Stories

Mejora de los medios de vida de los integrantes del sector de la seda camboyano

2 mayo 2013
ITC Noticias

A Sreymom Heng, una joven de 21 años que vive con sus padres en Mreas, una aldea de la provincia de Takeo en el sur de Camboya, le ha cambiado la vida. Es una de las 700 tejedoras que han visto aumentar sus ingresos en casi un 40% gracias al proyecto de dos años del ITC para el sector de la seda.

Hace dos años, Heng no sabía casi nada de la demanda del mercado para los suaves chales y telas de seda que ella produce. El proyecto le permite obtener ingresos mensuales de entre $EE.UU. 800 y 1.000 por la venta de una media de 400 chales y 450 metros de tela – equivalente al doble de los ingresos de una familia tradicional que cultiva arroz.

“Mis productos han mejorado en cantidad y calidad; ahora nos llegan cada vez más pedidos”, afirma la joven Heng, que se unió en 2010 a este proyecto financiado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio de Nueva Zelandia.

El proyecto aspira a paliar la pobreza en 39 comunidades rurales de tejedores, mejorando para ello sus conocimientos técnicos para que desarrollen nuevos productos y diseños, se ajusten a los requisitos de los compradores y establezcan nuevos canales de venta.

El 85% de la población camboyana lo conforman agricultores y productores que viven con escasos recursos en el medio rural. En la industria de la seda trabajan, según estimaciones, unos 20.000 tejedores, mujeres en su gran mayoría, que constituyen la mano de obra más numerosa del país. Suelen ser obreros al servicio de intermediarios, comerciantes o asociaciones, que les suministran la materia prima y recogen los productos acabados.

Tras evaluar el potencial de exportación de varios sectores, el Gobierno camboyano determinó que la industria de la seda constituía un área estratégica para reducir la pobreza. La tejeduría de la seda es una actividad muy laboriosa y contribuye directamente a la creación de empleo, en particular en comunidades rurales. La industria de la seda puede aliviar también la presión que soportan las zonas urbanas como resultado del creciente éxodo desde el campo, opina Pan Sorasak, Secretario de Estado del Ministerio de Comercio. El sector no solo es prometedor para el desarrollo económico del país, sino que además contribuye a la emancipación económica de la mujer, y ayuda a preservar el rico patrimonio cultural de Camboya, según un estudio de diagnóstico de la integración del comercio de aquel país.

Los ingresos que genera la artesanía ayudan a los productores rurales a salir de la pobreza, y es probable que sus beneficios vayan en aumento con el paso del tiempo, en palabras de Raimund Moser, Jefe de Proyecto del ITC. “Muchos de estos hogares rurales invierten sus ingresos adicionales en educación, lo que, a su vez, tendrá una repercusión muy positiva en el desarrollo social y económico,” afirmó.

El programa de formación del ITC ayuda a los tejedores a ampliar sus conocimientos sobre las fases del proceso de producción: hilado, devanado, urdimbre, teñido y tejeduría. El resultado son productos de mejor calidad, métodos de producción más eficientes y creación de diseños nuevos e innovadores en consonancia con las tendencias de la moda internacional y los requisitos de los compradores.

La joven Heng, por ejemplo, aprendió nuevas técnicas, como tejeduría en telares de lanzadera volante, tintes, diseño, cálculo de costos, fijación de precios y marketing, y puso en práctica sus nuevos conocimientos.

"Con el telar tradicional que utilizaba antes apenas podía tejer un metro de tela al día”, afirmó. “Ahora, en cambio, tras la mejora de la técnica y el equipo, y haber aprendido a utilizar el telar de lanzadera puedo tejer tres o cuatro metros diarios" Sreymom Heng, tejedora camboyana

Los nuevos conocimientos adquiridos sobre la preparación de la urdimbre le permiten trabajar con menos ayuda y producir más. “Cuando utilizaba la urdimbre de rodillo tradicional necesitaba la ayuda de cuatro personas solo para completar dos urdimbres diarias.” “Con la nueva técnica solo necesito la ayuda de una persona, y puedo completar hasta cinco urdimbres al día.”

Los grupos establecidos recientemente en las aldeas se especializan en diferentes fases del proceso de producción. El resultado es un flujo de trabajo más eficiente, productos de mayor calidad y un aumento de los pedidos, afirma Chomnab Ho, Director de Marketing de la asociación de tejedores Khmer Silk Villages. “Se ha producido una mejora de la cadena de producción en términos de calidad y cantidad, gracias a lo cual la asociación recibe más pedidos de compradores,” añade.

La asociación ha trabajado en estrecha colaboración con el ITC en la realización de la mayoría de las actividades de capacitación sobre el terreno para tejedores, y en la creación de una red de capacitadores locales. La presencia de estos representantes oficiales es una garantía para la continuidad de los resultados del proyecto, aun después de que este finalice. “La asociación local es capaz de prestar asistencia en cuestiones técnica cuando finalice el proyecto,” dijo el Sr. Ho.

Al mismo tiempo, la participación en el proyecto ha ayudado a la propia asociación, sobre todo en lo que respecta al refuerzo de la gestión empresarial, y le ha permitido conocer mejor las tendencias del mercado y los mercados internacionales. “La asociación tiene ahora más clientes nacionales e internacionales,” concluyó el Sr. Ho.

Partiendo de los logros alcanzados en proyectos anteriores, en septiembre de 2012 se lanzó un nuevo proyecto para el sector de la seda, con un presupuesto de $EE.UU. 1 millón. Forma parte de un programa mayor cuyo objetivo es diversificar la economía de exportación de Camboya y reducir su vulnerabilidad ante las perturbaciones del comercio exterior, provocada por la dependencia de un puñado de productos y mercados. El nuevo proyecto será implementado por el ITC y financiado por el Fondo Fiduciario del MIM, que ayuda los PMA a adoptar un papel más activo en el sistema mundial de comercio, ayudándoles a superar los obstáculos al comercio relativos a la oferta.