Features

Tres razones por las que la tecnología financiera es útil para las pymes ecológicas

7 marzo 2016
ITC Noticias
¿Por qué los ODS pueden dar lugar a un auge de las empresas ecológicas?

Durante años, las grandes organizaciones han adoptado la tecnología para modernizar sus operaciones sin innovar demasiado. Los avances en la tecnología y en la capacidad para gestionar los datos ofrecen una oportunidad para cambiar la financiación tradicional y crear nuevo valor en la economía ecológica a gran escala con unos costes de transacción reducidos. Fintech, que es cómo se denomina a la tecnología financiera, se ha convertido en el término de moda y parece triunfar en el mundo de la financiación masiva y el mercado de préstamos.

Fintech es una bendición para las pequeñas y medianas empresas (pymes) que tienen un impacto positivo sobre el medio ambiente, además de ser sostenibles económicamente, denominadas pymes ecológicas. Actualmente, las pymes ecológicas tienen dificultades para encontrar financiación porque no encajan en ningún perfil de la financiación tradicional; no son una categoría de activos. En otras palabras, existen pocas herramientas para evaluar los riesgos y rendimientos de dichas inversiones. Por otra parte, no se emplearán recursos para diseñar nuevas categorías si no existe un número elevado de estas empresas, lo que da lugar a un círculo vicioso.

Todo esto está a punto de cambiar. El contexto internacional de este año resulta optimista para las pymes ecológicas gracias a algunos logros alcanzados en 2015. En septiembre, los Estados miembros de la ONU decidieron adoptar un nuevo conjunto de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que incluyen acabar con la pobreza, el acceso a energía limpia y asequible, el acceso a agua y saneamiento, y muchos más objetivos para crear un mundo mejor y más sostenible.

En diciembre, en París se adoptó un tratado mundial que confirma el deseo universal de detener el aumento de los gases de efecto invernadero y limitar los efectos del cambio climático, utilizando las finanzas para promover la economía ecológica.

Sin querer hacer publicidad de mi propia industria (yo misma soy fundadora de una empresa fintech), es fácil ver cómo este nuevo contexto crea enormes oportunidades para la financiación de empresas ecológicas. Con un marco legal que tiene en cuenta el futuro lejano, los inversores disponen de una mayor seguridad de que, a largo plazo, el impacto que generarán sus inversiones será tan valioso como su rendimiento financiero.

Ha llegado el momento de que las pymes que tienen un impacto positivo sobre el medio ambiente, ya sean del sector de la energía, del agua, de los residuos o cualquier otro, utilicen la tecnología financiera para atraer a los inversores. Existen tres razones por las que la fintech es útil para las pymes ecológicas:

1. La tecnología recoge todas las oportunidades para las pymes ecológicas .

Las pymes pueden representar hasta un 95% de una economía, generar hasta el 70% de los empleos y son responsables de una media del 50% del PIB. En el caso de las pymes, en los PED las innovaciones en fintech están dejando atrás la financiación tradicional. La financiación o los préstamos masivos, el pago por telefonía móvil, las plataformas para la búsqueda de ofertas y otras tecnologías financieras acercan a los empresarios a sus financiadores, diversifican el tipo de financiación y multiplican los canales a través de los cuales se puede evaluar y asignar los fondos.

Las pymes ecológicas albergan un enorme potencial sin explotar para crear medios de vida sostenibles y generar crecimiento económico. Si estas pymes no pueden acceder a financiación a nivel local, pueden hacerlo de forma internacional, especialmente a través de la inversión de impacto.

La financiación tradicional implica una relación directa entre el inversor y el receptor. Fintech conecta a los empresarios con los inversores a través de las fronteras, con poca intermediación y menores costes de transacción. Simplemente hay que pensar en el pago por telefonía móvil para ver las inmensas oportunidades que la tecnología ha generado para los empresarios y la gente en general.

2. Las pymes ecológicas esconden un nuevo valor

En el mundo hay numerosas organizaciones que trabajan con empresarios ecológicos. Les ayudan a crear planes de negocio, les proporcionan los fondos iniciales, organizan competiciones y crean conciencia con respecto a los productos y servicios ecológicos, su impacto y su viabilidad.

Estas actividades son de gran ayuda para los empresarios. Sin embargo, hay un eslabón perdido entre la buena información empresarial sobre las pymes y el proceso de adopción de decisiones que los inversores siguen para asignar su capital a ciertas empresas. Como hemos mencionado anteriormente, las pymes no son una categoría de activos.

Fintech altera el flujo tradicional de información y el proceso de adopción de decisiones porque acerca la información de forma rápida a muchos más inversores. Tomemos el ejemplo de las plataformas de financiación masiva o de pago por telefonía móvil. Al normalizar la información, reducir los costes de transacción y repartir los riesgos entre muchos financiadores, incrementan y diversifican las oportunidades a disposición tanto de los empresarios como de los financiadores.

3. La unión alberga un gran potencial .

Por sí solas, a menudo las pymes son demasiado pequeñas si consideramos los costes de transacción que conllevan los procesos de inversión. Muchos inversores tienen dificultades para encontrar a pymes ecológicas de calidad que generen beneficios interesantes. Debido a la falta de datos comparables y puntos de referencia, la creación de proyectos y la diligencia debida pueden ser costosas y llevar mucho tiempo.

Fintech aborda este problema normalizando la información. Las plataformas de fintech crean las condiciones necesarias para la unión. Desde el establecimiento de un programa nacional que responda a las necesidades de las pymes locales a la estructuración de un medio de financiación que contemple el tipo y la cantidad de fondos necesarios, la normalización y la reunión de datos pueden ofrecer una guía más precisa para ajustar las inversiones en las pymes ecológicas.

En unos meses, The Ground_Up Project pretende desatar el pleno potencial de la tecnología para reunir y conectar las carteras de aquellas pymes ecológicas que dispongan de proyectos viables en el ámbito de la energía, la agricultura, el turismo, el transporte, el agua o los residuos, entre otros. Esto constituirá una herramienta útil y valiosa para los inversores que quieran que sus inversiones generen beneficios y un impacto ambiental positivo.