Press releases

Mejorar vidas aprovechando las destrezas de los artesanos de los países en desarrollo para la industria de la moda internacional

12 julio 2013
ITC Noticias
La subsistencia de las personas procedentes de comunidades desfavorecidas de África y Haití se está viendo mejorada gracias a la iniciativa Moda Ética, que conecta a artesanos de los países en desarrollo con la industria de la moda internacional...

La subsistencia de las personas procedentes de comunidades desfavorecidas de África y Haití se está viendo mejorada gracias a la iniciativa Moda Ética, que conecta a artesanos de los países en desarrollo con la industria de la moda internacional. Durante el Cuarto Examen Global de la Ayuda para el Comercio, celebrado en la Organización Mundial del Comercio en Ginebra el pasado día 9 de julio, un grupo especial debatió sobre los beneficios de la iniciativa y la importancia de vincular a las personas marginadas con las cadenas de valor mundiales. Entre los ponentes figuraban Jean-Marie Paugam, Director Ejecutivo en funciones del ITC; Simone Cipriani, Director de la iniciativa Moda Ética (EFI, por sus siglas en inglés), las diseñadoras de moda Stella Jean, Sabine Portenier y Evelyne Roth, que están involucradas en la iniciativa, y Nii Ansah-Adjaye, Director General del Ministerio de Comercio e Industria del Gobierno de la República de Ghana, uno de los países que se están beneficiando del proyecto.

 
El Sr. Paugam declaró: "La iniciativa ha capacitado a casi 7.000 artesanos, de los cuales un 98% son mujeres, para que produzcan productos para marcas y distribuidores de todo el mundo". El Sr. Cipriani citó a Oscar Wilde quien dijo "hoy en día la gente conoce el precio de todo y el valor de nada". Y añadió: "Este no es el caso de los artesanos y sus comunidades, de los diseñadores o de los consumidores que están involucrados en la iniciativa Moda Ética".

 
La iniciativa hace posible que artesanos de Kenya, Malí, Burkina Faso, Ghana y Haití puedan crear artículos tejidos a mano para empresas del sector de la moda de todo el mundo. Los trabajadores se benefician de mayores ingresos para sus familias y comunidades, mientras que los compradores tienen la posibilidad de adquirir artículos elaborados de forma ética que cumplen con sus normas de calidad.

 
El día 7 de julio, como parte de la iniciativa Moda Ética, las diseñadoras ghanesas Christie Brown y KIKI Clothing presentaron sus respectivas colecciones durante la semana de la moda de Roma, AltaRomAltaModa. Asimismo, durante el evento se pudieron contemplar los diseños de la marca suiza PortenierRoth y de la italo-haitiana Stella Jean, que han utilizado telas tejidas a mano elaboradas por artesanos de Burkina Faso y Malí.

 

Durante el Examen Mundial de la Ayuda para el Comercio, la diseñadora Stella Jean declaró: "Para mí es un gran honor formar parte de la iniciativa Moda Ética. Además, transmitir un mensaje a través de la moda que tenga un impacto a nivel internacional conlleva una gran responsabilidad. Quiero que mis diseños sirvan como un traductor cultural que se pueda utilizar en todo el mundo, y en colaboración con la iniciativa Moda Ética esta meta se puede alcanzar".

 
Sabine Portenier y Evelyne Roth son dos diseñadoras suizas que lanzaron su marca, PortenierRoth, en 2007. La Sra. Portenier declaró: "Los buenos productos tienen que ser de buena calidad, deben tener historia. Cuando pensamos en artículos hechos a mano, cosidos a mano, pensamos en artículos puros. A través de la iniciativa Moda Ética del ITC tenemos la oportunidad de crear una visión de color y tradición. Siempre queda algo nuevo por descubrir y para un diseñador esto es muy importante".

 
La iniciativa recibe financiación de la Secretaría de Estado de Economía (SECO) de Suiza. Hans-Peter Egler, Jefe de Promoción del Comercio de SECO, explicó: "Hablamos de cadenas de valor – ¿realmente existe una demanda para este tipo de productos? Sí, existe. Estamos encantados con que el éxito de la iniciativa haya culminado en la presentación del trabajo de los microproductores de diferentes comunidades rurales en la Semana de la Moda de Roma. La iniciativa Moda Ética es una vía de doble sentido, no solo trata de transferir productos de los países en desarrollo a la industria de la moda global, sino que el Norte y el Sur puedan aprender el uno del otro. Esta es una nueva forma de cooperación".

 
Nii Ansah-Adjaye, Director del Ministerio de Comercio e Industria de la República de Ghana, comentó que la iniciativa estaba mejorando la subsistencia de aquellas personas que viven en comunidades desfavorecidas: "La idea principal es facilitar la vinculación de la base de productos con los mercados internacionales, lo que lleva a la creación de empleo. El proyecto nos permite promover la industrialización a bajo nivel y las buenas prácticas laborales".

 
Además del debate, durante el Examen Global de la Ayuda para el Comercio los asistentes pudieron contemplar el trabajo de los artesanos y microproductores que participan en la iniciativa Moda Ética.