sector, encabezan la lista los materiales férreos, los productos minerales, los tejidos textiles sintéticos y los artículos de vidrio. Nosotros calculamos que la pérdida de exportaciones de insumos manufacturados a causa de las interrupciones en la cadena de suministro superará el 7 % del valor total de la exportación de estos sectores.

El impacto de las interrupciones en la cadena de suministro es mayor en los sectores cuya producción se distribuye entre distintos países.

Notas: los porcentajes son cuotas de la reducción prevista en las importaciones de las CVM con respecto al total de importaciones de productos manufacturados del G3 (el total corresponde a 2019). El valor correspondiente a la UE incluye el comercio dentro de la UE. Los valores de la Unión Europea incluyen los del Reino Unido para mantener la coherencia entre los distintos períodos. La interrupción prevista en la cadena de suministro se calcula como la reducción de los insumos importados por el G3, asumiendo un cierre de todas las fábricas del G3 de dos meses de duración, y teniendo en cuenta solo el efecto directo (un vínculo en las cadenas de suministro, es decir, la reducción de las exportaciones en los países que suministran insumos al G3).  

Redefinir las cadenas de suministro

Es probable que las consecuencias económicas del Gran Confinamiento provoquen una redefinición del funcionamiento de las cadenas de suministro, centrando la atención en la resiliencia. Una posibles estrategia pasa por el refuerzo de las operaciones regionales mediante la reducción de las cadenas de suministro y velando por una mayor cercanía con el cliente No obstante, la resiliencia no tiene por qué depender de la autosuficiencia, y el refuerzo de la integración regional no es un llamamiento a la antiglobalización.

La vuelta a la producción a pleno rendimiento requiere el restablecimiento de los vínculos existentes, eliminando los obstáculos temporales surgidos durante la emergencia, y garantizando un sistema de comercio mundial abierto y predecible. Los intentos inmediatos por realizar las tareas en el propio país o reubicarlas para acercarlas a este pueden ralentizar la recuperación de la plena producción porque buscar a proveedores alternativos de piezas especializadas y esperar a que lleguen los pedidos en un mundo en el que los viajes están restringidos será un proceso largo, costoso y empañado por la incertidumbre Además, alejarse de los centros del G3 no resultará totalmente eficaz porque es difícil competir con su nivel de producción.

La solución a la interrupción actual de la cadena de suministro y la preparación para futuros desplomes pasa por crear unas empresas más resilientes y unos vínculos más robustos, y no por reducir el tamaño del sistema.

¹ World Bank; World Trade Organization. 2019. Global Value Chain Development Report 2019: Technological Innovation, Supply Chain Trade, and Workers in a Globalized World (English). Washington, D.C.: World Bank Group. http://documents.worldbank.org/curated/en/384161555079173489/Global-Value-Chain-Development-Report-2019-Technological-Innovation-Supply-Chain-Trade-and-Workers-in-a-Globalized-World
² In this analysis, we focus on the export of manufacturing inputs within supply chains, defined as inputs used in the production located in at least three countries (or crossing two borders). We exclude final goods, inputs that go into final goods, and inputs that go into goods that are sold domestically. To put the concept in perspective, the world’s export of manufacturing inputs within supply chains in 2019 amounted to $2.2 trillion, corresponding to 12% of all manufacturing trade. For further methodological details and other enquiries contact Olga Solleder at solleder [at] intracen.org.
³ See SME Competitiveness Outlook 2017 for further details on regional value chains. ITC. 2017. SME Competitiveness Outlook 2017. The Region: A door to Global Trade. Geneva: ITC http://www.intracen.org/SME-Competitiveness-2017/