Especiales

Planes para un nuevo turismo: un modelo de asociación

26 julio 2011
ITC Noticias

En su anteproyecto para el nuevo turismo, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo promueve la importancia de las asociaciones para el desarrollo sostenible del turismo.

Visto que se prevé que el turismo crecerá a razón de un 4% anual en los 10 próximos años, no es sorprendente que los gobiernos de muchos países menos adelantados (PMA) calificaran el turismo de prioridad estratégica para el crecimiento de la respectiva economía. La cuestión es saber cómo asegurar que los beneficios del sector de viajes y turismo filtren de arriba hacia abajo  por todos los niveles de la economía para que la gente disponga de medios de subsistencia sostenibles.

A micro nivel, es importante que los gobiernos reconozcan que el éxito turístico depende de la empresa privada y lo traduzcan en la formulación de políticas. Ahora bien, en la práctica, el hecho de que el turismo floreciente genere verdaderos beneficios para las comunidades depende del éxito de las empresas, muchas de ellas pequeñas o medianas, que crean empleo y estimulan la cadena de suministro local. 

Los mejores ejemplos de un exitoso desarrollo turístico son aquellos en que gobiernos, autoridades, organizaciones no gubernamentales (ONG) y empresas locales trabajan juntos y activamente en asociación.

En el citado anteproyecto, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC por su sigla en inglés) da una visión del sector que va más allá de consideraciones cortoplacistas y no se centra solo en los beneficios de quienes viajan, sino también de las comunidades que visitan y el respectivo entorno natural, social y cultural. También se reconoce que el éxito turístico a largo plazo está directamente vinculado con la participación positiva de las comunidades de los lugares de destino y se promueve el sector como una asociación que mancomuna esfuerzos de los sectores público y privado, autoridades locales y regionales, comunidades y empresas locales dando resultados que responden a las necesidades de la economía y se basan en que:

1. los gobiernos dan cabal prioridad al sector de viajes y turismo,

2. las empresas equilibran los fines económicos con la gente, la cultura y el entorno, y

3. hay una búsqueda común del crecimiento y la prosperidad.

En ese contexto, las oportunidades para las pequeñas empresas de países en desarrollo son considerables, pues tienden a ser impulsadas por empresarios locales, responder a una demanda localizada y estar cerca de las comunidades y los entornos que se benefician del turismo. Eso no quita que también se reconozca la importancia de trabajar en colaboración unos con otros, las autoridades locales e instituciones del sector terciario. Fuertes redes empresariales en las que proveedores de alojamiento, comidas y bebidas, vendedores de artesanías y administradores de tierras y atracciones turísticas trabajen por un objetivo común redundarán en una experiencia de mejor calidad y, por ende, en un producto más sostenible. 

Más información en inglés en: www.wttc.org/eng/About_WTTC/Blueprint_for_New_Tourism/

Estudio de caso: Proyecto de desarrollo del ecoturismo en Budongo
Uganda 

El proyecto de Budongo, Uganda noroccidental, demostró la clase de asociación público-privada que funciona y podría repetirse en otros PMA. Nombrado finalista de los premios Turismo para el Mañana que otorga el WTTC (www.tourismfortomorrow.com), este alojamiento ecológico en plena reserva forestal se administra conjugando conservación, desarrollo comunitario y desarrollo turístico con beneficios tangibles para la zona.  

La operación turística ofrece una excelente experiencia que atrae a visitantes año tras año y es viable desde el punto de vista financiero, lo que a su vez, asegura que se cumplan los principios de conservación en los que se funda. Además, los vecinos de la comunidad local ganan los ingresos necesarios para sobrevivir ya sea trabajando de guías turísticos, chefs o limpiadores, agricultores que aprovisionan de alimentos y otros suministros, o bien, en las cooperativas de servicios como los de lavandería. 

El éxito reside en la asociación del Instituto Jane Goodall (ONG que supervisa los esfuerzos de conservación), Great Lakes Safari (empresa privada que administra el alojamiento)  y el gobierno, (por conducto de la Autoridad de Vida Silvestre que se ocupa de los parques nacionales) que aprovecha la pericia y el ámbito de competencia de las tres instituciones.