Features

Mejorar el entorno empresarial para el comercio: Abordando las medidas no arancelarias

24 septiembre 2012
ITC Noticias

En las últimas décadas, los acuerdos de comercio bilaterales y multilaterales dieron lugar a una disminución de los obstáculos al comercio mundial relacionados con los aranceles. Pero en el mismo período, en todo el mundo hubo un aumento sostenido del número de medidas no arancelarias (MNA). Estas últimas pueden traer aparejadas grandes dificultades al comercio nacional, regional y mundial de bienes y servicios, pues muchas empresas se debaten por cumplir con una red de políticas cada vez más compleja y normas técnicas que a veces resultan opacas. Hoy en día, las MNA forman parte de los mayores obstáculos al comercio internacional.

Muchas MNA, por no decir la mayoría, se aplican por motivos legítimos tales como proteger al consumidor, pero incluso aquellas bien intencionadas pueden tener consecuencias negativas en la capacidad comercial de las empresas, sobre todo en aquellos países en desarrollo con una modesta infraestructura de apoyo.

Menos conocido es el hecho de que en esos países, muchas barreras al comercio son nacionales y en gran medida, resultado directo de una infraestructura precaria y una reglamentación igualmente precaria o adversa. De ahí que gran parte de las mismas esté bajo el control del respectivo gobierno que tiene la clave para ampliar las exportaciones del país.

Por lo tanto, identificar las barreras al comercio y garantizar la transparencia de las MNA son requisitos previos de las medidas a tomar en los planos nacional e internacional. Identificarlas y comprender sus efectos en el comercio es fundamental para abordar las dificultades que plantea su proliferación.

En los últimos años, el ITC abordó sistemática-mente las MNA y de 2007 a 2009 formó parte del grupo de trabajo internacional que creó el Dr. Supachai Panitchpakdi, Secretario General de la UNCTAD para establecer una clasificación contemporánea de dichas medidas. A partir de esa labor, el ITC elaboró un programa sobre MNA que abarca 20 países y es financiado por el Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido, en cuyo marco se identifican los obstáculos al comercio desde la perspectiva empresarial y se asesora a los gobiernos sobre la forma de superarlos y reducirlos.

Gracias a dicho programa, formuladores de políticas, instituciones de apoyo al comercio y empresas ahora entienden mejor dónde puede plantear dificultades el cumplimiento de las MNA y cómo superarlas.

Otro elemento de igual importancia es que en el programa se usaron las respuestas de las empresas a efectos de aportar a negociadores y formuladores de políticas comerciales las pruebas necesarias para decidir dónde era más conveniente tomar medidas. Esas medidas se pueden apoyar mediante programas de asistencia técnica que llevan a cabo el ITC y otras organizaciones para abordar cuestiones de gestión de la calidad, facilitación del comercio o competitividad sectorial.

La acción internacional para la armonización o el reconocimiento recíproco de las normas es otro medio importante de ayudar a los países a superar obstáculos técnicos al comercio. Una de esas iniciativas es el Fondo para la Aplicación de Normas y el Fomento del Comercio (FANFC), al que están asociados el Banco Mundial, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la Organización de Sanidad Animal, la Organización Mundial del Comercio e instituciones nacionales que apoyan a países en desarrollo a capacitarse en aplicación de las normas sanitarias y fitosanitarias internacionales. Tras haber participado en el programa sobre MNA del ITC, Burkina Faso y Sri Lanka solicitaron apoyo al FANFC.

En este número de Forum de Comercio Internacional se describen varios tipos de MNA y se presenta la labor que se lleva a cabo para mitigarlas.

El programa sobre MNA del ITC no es una barita mágica que derribara las barreras al comercio de la noche a la mañana, pero sí contribuyó a que se reconociera que para que las economías de países en desarrollo se expandan, primero hay que identificar las MNA y luego tomar medidas para remediarlas. Para que eso ocurra a escala global, hacen falta un esfuerzo más sustancial y una mayor cooperación en los planos nacional e internacional. Comprender y derribar esas barreras no solo beneficiará a cada país, también contribuirá a que la economía mundial retome su camino de crecimiento.