Features

Nueva dinámica en el comercio mundial

14 enero 2013
ITC Noticias
S.E. Susilo Bambang Yudhoyono, Presidente de la República de Indonesia, abrió el 13° Foro Mundial para el Desarrollo de las Exportaciones (WEDF por su sigla en inglés) en Yakarta, instando a los 500 participantes –formuladores de políticas, líderes empresariales y representantes de instituciones de apoyo al comercio– a asegurar que en particular las pequeñas y medianas empresas (PYME) se beneficien de mayores vínculos entre los mercados en crecimiento y el resto del mundo.

Reconocer que dichas empresas son propulsoras de crecimiento y la necesidad de que participen en el comercio intrarregional e interregional fueron temas recurrentes en las sesiones del evento insignia del ITC, celebrado del 15 al 17 de octubre con el tema: Unir mercados en crecimiento – Nuevas dinámicas en el comercio mundial. Copatrocinado por el Ministerio de Comercio de la República de Indonesia, el WEDF tuvo lugar en uno de los mercados en crecimiento del Sur, otro tema de debate. ‘En 2011, casi el 50% del comercio de Indonesia fue con otros países en desarrollo, principalmente de Asia oriental,' señaló el Presidente Yudhoyono. Asimismo, el país viene buscando activamente establecer vínculos comerciales con mercados en crecimiento de otros continentes, lo que entre otros redundó en que duplicara el comercio con América Latina en los 10 últimos años.

En su discurso de bienvenida, Patricia Francis, Directora Ejecutiva del ITC, mencionó el aumento del comercio Sur-Sur y comentó: ‘Huelga decir que no es un tema nuevo, pues se viene tratando desde hace algún tiempo, pero a nuestro entender, llegó a un punto de inflexión en el que por fin vemos economías emergentes que comienzan a diversificar sus exportaciones hacia otras economías emergentes.’

Según Pascal Lamy, Director General de la Organización Mundial del Comercio (OMC), en Estados Unidos, la Unión Europea y Japón no se prevé crecimiento a corto plazo; por lo tanto, los países en desarrollo tienen que observar la nueva dinámica de la globalización que se centracada vez más en el comercio Sur-Sur. Supachai Panitchpakdi, Secretario General de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, subrayó la necesidad de diversificar y ajustar más las políticas de inversión para contrarrestar los riesgos de mantener los roles tradicionales en el nuevo paisaje comercial: América Latina exportadora de productos alimentarios, África exportadora de minerales y materias primas, y Asia exportadora de productos manufacturados.

Gita Irawan Wirjawan, Ministro de Comercio de Indonesia, considera que la educación es clave para lograr una economía más basada en el conocimiento y S.E. el Embajador Yonov Frederick Agah, Representante Permanente de Nigeria ante la OMC, entiende que con los ingresos de la exportación de productos básicos, los países africanos deberían levantar la infraestructura de la agricultura, la manufactura y el transporte.

África sigue muy a la zaga de Asia y América Latina en términos de integración intrarregional. Según Rob Davies, Ministro de Industria y Comercio de Sudáfrica, solo 10% del comercio de África es intrarregional y el continente contabiliza apenas 3% del comercio mundial. En Africa's Trade Potential: Export Opportunities in Growth Markets, documento técnico del ITC, se prevé que las exportaciones de Asia a África Occidental podrían llegar a aumentar hasta un 14% anual en la próxima década.

‘El crecimiento sostenible del comercio Sur- Sur requiere inversión en nuevas capacidades, medidas de facilitación del comercio, infraestructura y financiación del comercio,’ subrayó la Sra. Francis. Durante los debates, oradores y participantes definieron las medidas necesarias para aprovechar el ímpetu de la nueva dinámica del comercio mundial. ‘Ahora, los países no comercian con bienes, sino con tareas,’ comentó Peter Allgeier, Presidente de la Coalición de Industrias de Servicios, hecho que podría generar más oportunidades para las PYME de alimentar las cadenas de suministro mundial de grandes empresas.

‘Uno de los efectos del enlentecimiento del crecimiento mundial fue que las medidas no arancelarias se aplicaron prontamente,’ comentó Surin Pitsuwan, Secretario General de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental, preocupación que también manifestaron representantes de gobiernos y el sector privado durante todo el evento. Según encuestas del ITC sobre la experiencia de empresas de importación y exportación de 18 países, más de la mitad de las barreras al comercio son internas e impuestas por los gobiernos de las empresas exportadoras. Representantes gubernamentales y del sector privado de Camboya, Perú y Rwanda indicaron que el diálogo público-privado, la capacitación de gobiernos y empresas, así como el acceso a la información son cruciales para cumplir los requisitos del comercio de exportación, medidas sanitarias, medidas fitosanitarias y obstáculos al comercio incluidos.

Los participantes en el WEDF concluyeron que además de las restricciones del lado de la oferta, el cambio de comportamiento de los consumidores y la nueva demanda de productos y servicios de mayor valor añadido tienen un impacto fundamental en las cadenas de valor y esa demanda ofrece posibilidades a los países en desarrollo y menos adelantados. Tim Groser, Ministro de Comercio y Asuntos del Cambio Climático y Ministro Asociado de Asuntos Exteriores de Nueva Zelandia, instó a esos países ‘a determinar el costo correcto, tener la productividad bajo control y comprobar dónde se sitúan en la cadena de valor mundial’. En uno de los mensajes alentadores del WEDF se afirma que si se atienden mejor la productividad y la conectividad, el comercio mundial podría permitir que las economías de todo tamaño avanzaran hacia la especialización y la integración. Otro mensaje clave fue que los gobiernos cumplen una función esencial de facilitadores al ofrecer entornos favorables a las empresas y, sobre todo, marcos jurídicos y reguladores dignos de confianza.

En ocasión del Día Mundial de la Alimentación, también se abordaron las cadenas de suministro de productos básicos y la forma en que podrían perfeccionarse para lograr una mayor seguridad alimentaria tanto regional como mundial. ‘La agricultura sostenible sigue siendo una opción viable para la seguridad alimentaria y la creación de empleo juvenil,’ afirmó Emma Hippolyte, Ministra de Comercio, Desarrollo Empresarial, Inversiones y Asuntos del Consumidor de Santa Lucía. Aunque por sí solo no baste para garantizar la seguridad alimentaria, ‘el comercio es indispensable para la accesibilidad y disponibilidad de los alimentos,’ según Valentine Rugwabiza, Directora General Adjunta de la OMC. Las políticas agrícolas y el esfuerzo para suprimir obstáculos al comercio son cruciales. El 60% de la tierra arable del mundo se encuentra en África, pero en las tres últimas décadas, el continente pasó de exportador neto a importador de alimentos por falta de inversión en agricultura.

‘Si el comercio es el motor del crecimiento, su financiación es el combustible,’ sostuvo Nazeem Noordali, Gerente General de Finanzas Corporativas y Estructuradas de la Corporación Internacional Islámica de Financiación del Comercio del Grupo del Banco Islámico de Desarrollo. Representantes de bancos regionales de desarrollo e instituciones financieras privadas expusieron medios de lograr un mejor acceso a la financiación, condición de mercado que urge sobre todo para PYME de países en desarrollo. El consenso sobre la importancia de esas empresas para el crecimiento y el desarrollo también se refleja en el tema elegido para el 14° WEDF del año próximo: Generación de empleo impulsada por las exportaciones mediante la integración de PYME en las cadenas de suministro.

Cobertura completa del WEDF, incluidos informes, vídeos, discursos y presentaciones en inglés: www.intracen.org/policy/ wedf/2012-programme/