Stories

Story: Las empresas textiles y de la confección de Asia Central se suman a la lucha contra el virus

5 junio 2020
ITC Noticias
Empresas de Kirguistán y Tayikistán adoptan un planteamiento con miras al futuro para combatir a la COVID-19.

 

Saparbek Asanov es el presidente de la Asociación de Empresas de la Industria Ligera de Kirguistán, “Legprom”.

Según explicó, el coronavirus ha supuesto un duro golpe para las empresas textiles y de la confección de Kirguistán. De las 1 000 fábricas de Biskek, la capital, solo han sido capaces de mantener su actividad alrededor de 17.

Estas fábricas han transformado su producción con el fin de satisfacer las nuevas necesidades de los clientes. Una de ellas es Aktis, una empresa que fabrica prendas de vestir femeninas, situada en la zona suburbana de Biskek.

Ante la grave escasez de mascarillas y otros equipos de protección, Aktis ha completado recientemente un pedido de 2 500 mascarillas y 350 prendas de protección individual para el movimiento de voluntarios civiles, Narodnyi Shtab, que ayuda a los trabajadores de primera línea que luchan contra el coronavirus.

En las próximas semanas se fabricarán otros 504 equipos. Las empresas no solo están decididas a ofrecer productos de alta calidad, sino también a garantizar la seguridad de sus empleados. Todos han recibido uniformes nuevos que incluyen guantes y mascarillas de protección. Los talleres se desinfectan regularmente.

Más que un interés económico, lo que motiva a estos trabajadores a salir de sus casas en estos momentos tan complicados es el sentido del deber con respecto a las personas necesitadas.

Dentro del plan de recuperación, la Asociación Legprom, en estrecho contacto con fabricantes de prendas de vestir, está diseñando una estrategia para después de la COVID-19 con el fin de apoyar al sector de los textiles y la confección de Kirguistán.

Nuevas oportunidades en Tayikistán

Según un dicho popular tayiko, cuando se cierra una puerta, otra se abre, y la pandemia ha abierto la puerta a nuevas oportunidades para las empresas textiles y de la confección del país. Actualmente existe una gran demanda de productos como mascarillas protectoras, uniformes médicos, ropa de cama, ropa de hospital, vendas de algodón y otros productos médicos y sanitarios.

Resandai Qurghontepp, uno de los socios del Centro de Comercio Internacional (ITC), fabricó y donó 100 000 mascarillas a centros médicos de Bokhtar, la tercera ciudad más poblada del país. Este ejemplo animó a otros socios del ITC a implicarse y ayudar. Como resultado de ello, dos empresas, Mehrovar y Guldaston, también fabricaron mascarillas y las donaron a escuelas y hospitales de su región.

Las iniciativas de respuesta a la pandemia de la COVID-19 han brindado a las empresas socias del ITC la oportunidad de utilizar los conocimientos y la información adquiridos en la capacitación sobre responsabilidad social empresarial que recibieron el año pasado.

Más de 10 empresas textiles y de la confección que trabajan con el ITC han cambiado su producción para fabricar mascarillas protectoras y otros productos sanitarios.

Programa Global para el Sector de los Textiles y el Vestido

El Programa Global para el Sector de los Textiles y el Vestido (GTEX) del Centro de Comercio Internacional, junto con su labor conexa en Oriente Medio y el Norte de África (MENATEX), presta ayuda a estas empresas de Kirguistán y Tayikistán.

El programa promueve las exportaciones de materiales textiles y prendas de vestir desde países de Asia Central, Oriente Medio y el Norte de África. Su objetivo es impulsar el empleo y la generación de ingresos a lo largo de la cadena de valor.

El programa GTEX está financiado por el Gobierno de Suiza y el Gobierno de Suecia financia el programa MENATEX para la región de Oriente Medio y el Norte de África.