Comunicados de prensa

Un estudio del ITC afirma que la lucha contra la malaria puede salvar vidas y reducir pérdidas en la renta nacional

28 septiembre 2011
ITC Noticias

Un estudio del Centro de Comercio Internacional (ITC) muestra que, en los países donde la malaria es endémica, se pueden salvar vidas si se eliminan los aranceles de importación sobre los productos necesarios para combatir esta enfermedad, y que dicha supresión supondría tan sólo unas pequeñas pérdidas en los gastos fiscales.

El estudio realizado en 32 países de África, América Latina y Asia donde la malaria es endémica mostró que la eliminación de los aranceles de importación sobre medicinas y equipos médicos contra la malaria, tales como mosquiteras o equipos de diagnóstico e insecticidas, supondría una bajada en los costes de protección y tratamiento, y además, ayudaría a combatir esta enfermedad que, en realidad, es fácil de prevenir.

El estudio del ITC revela que aunque muchos países, especialmente en África, se habían comprometido a reducir los aranceles, éstos siguen vigentes, y que en el caso de las mosquiteras, son muy altos.

“Asegurar el acceso a los productos básicos contra la malaria es esencial, y una reducción en los impuestos y aranceles puede ayudar a conseguirlo”, declaró Anders Aeroe, Director de la División de Desarrollo de Mercado del ITC. “Algunos países temen perder ingresos fiscales. Nuestro estudio determinó que los aranceles sobre los productos contra la malaria suman tan sólo una pequeña parte de los ingresos aduaneros, y que esta cifra es poco significativo cuando se tiene en cuenta el porcentaje que representan de la totalidad de los ingresos fiscales”.

El estudio se llevó a cabo en colaboración con la Academy of Educational Development de Washington, a petición de los encargados del Proyecto contra las Tasas y Tarifas en la Malaria (M-TAP), un programa de apoyo e investigación de dos años, financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates y la asociación Roll Back Malaria.

Aunque la media de los impuestos sobre las medicinas es relativamente baja, pues se sitúa ligeramente por encima del tres por ciento, la media de los aranceles sobre las mosquiteras se encuentra en un 17 por ciento, y en algunos países incluso se aplican impuestos de más del 50 por ciento.

La aplicación de aranceles altos sobre las mosquiteras se deben a que, en muchas ocasiones, se consideran como artículos textiles, uno de los sectores con los impuestos más altos del comercio mundial. Una manera de resolver este problema sería volver a clasificar las mosquiteras contra la malaria importadas.

El estudio del ITC muestra que las pérdidas de la bajada de los aranceles sobre los productos contra la malaria se pueden minimizar si se separan dichos artículos del resto de los productos, si se atribuyen a distintas líneas arancelarias nacionales y si se rebajan las tarifas de los primeros a cero. Desde la primera presentación de resultados del estudio, varios países africanos han indicado que adoptarán medidas para eliminar aranceles e impuestos.

Con todo, el ITC no ha identificado los aranceles como un obstáculo para las importaciones únicamente. Un informe adicional del ITC sobre medidas no arancelarias desvela que también pueden convertirse en un obstáculo para el comercio y, por lo tanto, producir gastos adicionales para los importadores. El informe concluye, así pues, que se deberán tratar temas como el registro de productos, las inspecciones o las pruebas, con el fin de facilitar la lucha contra la malaria.

Diez años después de que las Naciones Unidas proclamaran “2001-2010: Decenio para lograr la regresión de la malaria”, los fallecimientos a causa de esta enfermedad han descendido en aproximadamente un 38%. No obstante, la malaria sigue cobrándose la vida de 800.000 personas cada año, principalmente de niños pequeños y mujeres embarazadas que viven en África.

En la cumbre de Abuja del año 2000, los estados africanos se comprometieron a "reducir o eliminar" los aranceles sobre los productos básicos contra la malaria. Frenar y comenzar a reducir la incidencia de la malaria para el 2015 es uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
Haga clic aquí para descargar la versión PDF en Inglés