Features

Aplicación de normas internacionales de contabilidad en las PYME del mundo Árabe

24 abril 2014
ITC Noticias
Los servicios de contabilidad en Oriente Medio tuvieron que ponerse al día tras la bonanza petrolera de los años 70. Según afirma el Presidente de TAG-Org Talal Abu-Ghazaleh, en la actualidad son igual de buenos que en cualquier otra parte del mundo en lo que se refiere al cumplimiento de normas internacionales.


Ban Ki-Moon, Secretario General de las Naciones Unidas, y Talal Abu-Ghazaleh, Vicepresidente del Pacto Mundial, durante la reunión del Pacto Mundial el 4 de abril de 2007. © Naciones Unidas

La primera vez que contemplé crear Talal Abu-Ghazaleh International (TAGI) a principios de los años 70, el panorama empresarial del mundo árabe necesitaba una transformación urgente. La región estaba experimentando el comienzo de la bonanza petrolera que transformaría las vidas de millones gracias a la afluencia de empresas globales que venían en busca de oportunidades y asociaciones empresariales.

No obstante, no estaba preparada en términos de directrices mundiales de contabilidad, que abrían las puertas a oportunidades incontables. TAGI se fundó en 1972, con el fin de aportar profesionalidad a las industrias de la contabilidad, auditoría y finanzas, y garantizar, así, a la comunidad internacional que los negocios en Oriente Medio se podían realizar con el mayor nivel de calidad.

Además de ser de los primeros en aplicar normas internacionales de contabilidad en el mundo árabe, TAGI condujo a los contables de la región a través de cuatro décadas de rápido desarrollo. Fomentó la aplicación de normas internacionales de contabilidad, representó a contables árabes en foros internacionales y luchó por su reconocimiento educativo y profesional. Asimismo, mostró a las empresas del mundo, tanto grandes como pequeñas, que la región estaba preparada para llevar a cabo negocios de una forma que les era familiar.

Desarrollo empresarial en Bahrein

El mejor ejemplo de este tipo de apoyo quizá sea el Fondo Laboral de Bahrein (Tamkeen), parte de la iniciativa de reforma nacional del país y de su programa Visión Económica 2030. Tamkeen se creó para fortalecer el sector privado de Bahrein y posicionarlo como el principal impulsor del desarrollo económico.

Dada nuestra amplia experiencia en negociar con los gobiernos, nos dedicamos a promover y gestionar el desarrollo de las empresas, a la par que respaldábamos iniciativas como planes de desarrollo e información empresarial, asistencia técnica y asistencia al desarrollo. El resultado fue que los locales se convirtieron en los empleados escogidos y se crearon más oportunidades laborales.

Mi elección como miembro de distintos consejos de administración reforzó aún más la misión de TAGI de fomentar la aplicación de normas internacionales por todo el mundo árabe. También quiero mencionar el apoyo recibido por la Sociedad Árabe Internacional de Contadores Certificados, que tradujo al árabe las Normas Internacionales de Información Financiera, a fin de aumentar la concienciación y ayudar a que los contables árabes las conozcan y apliquen.

Desarrollo de la capacidad de gestión de las PYME

En colaboración con el programa sobre la Tecnología de la Información y las Comunicaciones para el Desarrollo de la Región Árabe del Programa del PNUD, elaboramos el Programa Talal Abu-Ghazaleh en apoyo a las pequeñas y medianas empresas (TAG-SME) que consiste en una herramienta práctica y de fácil uso que enseña a los propietarios de las PYME y emprendedores nociones básicas de gestión empresarial.

Hemos dedicado toda nuestra fuerza a los líderes del mañana. Hemos identificado el talento, e invertido en él, y estamos orgullosos de poder contar con profesionales que trabajan siguiendo estrictamente las normas internacionales en nuestras 81 sucursales por todo el mundo.

Además, este compromiso no se detiene en la industria de la contabilidad. Como organización hemos ayudado a miles de jóvenes árabes de ambos sexos a convertirse en innovadores en áreas como la tecnología de la información, los medios de comunicación, la consultoría, la propiedad intelectual, los recursos humanos o la formación.

Aunque el cambio se sigue produciendo de forma rápida, estoy seguro de que la región está muy bien posicionada, no solo para acogerlo sino para liderarlo.